Cirugías Estéticas

Aumento mamario

La cirugía estética de aumento mamario – o mamoplastía de aumento – es uno de los procedimientos de esta índole más populares en el mundo, siendo tan buscado como la liposucción. Vamos a ver en qué este tipo de mamoplastía.

¿Qué es el aumento mamario?

Como su nombre lo indica, la mamoplastía de aumento es un procedimiento quirúrgico contemplado dentro de las cirugías estéticas. El mismo, se lleva a cabo para cumplir con los objetivos de las pacientes de aumentar el tamaño y mejorar la forma de los senos. Generalmente, este tipo de procedimiento tiende a ser utilizado en pacientes que tras embarazos o por diversos motivos han perdido la forma de sus senos y desean levantarlos o, también, para quienes consideran que sus pechos son demasiados pequeños y buscan aumentar el volumen de su escote.

Los procedimientos de este tipo se llevan a cabo a partir de la colocación de implantes, que tienden a estar compuestos de silicona o de agua salina estéril.

Lee también: Las cirugías estéticas más frecuentes.

¿Cómo se lleva a cabo?

Sea en un hospital o en una clínica, toda cirugía estética de aumento de mamas se lleva a cabo en un quirófano. Sin embargo, antes de comenzar con la operación, las pacientes tienden a pasar por una exhaustiva entrevista con los profesionales a cargo, de modo de dar a conocer sus condiciones de salud y, además, sus objetivos. Los factores que los especialistas tendrán en cuenta antes de programar esta operación, son: el estado general de salud de la paciente, el tamaño de los senos, su forma, la firmeza de la piel y, además, cuáles son sus deseos y expectativas.

Generalmente, la cirugía de aumento de mamas se realiza aplicando anestesia general. La operación tiende a durar de una a dos horas, en las que la paciente permanecerá completamente dormida.

Al momento de dar inicio a la intervención quirúrgica, el aumento de las mamas se efectúa mediante una incisión. La parte del pecho en la que ésta se realice dependerá de la anatomía de la paciente en cuestión y de las preferencias del cirujano a cargo. Esta incisión puede realizarse a la altura de la axila, en el surco debajo del seno o, también, alrededor de la areola (sitio en el que la cicatriz será menos visible).

Una vez que se ha hecho la incisión, el profesional procede a levantar el tejido mamario, dando lugar a una suerte de bolsillo, para colocar la prótesis. Una vez efectuado esto y dependiendo de cada caso en particular, pueden colocarse drenajes durante 24 horas y una venda. Una vez que han pasado las primeras 24 horas, ya se puede utilizar un sostén o corpiño deportivo y hacer vida completamente normal.

Cirugía de aumento mamario
Cirugía de aumento mamario

Los tipos de implantes

Podemos mencionar ahora dos tipos de implantes mamarios, que varían según su forma y la forma que brindarán al seno. Por un lado, encontramos los implantes redondos y, por otro, los anatómicos. La elección del implante debe tomarse entrando en consenso entre la paciente y el especialista, en relación tanto a las condiciones físicas de la misma como a sus objetivos.

Mientras que los implantes redondos son, como su nombre lo indica, de forma esférica, los anatómicos presentan una forma similar a la de una gota. La distribución del volumen en cada uno de los casos es diferente, simulando los últimos mucho mejor la forma natural de una mama.

Son la fisionomía de la paciente y sus objetivos los que determinarán cuál es su implante adecuado. Las prótesis anatómicas son las que tienden a presentar una transición más suave, ya que el aumento en el seno se va produciendo progresivamente a medida que éstas bajan.

Hay una serie de factores que todo cirujano estético que realice aumentos mamarios tendrá en cuenta al momento de determinar un tipo de prótesis. Algunos de estos son:

– El peso: en las pacientes que tienden a tener algo de sobrepeso, no se presentan diferencias estéticas significativas entre ambos implantes; por el contrario, en las pacientes que son muy delgadas, la forma de los implantes se nota mucho más desde el comienzo.

– El objetivo: hay pacientes que buscan una imagen más natural tras practicarse una cirugía de aumento mamario. Para ellas, lo recomendable es acudir a una prótesis anatómica con forma de gota, que es la que mejor simula a una mama natural.

Preguntas frecuentes

Como mencionábamos con anterioridad, la cirugía estética para aumento mamario se ha convertido en una de las más populares y solicitadas alrededor del mundo. Por esta razón, no hay motivos para dudar de que existan muchos mitos y preguntas respecto a este tipo de procedimiento. A continuación intentaremos responder a las preguntas que muchas mujeres se hacen diariamente respecto a esta cirugía.

¿Las prótesis sirven para la caída mamaria?

Esto en general depende. Hay mujeres que tienen un nivel de caída relativamente pequeño, por lo que una prótesis puede mejorar la situación considerablemente. En cambio, hay casos en los que la caída es mucho mayor y puede ser necesario un procedimiento de levantamiento de los tejidos al mismo tiempo que la prótesis.

Al mismo tiempo, hay casos de mujeres que tienen mamas grandes naturalmente y padecen de caída en sus senos. Esto demuestra que no siempre la caída está relacionada al tamaño. En estos casos, puede ser necesaria una reducción mamaria al tiempo que un reacomodamiento de los tejidos.

¿Tienen las prótesis fecha de vencimiento?

En realidad no. Sin embargo, como cualquier parte de nuestro organismo, éstas van sufriendo un desgaste con el paso del tiempo. Es por eso que, si bien no es cierto que tienen una fecha límite, algunos cirujanos recomiendan cambiar las prótesis cada un tiempo de 10 a 15 años aproximadamente.

¿Trae problemas para quedar embarazada o para amamantar?

No, esto es un mito. No se ha logrado demostrar hasta ahora que la colocación de implantes mamarios pudiera representar una imposibilidad para quedar embarazada o para amamantar. De hecho, no se ha podido comprobar tampoco que representen riesgo alguno para la madre o para el bebé. Lo que sí habría que tener en cuenta es que algunos especialistas recomiendan esperar al menos 8 meses luego de la cirugía para pensar en un embarazo, para así favorecer que la cicatrización de las heridas de la cirugía llegue a su fin correctamente.

Hay casos en los que las mujeres no presentan en realidad mucho problema respecto al tamaño y la forma de sus pechos, sino que acudir a una cirugía de esta índole es una suerte de acabado de perfección. Para estos, sí quizá se recomienda esperar a tener hijos y amamantar, debido a que los senos tienden a crecer con el embarazo y, al regresar a su tamaño natural, padecen de una cierta caída o flacidez. Entonces, la cirugía les devolverá la elasticidad, el tamaño y la forma que la paciente desee.

Consulta previo a la cirugía
Consulta previo a la cirugía

¿Qué pasa si las prótesis se me rompen?

Si bien es cierto que existe un índice de riesgo de que esto ocurra, no es frecuente y el porcentaje de probabilidades es muy cercano a 0%. Algo que debemos tener en mente es que, si ocurriese una ruptura, esto no es algo de lo que debamos alarmarnos. La innovación en la creación de nuevos tipos de prótesis han logrado que, en caso de verdaderamente romperse una, esto ya no signifique una urgencia que no pueda resolverse, sino que la mujer deberá acudir a un especialista para evaluar de qué manera solucionar el problema.

¿Es verdad que las prótesis mamarias pueden originar cáncer?

No, para nada. No se ha demostrado ningún tipo de relación entre el desarrollo del cáncer y la colocación de prótesis mamarias. Al mismo tiempo, no se ha podido demostrar relación alguna entre la colocación de implantes de esta índole y algún tipo de enfermedad autoinmune.

¿Dónde es mejor colocar el implante, por delante o por detrás?

Esta decisión debe ser tomada en consenso entre la paciente y el cirujano especialista. Generalmente la misma dependerá del estado de la paciente y sus objetivos y tiende a ser una decisión más de índole estética y de objetivos.

También te puede interesar: Aumento de glúteos

No hay comentarios

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *