Especialidades

Aftas Bucales, llagas en boca, lengua y garganta

Etimológicamente, la palabra Afta proviene del griego y significa quemadura. Las AFTAS son úlceras o llagas pequeñas, superficiales, de color blanquecino-amarillento, recubiertas de fibrina, que se pueden formar, durante el transcurso de ciertas enfermedades (como la Estomatitis Aftosa Recurrente o la Enfermedad Celíaca) o de forma espontánea sin vinculación a desordenes de salud. Se encuentran llenas de líquido seroso y leucocitos polimorfonucleares.

Aparecen en la mucosa de la boca, los bordes de la lengua, labios, encías y el paladar blando, es decir, el paladar que se encuentra más al fondo de la boca. Puede darse su aparición en otras partes del tubo digestivo.

Cotizar tu próxima cobertura médica

Su tamaño varía desde unos pocos milímetros hasta mas de dos centímetros de diámetro. Frecuentemente producen un intenso dolor, ardor y molestias, llegando en ocasiones a generar subidas de temperatura (fiebre), dolor de cabeza, falta de apetito e irritabilidad intensa.

Cabe destacar que estos síntomas no se encuentran directamente relacionados con el tamaño del afta.

Tipos de Aftas

Existen 3 tipos de aftas:

  • Afta menor: son pequeñas llaguitas que pueden aparecer simultáneamente en varias regiones de la boca y miden aproximadamente 3 mm. Son muy dolorosas y se curan espontáneamente sin dejar cicatriz.
  • Afta mayor: son llagas más grandes, llegan a 1 cm, y suelen presentarse de a dos, no en mayor cantidad. Son muy profundas y persisten más tiempo. Estas dejan cicatriz, la zona, luego de la desaparición de  la llaga, queda mas clara en relación al resto de la mucosa.
  • Afta herpetiforme: son llagas irregulares y grandes, parecen tener muchos puntitos juntos que en realidad son muchas mini aftas.

Las aftas no son contagiosas, por ende no se transmiten con la saliva (besos, estornudos, gotas de saliva)

Tipos de aftas y llagas en la boca
Tipos de aftas y llagas en la boca

Causas de Aftas bucales

Las aftas son afecciones muy comunes. No se conoce la causa exacta de las mismas, pero algunos expertos dicen que pueden producirlas algunos problemas del sistema inmunológico o virus.

Existen una variedad de situaciones que hacen que sea propensa la aparición de estas dolorosas aftas, tales como el estrés y otros factores psicológicos, las alergias, la anemia, carencias vitamínicas y de minerales.

El factor hereditaria tiene una peculiar influencia en la aparición frecuente de estas dolorosas llagas (Si existen parientes directos que padecen de aftas, es muy probable que seamos propensos a tenerlas).

También es muy común que aparezcan después de una lesión bucal, tal como un mordisco en la lengua, un arreglo molar o un cepillado de dientes muy fuerte.

No debemos olvidar que los cambios hormonales fuertes, como la menstruación suelen desencadenar la aparición de estas úlceras de forma casi virulenta.

En caso de que las aftas aparezcan ligadas a la menstruación se pueden clasificar en:

  • Aftas catemeniales: aparecen antes de la menstruación.
  • Aftas post ovulatorias: aparecen luego de la ovulación.

Aunque aún no esté demostrado se piensa que las aftas se relacionan con el descenso de estrógenos.

En otros estudios se ha visto que son menos recurrentes en personas fumadoras, ya que la acción de fumar produce una mayor queratinización (depósito de una proteína llamada queratina) del epitelio, propio de la mucosa de la boca, por ende, cuando una persona deja de fumar suelen aparecer en mayor medida ataques de aftas al mismo tiempo que una subida de peso.

Otra posible causa pueden ser las afecciones a nivel gástrico como por ejemplo el reflujo gastroesofágico.

La ausencia o deficiencia de ácido fólico, vitaminas B1, B6 y B12 y de hierro, esta relacionada en menor medida con su aparición.

En el caso de poseer el virus del HIV las aftas son mas frecuentes y hay que procurar su control ya que si se presentan con otros síntomas como diarrea y pérdida de peso podría estar incursando en alguna enfermedad oportunista.

Una investigación reciente vincula las aftas con la hipersensibilidad hacia algunos alimentos entre los cuales encontramos a:

  • leche de vaca
  • nueces
  • mostaza
  • chocolate
  • maní
  • vinagre
  • queso
  • ananá
  • harina de trigo
  • centeno
  • cebada

Síntomas de Aftas bucales

El principal síntoma es la sensación de dolor en diferentes puntos de la boca. Frecuentemente se asocia el afta a la imagen del fuego, ya que la sensación del dolor es similar a una quemadura muy dolorosa.

Las llagas se caracterizan por la aparición de pequeñas protuberancias por lo general de color blanco o amarillo en el centro y de bordes bien rojos. Pueden aparecer en grupos aislados o muy juntos, en ciertas ocasiones se fusionan y forman ulceraciones grandes de formas irregulares.

De acuerdo a la intensidad del dolor producido por estas úlceras, también se puede experimentar fiebre e hinchazón en lo ganglios, seguido de un fuerte malestar general. Es normal que haya falta de apetito debido a que, frecuentemente, estas llagas, causan dolor al comer o beber.

La duración promedio de los síntomas es de 7 a10 días, pudiendo este tiempo variar, de acuerdo al tamaño de la úlcera.

Tratamientos de Aftas Bucales

Hay variada cantidad de tratamientos, de los cuales realmente ninguno es efectivo al 100%. Actualmente no existe un tratamiento curativo. Cada persona tendrá diferentes experiencias con diferentes posibles tratamientos.

Usualmente los tratamientos intentan que los síntomas sean lo más leves posibles, pero no atacan directamente el origen, por lo cual el tratamiento es sintomatológico.

  • Raras veces, y en casos de mucho dolor se utilizan corticosteroides. Para estos casos también se suele utilizar alguna solución analgésica como la xilocaína viscosa, sobre cada llaga.
  • En casos normales se recomienda enjuagar la boca con una mezcla de 80% agua y 20% agua oxigenada, para acelerar la cicatrización de las llagas.
  • Existe un estudio médico cubano en el cual se demuestra la gran utilidad del Tisuacryl en el tratamiento de las aftas bucales, y el cual sugiere el uso del mismo para combatir las aftas. Este producto es un adhesivo de sellado de tejidos vivos, de fácil aplicación, con el cual se consiguen alivio de dolor y cicatrización, con casi nulas complicaciones.
  • Si las llagas tienen un tiempo largo en la boca sin responder a los cuidados básicos, el médico puede llegar a recetar antisépticos para evitar infecciones en la zona y anestésicos locales.
  • Es necesario evitar todo tipo de comidas ácidas y picantes, como también comidas y bebidas muy calientes o muy frías, ya que pueden provocar mucha irritación o generar nuevas aftas.
  • El cepillado dental debe ser suave.
  • El estrés debe ser minimizado al máximo.
  • En personas HIV positivos y en otras donde las aftas no responden al tratamiento común, se indica Talidomida. Este medicamento es muy peligroso para mujeres en edad fértil por lo que hay que tener mucho cuidado a la hora de elegirla como opción, ya que es un poderoso teratógeno, es decir, provoca malformaciones al embrión, de la mujer embarazada.
  • Existen algunos aerosoles y geles de venta libre que intentan combatir las aftas ayudando la cicatrización de la llaga como Oralsone en Sudamérica y Urgo en Europa. Lamentablemente su efectividad no es realmente alta. Son básicamente antisépticos que actúan sobre los síntomas. Los usuarios de estos medicamentos suelen quejarse mucho debido a que no curan las aftas de forma inmediata.
  • Para un tratamiento natural, se utiliza la Bistorta
Aftas en el labio y en la boca, ¿porqué aparecen?
Aftas en el labio y en la boca, ¿porqué aparecen?

Remedios Caseros para las Aftas bucales

Si tenés estas dolorosas llagas en la boca y necesitas hacer algo para que se calme el dolor que te producen, podés probar con varios remedios caseros:

  • Buches con una mezcla de 50% de Benadryl y 50% de mylanta, cada 4 horas.
  • Hacer una pasta con una cucharada de bicarbonato de sodio y media cucharada de agua y colocar sobre la llaga,
  • Colocar gel de aloe vera sobre la llaga, producirá una agradable sensación de alivio.
  • Aplicar mostaza molida sobre la llaga generará un dolor intenso, pero acortará la estadía del afta en la boca.
  • Comer una manzana después de cada comida.
  • Frotar las aftas con una bolsita de té negro una o dos veces al día.
  • Frotar las aftas con cubito de hielo.
  • Colocar la pielcita de un ajo sobre el afta.
  • Enjuagar la boca con un te de caléndula como mínimo 3 veces al día.
  • Tomar una taza de te rojo por las mañanas.

Novedades: Otro estudio médico comprobó que la tinta de propoleo al 5% da excelentes resultados, en forma general, a las 48/72 horas los síntomas desaparecen por completo. En primera instancia se seca el afta con un hisopo y luego se aplica la solución sobre la misma con un aplicador esteril.
El propoleo tiene muchas virtudes, es antibacteriano, inmunoestimulante, cicatrizante y analgésico.

Complicaciones de Aftas bucales

Raras veces se presentan complicaciones a causa de las aftas.
Si se utilizan antibióticos sin prescripción medica o no se cumple con el tiempo estipulado para el tratamiento, puede surgir alguna infección por candida.
Si las ulceras perduran por más de dos semanas es altamente recomendable una visita médica para descartar enfermedades más graves.

Médicos que atienden las Aftas bucales

  • Estomatólogo
  • Dentista / odontólogo
  • Dermatólogo

 

No hay comentarios

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *