DermatologíaInterés General

Canas: Por qué Aparecen y Cómo Combatirlas

“Uy, me aparecieron canas. ¿Y ahora?, ¿Qué puedo hacer?” Antes que nada… ¿Qué son las Canas? ¿De dónde y por qué surgen?

Las canas o Canicie es aquella afección donde los cabellos que cambiaron de su color original, pasando a una coloración blanca o gris por una pérdida de pigmentación. Esta decoloración del cabello se debe principalmente a una disminución de la melanina, que es la que determina el color del pelo, entre otras cosas. Investigaciones realizadas en los últimos años, plantean que la aparición de las canas se debe a la ausencia de una enzima (MSR) que se encarga de reducir el peróxido de hidrógeno (conocido como agua oxigenada). Al faltar ésta el peróxido entorpece las funciones de otras enzimas, de modo que deja de producirse la melanina.

Cotizar tu próxima cobertura médica

¿Qué tipos de Canas existen?

Pueden distinguirse según el momento o la forma en que aparecen las canas. Podemos distinguir cuatro tipos de canicie:

  • Canicie fisiológica o de senescencia: es la que se produce por el envejecimiento natural de una persona. La primera zona en verse afectada es la de las sienes, siendo seguida por la parte posterior de la cabeza (hasta alcanzarla por completo).
  • Canicie prematura: aparece antes de cumplir los 20 años. Pueden darse por diversos factores. En casos raros puede surgir desde la infancia.
  • Poliosis: es aquella donde las canas aparecen de carácter localizado, es decir afecta a mechones de pelos en concreto, a las cejas o pestañas. Este tipo de canicie surgen normalmente debido a un proceso hereditario. Puede ser considerada como un tipo específico de canicie prematura.
  • Canicie anular: es aquella donde su característica es su discontinuidad, ya que los cabellos blancos aparecen sueltos y repartidos por la cabeza generalmente, aunque también puede presentarse en grupos o mechones.

Está íntimamente vinculado a la producción disminuida de melanina. Pero dicha disminución responde a diversos factores como pueden ser:

  • El paso del tiempo o envejecimiento natural. Envejecer es parte del proceso evolutivo del crecimiento del hombre y el tener canas tarde o temprano es parte de nuestra genética, de forma que a medida que vayamos entrando en años iremos presentando cambios capilares. Es importante señalar que existen algunos indicios donde se observan diferencias en cuanto al momento de aparición de las canas en función del grupo étnico al que se pertenezca: los caucásicos son los primeros en verse afectados por la aparición de estas, en torno a los 30 años, siguen los asiáticos que comienzan a tener canas a los 40, y por último gran parte de los negros conservan su color hasta pasada la cuarentena. También, existen indicios estadísticos que indican que las mujeres son más propensas que los hombres a tener cantas.
  • La herencia. Es el factor más importante en la aparición de las canas. Los genes marcan los cambios físicos que ha de experimentar nuestro cuerpo. De manera que lo más probable es que sigamos un recorrido similar al de nuestros padres, respecto de la canicie. La herencia de las canas se manifiesta especialmente en la poliosis.
  • El estrés. Puede propiciar un aumento de canas. Ya sea que esté provocado por tensiones, preocupaciones, así como por situaciones sentimentales; pueden vincularse problemas hormonales que desemboquen en una canicie prematura.
  • Enfermedades. Pueden aparecer canas debido a algunas enfermedades. Por ejemplo, hipotiroidismo o la anemia perniciosa, relacionadas con la deficiencia de vitamina B12, el vitíligo, el síndrome de Waardenburg. También pueden surgir canas como efectos colaterales de otros problemas médicos y/o por las contra indicaciones de  medicamentos, aunque en estos últimos supuestos no deberían de tener carácter permanente.
  • Qué comemos. Una alimentación desequilibrada en la que falten ciertos nutrientes y vitaminas es otra de las causas por las que pueden salir canas. Puede pasar ante la ausencia de nutrientes tales como el hierro, sílice, cinc o cobre, así como por carencia de las vitaminas B1 y B2 (tiamina y riboflabina).

¿Cómo evitar y/o retrasar Aparición de Canas?

Si bien no podemos ir contra las leyes de la naturaleza, ni de nuestra genética, si podemos tratar de ralentizar  la aparición de las canas mediante algunas sencillas pautas que pueden suponer una mejora a nuestro actual ritmo de vida

  • Bajá un cambio.  Te  ayudará a conservar tu  juventud. Hacer deporte moderado es, en general, una buena forma de relajarnos, pero destacan en este aspecto disciplinas tales  donde su práctica continuada proporciona una óptima relajación y además nos ayuda a encontrar la armonía física, espiritual y mental. El mejor ejemplo es el yoga.
  • Come lo mejor posible. Una alimentación sana es una de las mejores formas de prevenir la aparición de las canas. Alejáte de las frituras, azúcares, condimentos y componentes artificiales, pero además tratá de  consumir productos que tengan los nutrientes y vitaminas cuya ausencia puede provocar canicie.
  • Cuidá tu pelo.  Las canas y el debilitamiento del cabello, por desgracia, suelen ir de la mano. Por eso una forma de retrasar la aparición de las canas es asegurando la fortaleza de éste.

 

No hay comentarios

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *