Tratamiento

Amoxicilina: conocé todo sobre este antibiótico

La amoxicilina es un antibiótico semi sintético derivado de la penicilina. Se trata de una amino penicilina. Actúa contra un amplio espectro de bacterias, Gram positivos como también Gram-negativos. Debido a esto se emplea a menudo como primer fármaco en infecciones de diferentes gravedades, tanto en medicina humana como también en algunos casos de veterinaria.

La utilización de la amoxicilina suele ser por vía oral o parenteral, aunque la forma parenteral (intramuscular o intravenosa) no está aprobada en todos los países porque se ha comprobado daño al sistema auditivo y renal, causando en algunos casos sordera.

Cotizar tu próxima cobertura médica

A niveles generales, la amoxicilina es un medicamento seguro siempre que sea recetado por un médico matriculado. Si aún así usted ha sufrido inconvenientes con el uso de este antibiótico, recomendamos consultar con la Superintendencia de Servicios de Salud. Muchas compañías de seguro de Argentina han lanzado seguros de salud, los que cubren casos como el antes mencionado.

La amoxicilina fue probada por primera vez en 1972. Desde entonces se comercializa por muchos laboratorios, entre otros GlaxoSmithKline, quien la vende con el nombre de Amoxil, Clamoxil o Augmentine. Hoy la patente ya no existe pero se puede encontrar la amoxicilina en el mercado también con otros nombres como Actimoxi, Amoxibiotic, Amoxicilina, Amoxidal, Pamoxicillin, Lamoxy, Polymox, Trimox, Tolodina y Zimox (Las denominaciones comerciales pueden variar según cada país en que sea comercializada).

Aunque posee amplio espectro, la amoxicilina no es estable frente a beta lactamasas, por lo que no debe usarse frente a infecciones por gérmenes productores de las mismas. Sin embargo, hay preparados comerciales con la adición de ácido clavulánico o sulbactam, que aumentan su estabilidad y amplían su espectro en estos casos.

La Amoxicilina es una antibiótico de amplio aspectro lo que significa que es un medicamento que ayuda las infecciones bacterianas principalmente en las vías respiratorias como amigdalitis, faringitis o faringeoamigdalitis.

También ayuda para otro tipo de infecciones un diversos órganos: se utiliza cuando hay presencia de infección bacterias, generalmente por un periodo de tratamiento de 7 días. Como todo medicamento, hay que tomarlo con precaución tal y como lo recete el medico. Si no se usa adecuadamente ni en las dosis necesarias puede producir efectos adversos nocivos para la salud. Todo antibiótico hay que utilizarlo como se indica y por el tiempo correcto .

Como todas las penicilinas, la amoxicilina puede provocar reacciones alérgicas severas o efectos secundarios como fiebre, náuseas, vómitos o diarrea.

El ácido Clavulánico: cómo se combina con la amoxicilina

Su nombre se deriva del microorganismo Streptomyces clavuligerus, que produce ácido clavulánico. El ácido clavulánico es biosintéticamente generado del aminoácido arginina y del monosacárido gliceraldehído 3-fosfato.

El ácido clavulánico es un inhibidor de beta lactamasas que se combina en preparaciones antibióticas comerciales, con alguna penicilina, para vencer algunos tipos de resistencias a los antibióticos.

Se usa para vencer la resistencia en bacterias que secretan beta-lactamasa, como varias cepas de Staphylococcus aureus y algunas bacterias gram negativas, que de otra forma inactivaría la mayoría de las penicilinas. En su forma más común, la sal de potasio clavulanato de potasio es combinada con amoxicilina o ticarcilina.

Este ácido fue descubierto alrededor de 1974/75 por científicos británicos trabajando para la compañía farmacéutica Beecham (actual Gsk). Después de varios intentos, Beecham finalmente solicitó una patente de protección de EE.UU. para el fármaco en 1981, y las patentes de EE.UU. 4.525.352, 4.529.720, y 4.560.552 fueron concedidas en 1985.

El ácido clavulánico se utiliza conjuntamente con la amoxicilina para tratar muchos tipos de infecciones causadas por bacterias, como la sinusitisneumoníainfecciones del oído, bronquitis, infecciones del tracto urinario, e infecciones de la piel.

Es común encontrar presentaciones comerciales de amoxicilina combinadas con esté compuesto ya que su efectividad aumenta notablemente ante ciertas afecciones.

Qué infecciones ataca la Amoxicilina

La amoxicilina básicamente se utiliza para tratar infecciones generales que son causadas poralgunos microorganismos que son susceptibles a la misma, en el caso de mujeres embarazadas, este medicamento no ha presentado reacciones adversas, aunque se aconseja no consumir salvo cuando sea sumamente necesario y bajo la supervisión de un médico. En la lactancia se recomienda no aplicarla debido a que este medicamento pasa a la leche materna.

Este medicamento es usado para tratar enfermedades como:

  • H. influenzae: Haemophilus influenzae, conocido en el pasado como bacilo de Pfeiffer o Bacillus influenzae, son cocobacilos Gram-negativo. Es generalmente aerobio pero puede crecer como anaerobio facultativo. La H. influenzae es responsable de un amplio rango de enfermedades como meningitis, epiglotitis, neumonía, sepsis y otras de menor gravedad. La vacuna Hib conjugada es efectiva en la prevención de la infección y varias vacunas se usan rutinariamente.
  •  E. coli: La Escherichia coli es una enterobacteria que se encuentra generalmente en los intestinos animales, y por ende en las aguas negras, pero se lo puede encontrar en multitud de ambientes, dado que es un organismo ubicuo. Esta demás bacterias son necesarias para el funcionamiento correcto del proceso digestivo, además de produce las vitaminas B y K. Es un bacilo que reacciona negativamente al gramnegativo, es anaerobio facultativo, móvil por flagelos que rodean su cuerpo, no forma esporas, además  puede fermentar la glucosa y la lactosa y su prueba de IMVIC es ++–.
  • N. gonorrhoeae: La Neisseria gonorrhoeae (gonococo) es un diplococo Gram negativo de tamaño que va de entre 0,6 y 1 µm de diámetro, siendo el tamaño promedio de 0,8 µm de diámetro, oxidasa positivo, que causa la gonococia, una enfermedad de transmisión sexual de los humanos. Se usa para medios no selectivos enriquecidos con factores de crecimiento o selectivos, logrado con una mezcla de antibióticos, como el medio de Thayer-Martin (con vancomicina, nistatina, colimicina y trimetoprim-sulfametoxazol).
  • Estreptococos: El género Streptococcus es un grupo de bacterias formado por cocos grampositivos pertenecientes al filo firmicutes y al grupo de las bacterias ácido lácticas. Estas bacterias crecen en cadenas o también en pares, donde cada división celular ocurre a lo largo de un eje.  Existen distintos tipos de Streptococcus y son los siguientes:
    • Estreptococos del grupo A: Streptococcus pyogenes producen amigdalitis e impétigo.
    • Estreptococos del grupo B: Streptococcus agalactiae producen meningitis en neonatos y trastornos del embarazo en la mujer.
    • Neumococo: Streptococcus pneumoniae es la principal causa de neumonía adquirida en la comunidad.
    • Streptococcus viridans es una causa importante de endocarditis y de abscesos dentales. Streptococcus mutans causa importante de caries dental. Pertenece al grupo de estreptococos viridans.

Además de las infecciones descriptas anteriormente, la amoxicilina combate otras bacterias y/o virus como: Proteus mirabilis, Salmonella, Shigella. Siempre se  recomienda comunicarle a su médico cualquier sensibilidad o alergia a las penicilinas.

Si este medicamento se usa durante mucho tiempo pueden presentarse infecciones por hongos o bacterias resistentes, así como formar resistencia al antibiótico.

Este medicamento no tiene función alguna ni ayuda para tratar gripe ni resfrío y es recomendable que no se mezcle con otros químicos, al menos que su médico particular lo dictamine y que no consuma alcohol o enervantes de cualquier tipo.

Amoxicilina en casos de Zika y Dengue

Tras un descubrimiento del New England Journal of Medicine, basado en una compleja investigación en pacientes del virus del Zika, se ha confirmado que éste, así como el dengue, son capaces de producir infecciones en el cuerpo humano que pueden ser combatidas con amoxicilina.

El dengue es un virus que tristemente se estableció en Latinoamérica en los últimos años. Desde 2015, también escuchamos constantes noticias sobre el avance del Zika. Cada día se revelan más enfermos, que en el caso del segundo virus, ataca fuertemente a embarazadas y sus bebés.

Recientemente, médicos franceses descubrieron varios casos de personas adultas con consecuencias severas de estos virus, principalmente, infecciones. Particularmente, el caso que más llamó la atención fue el de un hombre de 81 años en el que, luego de ser internado en terapia intensiva e investigado pacientemente, se encontró material genético del zika.

El paciente sufría una peligrosa inflamación del cerebro y las meninges, que originaban fiebre y estado comatoso, hemiplejia en el lado izquierdo, parálisis en el brazo, entre otros síntomas.

Tras el hallazgo, el paciente fue tratado con antibióticos como la amoxicilina, para atacar la infección en su cerebro. Pasados los 5 días, los análisis no revelaron otras infecciones en su cuerpo. Pasados los 38 días, el hombre había recuperado su estado de salud.

Cabe destacar con importancia que la amoxicilina no está indicada de ninguna manera para casos de zika y dengue. Tan solo, con este y otros casos similares, mostró utilidad en infecciones e inflamaciones como meningoencefalitis.

Como siempre decimos, nuestro material es meramente informativo y antes de consumir cualquier tipo de antibiótico y medicamento, incluyendo la amoxicilina, debe consultar a su médico. De igual forma en caso de presentar síntomas de dengue o zika.

Tratamiento efectivo contra la mastitis con amoxicilina

La mastitis es uno de los principales motivos por el que las madres deciden abandonas la lactancia de sus bebés antes de lo planificado. Es que el dolor que produce esta enfermedad puede llegar a ser muy fuerte y los tratamientos para calmarlos, poco eficientes. Conocé cómo la amoxicilina ayuda ante casos de mastitis.

El término médico mastitis hace referencia a la inflamación de la glándula mamariaen los mamiferos, incluyendo los seres humanos. Su principal causa es la obstrucción de los conductos de la leche. En un 90% de los casos, hablamos de mastitis puerperal (casos en madres lactantes).

Durante años, no hubo tratamientos eficaces contra los dolores generados por la mastitis. Según muchos especialistas, este enfermedad fue ignorada o poco valorada por la medicina durante mucho tiempo. Hasta hace no tanto, el diagnostico se realizaba únicamente en forma visual y se desconocían los tipos de grado de mastitis.

Según últimos estudios microbiológicos, la amoxicilina sigue siendo el medicamento más efectivo para combatir casos de mastitis. Si bien afirman que más del 50% de las bacterias que la generan se pueden haber vuelto resistentes a este antibiótico, especialistas afirman que no hay mejor opción a la hora del tratamiento.

El tratamiento más común para mastitis aguda (enrojecimiento en el pecho y algunos síntomas similares a los de una gripe, la mastitis más complicada de tratar) es una mezcla de analgésicos (ibuprofeno para el dolor y paracetamol para la fiembre) al mismo tiempo que un antibiótico como la amoxicilina para eliminar la bacteria que genera la infección interna.

Especialistas en biología y medicina ven necesario continuar con los avances médicos respecto a esta enfermedad, que en los últimos años ha ganado atención de los profesionales de la salud.

Es que, por muchos años, se han confundido los síntomas de la mastitis con los del cáncer de mama. Había que descartar uno para diagnosticar el otro, con las implicancias que esto conlleva. Además, se han vuelto tan comunes los casos de mastitis en madres recientes como casos de infecciones urinarias, consideradas las más comunes dentro de las infecciones.

Especialistas en salud maternal están de acuerdo en lo importante de poder entregar una solución a las madres que sufren de esta enfermedad. No solo por las dolencias, sino también porque muchas de ellas no vuelven a amamantar a sus hijos luego de haber superado la mastitis. Es que el dolor, parece, deja secuelas difíciles de superar.

Modos de uso y Dosis de Amoxicilina

Amoxicilina en presentación jarabe y comprimidos
Amoxicilina en presentación jarabe y comprimidos

La amoxicilina está disponible a la venta en forma de cápsulas, tabletas,tabletas masticables, suspensión oral líquida y gotas pediátricas para tomar por vía oral. Se toma generalmente cada 12 horas (dos veces al día) o cada 8 horas (tres veces al día) con o sin alimentos. Se le recomienda para que no olvide de tomar el medicamento, tomarlo a la misma hora todos los días.

Siga cuidadosamente las instrucciones en la etiqueta del medicamento y consulte a su doctor o farmacéutico cualquier cosa que no entienda. Use la amoxicilina exactamente como se indica. No use más ni menos que la dosis indicada ni tampoco más seguido que lo prescrito por su doctor.

En caso del consumo líquido de amoxicilina debe agitar bien la solución y también las gotas para niños antes de cada uso para mezclar el contenido de manera homogénea. En la mediación para los niños use el gotero para medir las dosis de gotas. Ambas soluciones pueden colocarse en la lengua del niño o agregarse a la leche materna, leche, jugo de frutas, agua, Ginger Ale o cualquier otro líquido frío y debe ser tomado de inmediato.

Las tabletas masticables deben triturarse o masticarse a fondo antes de ser ingeridas. Las tabletas y las cápsulas deben ser ingeridas enteras y con un vaso grande de agua.

Tiene que tomar amoxicilina hasta que termine la prescripción y aunque se sienta mejor debido a que si se suspende el medicamento antes de finalizar con la prescripción puede provocar que las bacterias se tornen resistentes a los antibióticos. Por supuesto, en ningún caso hay que continuar con la ingesta de amoxicilina por mucho tiempo, ya que podría provocar anemia, cansancio crónico y hasta descompensaciones.

Dosis adecuada de amoxicilina

Por supuesto, esta información es referencial y la dosis correcta de amoxicilina según cada caso la determinará el médico que la indique.

  • Niños: infecciones moderadas: 40 mg/kg/día cada 8 hs.
  • infecciones severas: 75-100 mg/kg/día cada 8-12 hs.
  • tratamiento de otitis por S pneumoniae: 80-90 mg/kg/día cada 12 hs.
  • profilaxis esplenectomía: < 5 años: 25 mg/kg/día cada 24 hs.
  • profilaxis endocarditis: niños: 50 mg/kg, 1 hora antes del procedimiento.
  • Adultos: 250-500 mg cada 8 hs, dosis máxima: 3 g/día; profilaxis endocarditis: 2 g, 1 hora antes del procedimieno. Presentación Dúo administrar cada 12 hs.

Dosis de Amoxicilina + Ácido Clavulánico

  • Niños: 20 – 40 mg/kg/día de amoxicilina cada 8hs. Otitis media en pacientes de alto riesgo, otitis recurrente o persistente aguda por S. Pneumoniae, H. Influenzae, M . Catarrahalis: 80-90 mg/kg/día de amoxicilina, infecciones severas hasta 3 g de amoxicilina/día.
  • Adultos: 250 mg de amoxicilina cada 8 hs Infecciones más severas y del tracto respiratorio: 500 mg cada 8 hs.

Precauciones, Reacciones adversas y contra indicaciones de la Amoxicilina

La amoxicilina es uno de los antibióticos más comunes hoy en día. Su consumo habitual es considerado alarmante, sobre todo en casos de auto medicación. Ni hay que aclarar que este, así como cualquir otro medicamento, debe ser recetado por un médico matriculado luego de un correcto diagnóstico sobre el paciente.

Así mismo, el consumo de amoxicilina puede traer reacciones adversas en algunos casos, lo cual no habla de un mal diagnóstico sino de cómo el antibiótico reacciona a cada sistema. También hay que considerar sus contra indicaciones, menores, pero importantes, así como ciertas precauciones que hay que tener con la Amoxicilina y con cualquier medicina. Repasemos los puntos más importantes!

Precauciones: Antes de consumir amoxicilina usted debe consultar a su médico y farmacéutico sobre los siguientes aspectos:

  • ¿Es usted alérgico a la amoxicilina, penicilina, cefalosporinas o a otros medicamentos similares?
  • Qué medicamentos con y sin prescripción está tomando, así como vitaminas, suplementos nutricionales y productos fabricados a base de hierbas. Asegúrese de mencionar los siguientes: cloranfenicol (Chlormycetin), otros antibióticos y probenecida (Benemid). Su doctor podría cambiar la dosis de su medicamento o vigilarle cuidadosamente para evitar el desarrollo de y complicaciones relacionadas con efectos adversos.
  • Si tiene o alguna vez ha tenido enfermedades al riñón, alergias, asma, fiebre del heno, urticarias o fenilcetonuria.
  • Si está embarazada, tiene planes de quedar embarazada o si está amamantando. Si queda embarazada mientras toma este medicamento, llame a su doctor de inmediato.
  • Pacientes con leucemia linfática que son más susceptibles a los rash.
  • Pacientes con sida, otras infecciones virales y especialmente en los pacientes con mononucleosis.

Reacciones adversas de la Amoxicilina

Las reacciones adversas más frecuentes son los asociados a reacciones de hipersensibilidad y pueden ir desde rash sin importancia a serias reacciones anafilácticas. Se ha descrito eritema multiforme, dermatitis exfoliativa, rash maculopapular con eritema, necrolisis epidérmica tóxica, síndrome de Stevens-Johnson, vasculitis y urticaria.

En alguna rara vez se observado, luego del consumo de amoxicilina, nefritis intersticial con necrosis tubular renal y síndrome nefrótico. Los efectos secundarios más comunes de la amoxicilina, asociados al tracto digestivo son similares a los que producen otros antibióticos y se deben a la reducción de la flora: naúseas y/o vómitos, anorexia, díarrea, gastritis, y dolor abdominal. En algún caso puede producirse colitis pseudomembranosa durante el tratamiento o después, si bien este efecto suele ser bastante raro.

Tal vez pueden producirse superinfecciones durante un tratamiento con amoxicilina, en particular si es de larga duración. Se han comunicado candidiasis orales y vaginales.

Los efectos secundarios sobre el sistema nervioso central incluyen cefaleas, agitación, insomnio, y confusión, aunque no son muy frecuentes. Se han registrado casos de convulsiones en pacientes con insuficiencia renal a los que se administraron penicilinas en grandes dosis  y por lo tanto las dosis de amoxicilina deben reajustarse convenientemente en estos pacientes.

Los efectos hematológicos son poco frecuentes y suelen ir asociados a reacciones de hipersensibilidad como: eosinofilia y hemolisis anemia (incluyendo anemia hemolítica) trombocitopenia, púrpura trombocitopénica, neutropenia, agranulocitosis, y leucopenia. Estas reacciones adversas se pueden revertir al discontinuar el tratamiento.

Contraindicaciones de la Amoxicilina

La amoxicilina está contraindicada en pacientes con alergias conocidas a las penicilinas, a las cefalosporinas o al imipenem. La incidencia de hipersensibilidad cruzada va del 3% al 5%. Las personas que sufren alergias, asma o fiebre del heno son más susceptibles a reacciones alérgicas a las penicilinas. Además este tipo de antibiótico está contraindicado en pacientes con hipertensión.

En los pacientes con insuficiencia renal (CrCl < 30 ml/min) se deben ajustar las dosis de amoxicilina.

La amoxicilina está clasificada en la categoría B de riesgo para el embarazo. Los datos en animales indican que el fármaco no es teratogénico y, en general, las penicilinas son consideradas como fármacos seguros durante el embarazo.

Qué hacer ante un caso de intoxicación

Lo primero que una persona debe hacer en caso de identificar haber sido sobre expuesta a la amoxicilina es acudir de inmediato a un médico quién es el único profesional capacitado para identificar y diagnosticar el caso. Puede tratarse o no de una intoxicación con amoxicilina.

En algunos casos, aunque no en Argentina sino en Europa donde la legislación es más protectora hacia el usuario, laboratorios han sido multados por no indicar correctamente los riesgos de la amoxicilina.

Amoxicilina en el Embarazo

La Amoxicilina es uno de los antibióticos que más consumen las mujeres embarazadas. Esto se debe a que es una buena opción para tratar infecciones del tracto respiratorio, genitourinario como así también infecciones ginecológicas principalmente.

Amoxicilina durante el embarazo y contra la mastitis
Amoxicilina durante el embarazo y contra la mastitis

Sin embargo debido al uso excesivo de la Amoxicilina las bacterias se vuelven más resistentes a este medicamento y por este motivo se han añadido otros medicamentos a la Amoxicilina como el ácido clavulánico para aumentar su eficacia en el tratamiento de infecciones.

La Amoxicilina está clasificada como un medicamento seguro en el embarazo (categoría B), lo que significa que no hay estudios que puedan determinar o demostrar que se producen defectos de mal formación en el feto o en ser responsable de causar efectos secundarios graves en la evolución del embarazo temprana o tardíamente.

La Amoxicilina atraviesa la placenta pero es completamente inofensiva para el bebé por lo cual se puede tomar durante el sin problemas en el embarazo debido a que es el antibiótico menos agresivo que hay.

Generalmente las mujeres embarazadas sufren de infecciones urinarias bajas y altas durante el primer trimestre de su embarazo entonces se les suministra Amoxicilina para erradicar dicha infección. En el caso de este antibiótico, deja en el organismo un poco de toxicidad pero todo esto se metaboliza en el hígado, luego pasa a la sangre y se filtra entonces por los riñones y es por esto que se estudia qué efectos puede acarrear.

La dosis de Amoxicilina en el embarazo es de 500 mg cada 8 o 12 horas por un período de tiempo de unos 7 a 10 días y en algunos casos hasta 14 o 21 días.

Como la Amoxicilina es un antibiótico muy usado no hay que abusar del mismo y nunca tomarlo sin indicación médica y en dosis que pueden no ser las ideales para tratar una infección del cuerpo humano.

Por más que sea un medicamento de bajo riesgo en el embarazo se haga un uso inapropiado de su toma y por práctico o sencillo que pueda ser adquirir la Amoxicilina en cualquier farmacia sin receta médica, siempre será lo más importante ser evaluada por su médico tratante para saber si es necesaria la toma de Amoxicilina.

Antibióticos similares a la Amoxicilina

En esta oportunidad les vengo a comentar una serie de farmacos cuyos efectos son similares al de la Amoxicilina. Cada uno tiene sus propias características que recomiendo leer en detalle. Y recuerden que esta información es solo con fines orientativos. Cualquiera de estos antibióticos, así como cualquier medicamento, debe ser recetado por su médico.

Ceftriaxona

Es un antibiótico bactericida, de acción prolongada para uso parenteral, la misma posee un amplio espectro de actividad contra organismos grampositivos y gramnegativos como: S. pneumoniae (neumonía), S. betahaemolyticus, E. coli, P. mirabilis, K. pneumoniae, Enterobacter, entre otras.

La Ceftriaxona no está indicada en pacientes con hipersensibilidad conocida a las cefalosporinas; en pacientes sensibles a la penicilina se deberá considerar la posibilidad de reacciones alérgicas cruzadas. En el caso de las embarazadas no hay documentación en referencia a su seguridad, por lo que se sugiere utilizarla únicamente en casos necesarios y, por supuesto, nunca durante el primer trimestre.

Cefixima

La cefixima es un antibiótico de la clase cefalosporina y se utiliza para tratar las infecciones causadas por las bacterias creadoras de enfermedades como la neumonía; bronquitis; gonorrea; y las infecciones al oído, pulmón, garganta y a las vías urinarias, entre otros. Los antibióticos no tienen ningún efecto sobre los resfríos, la gripe y otras infecciones virales.

La cefixima viene apta para consumo en forma de tabletas y solución líquida para tomar por vía oral. Se toma generalmente 1 vez al día o cada 12 horas (dos veces al día) durante 5 a 14 días. La gonorrea puede ser tratada en 1 a 10 días. La cefixima puede provocar malestar estomacal, por lo que se recomienda tomarla con alimentos o leche.

Ciprofloxacina

Es un antibiótico del grupo de las fluoroquinolonas con efectos bactericidas. Además la ciprofloxacina también se usa para tratar o prevenir el ántrax. Su modo de acción consiste en paralizar la replicación bacterial del ADN al unirse con una enzima llamada ADN girasa, que queda bloqueada. Dicha función es deshacer el super enrollamiento de la doble cadena de ADN, y así permitien que otras enzimas puedan proceder a la replicación propiamente dicha.

La bacteria queda incapacitada para dividirse y finalmente muere sin proliferar. La presentación de la ciprofloxacina es en tabletas normales y también en vía líquida y en tabletas de liberación prolongada para administrarse por vía oral. En general, las tabletas normales y la suspensión se toman dos veces al día, en la mañana y en la noche, con o sin alimentos.

La ciprofloxacina no debe consumida en personas que posean hipersensibilidad a las quinolonas. Este medicamento está prohibido para consumo en en las mujeres embarazadas, salvo indicaciones de su médico debido a que cruza la barrera placentaria y se excreta en la leche materna.

Ofloxacina

Este medicamento se utiliza para tratar algunas infecciones, incluyendo bronquitis, neumonía, infecciones de la piel, vejiga, tracto urinario, órganos reproductivos y próstata. La ofloxacina pertenece a una clase de antibióticos llamados fluoroquinolonas. Funciona matando las bacterias que causan infecciones. Los antibióticos no funcionarán para los resfriados, gripe u otras infecciones virales. La ofloxacina viene envasada como tabletas para tomar por la vía oral.

Comúnmente se toma con o sin alimentos dos veces al día por 3 hacia aproximadamente 6 semanas (depende indicación de su médico). La duración del tratamiento depende del tipo de infección que se trata. No deje de tomar ofloxacina excepto sufra algún efecto adverso y/o secundarios.

No hay comentarios

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *