Especialidades

Control de la legionelosis

La Legionelosis es una enfermedad del tipo infecciosa transmitida por un microorganismo Legionella más precisamente por Legionella Pneumophila, un organismo que crece en acuíferos y depósitos de agua a temperaturas entre 25ºC – 45ºC teniendo una temperatura optima de 35ºC. Es una enfermedad muy peligrosa que puede causar la muerte por neumonía. También puede depositarse en los pulmones, riñones y otros órganos adyacentes provocando graves daños al organismo.

Causas de la Legionelosis

Generalmente la Legionelosis viene asociada a contagios del mismo ambiente en donde vivimos, más precisamente desde el aire, como ya lo dijimos alguna vez, el sistema respiratorio es una entrada de microorganismos/químicos desde el exterior a nuestros órganos y la Legionelosis no es la excepción, esto normalmente esta compensado por las defensas de nuestro cuerpo que nos protegen constantemente, pero cuando las defensas están bajas o la persona esta madurando sus defensas (Ej.: Bebes) pueden ingresar microorganismos perjudiciales para la salud y romper el balance produciendo enfermedades.

Como habíamos dicho el contagio es por el aire ¿pero de cualquier lugar donde respiramos? No, La bacteria de la Legionelosis viene asociada a depósitos de agua o humedales en donde están a su temperatura de crecimiento, no obstante esto se da más que nada en lugares en donde se depositan aguas de las instalaciones de aires acondicionados (No cualquiera, sino de sistemas de refrigeración amplios, no los domésticos), ciertos sistemas de conducción de agua y tanques de agua caliente, torres de refrigeración y en los remolinos de agua de los balnearios.

La persona solo puede adquirir contagio de Legionelosis a través de la inhalación de estas gotas de agua, es lo que se llama aerosol en microbiología, la diseminación de microorganismos al aire que pueden ser inhalados por las personas presentes.

También te puede interesar: Neumonia y antibióticos

Síntomas de la Legionelosis

Los síntomas de Legionelosis son muy parecidos a cualquier enfermedad respiratoria, es una enfermedad que tiene un difícil diagnóstico. Entre sus síntomas se describe que puede presentar dos formas:

  • La Enfermedad del Legionario: Es la forma más severa de la infección, causando neumonía, fiebres muy altas e infecciones graves a otros órganos.
  • Fiebre de Pointac: Una enfermedad leve con síntomas muy parecidos a la gripe común, es una enfermedad en la cual no se corren mayores peligros.

Cabe destacar que los síntomas principales comienzan con episodios de gripe, falta de apetito, cansancio, dolores de cuerpo y de cabeza, fiebre, tos, escalofríos y fiebre alta repentina. Las personas que sufren Fiebre de Pontiac se recuperan en el plazo de 2-5 días sin tratamiento. Muchos con la Enfermedad de los Legionarios padecerán pulmonía, dolores musculares, diarrea, insuficiencia renal, es difícil diagnosticar esta enfermedad por sus síntomas sino que lo que se debe hacer es tener un estudio más específico para poder hacer el diagnóstico correcto ya que puede confundirse con otras enfermedades.

La bacteria Legionella Pneumophilla es muy difícil de cultivar in Vitro (En laboratorio), la única forma de encontrarla es haciendo un estudio serológico para saber que estamos tratando con esta bacteria y poder descartar la posibilidad de contraer Legionelosis, como no esta en la rutina de un paciente con neumonía, se debe hacer para descartar la enfermedad.

Tratamientos de la Legionelosis

El mas sencillo de los tratamientos es el de antibióticos para eliminar la bacteria del organismo, como puede ser la Eritromicina o Levofloxavino, cuando la enfermedad es un poco mas severa se le puede asociar en conjunto otro antibiótico mas como rifampicina, si no toleran la eritromicina, existen algunos otros medicamentos como azitromicina o la claritromicina. (Siempre esto recomendado por un medico, esta pagina no diagnostica ni recomienda, sino informa a nivel de conocimiento general).

Complicaciones de la Legionelosis

Las complicaciones con Legionelosis son Insuficiencia respiratoria, neumotórax (aire en el tejido que recubre a los pulmones), cefaleas, confusión, pericarditis aguada (inflamación del tejido que recubre el corazón), absceso pulmonar, miocarditis (inflamación de una parte del corazón), insuficiencia renal, glomerulitis, purpúrea trombótica trombocitopenia, anemia hemolítica autoinmune, pancreatitis, necrosis tubular aguda. Cuando no es diagnosticada a tiempo puede traer hasta la muerte en pacientes no tratados

Prevenciones de la Legionelosis

Una de las mejores formas de curar las enfermedades es evitándolas, si la enfermedad puede evitarse se ahorra mucho en salud y vida. Algunas de las prevenciones para no tener un brote de Legionelosis son:

-Mantener el agua fría a una temperatura menor a 20ºC. (Esto ya se hace con la instalación de los tanques de agua)
-Tener la temperatura del agua caliente por encima de los 55ºC. (A temperaturas más altas la bacteria queda inactiva e incapaz de reproducirse)
-Evitar tener agua estancada o que pase muchos días estacionada en un recipiente. (Esto también se hace para enfermedades como el Dengue)
-Abrir siempre los grifos nunca dejar de usarlos.
-Siempre mantener limpio el interior de las griferías y revisar su estado higiénico.

Otro punto importante es el mantenimiento apropiado de la calefacción, de aire acondicionado y sus sistemas de tuberías, para la prevención de Legionelosis. Los sistemas de calefacción comerciales deben drenarse si están en desuso y limpiarse para quitar todo sedimento que pueda facilitar el cultivo. Mantener limpias las tinas y los baños. Para librarlos de las bacterias de Legionella, se ha descubierto que una prevención muy útil es el uso de cloro como limpiador.

No hay comentarios

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *