Deportes y Ejercicios

Todo lo que te interesa sobre el Crossfit

Es posible que en más de una ocasión hayas escuchado a alguien hablar acerca del Crossfit. Al mismo tiempo, es probable que hayas escuchado muchos mitos que han sido construidos al respecto. Pero, ¿de qué hablamos cuando hablamos del Crossfit? En esta ocasión vamos a hablar acerca de este método de entrenamiento que se ha vuelto muy popular en el último tiempo.

Se encuentra en la actualidad en el podio de los tipos de entrenamiento preferidos, tanto por deportistas como por quienes desean mantener en forma su cuerpo. Te vamos a contar a continuación todo lo que tenés que saber acerca del Crossfit.

Cotizar tu próxima cobertura médica

Conozcamos en profundidad el Crossfit

El Crossfit consiste en un entrenamiento funcional, que es desarrollado en alta intensidad de actividad. Se trata de ejercicio cuyas sesiones son de corto plazo de tiempo pero muy alta intensidad.

¿Cómo surge el Crossfit?

Si bien es cierto que se ha comenzado a escuchar hablar acerca del Crossfit hace muy poco tiempo atrás. Para conocer la historia de este tipo de entrenamiento debemos remontarnos al año 1995. En su momento, fue pensado para suplir algunas de las carencias que tenía el entrenamiento para culturistas, que no cumplía entonces con los aspectos necesarios para estos. Es entonces que se comienza a dar lugar a un estilo de entrenamiento que se basa en intervalos. En aquel momento, acudían especialmente a este tipo de entrenamiento los culturistas, los bomberos, los policías, los militares y los marines, entre otros.

En sus comienzos, podemos reconocer el nacimiento del Crossfit en la ciudad de California, en los Estados Unidos. Sin embargo, con el paso del tiempo, se ha convertido en una muy importante tendencia a nivel mundial. La marca fue registrada recién en el año 2000, convirtiéndose en un medio verdaderamente rentable para sus creadores.

Ejercicio de Crossfit
Ejercicio de Crossfit

En definitiva, si quisiéramos definir al Crossfit en pocas palabras, podríamos entenderlo como un entrenamiento de fuerza y un acondicionamiento físico realmente integral. Se trata de una práctica que permite desarrollar fuerza y aumentar el tono muscular, como así también su funcionalidad.

A una intensidad muy elevada, se trata de desarrollar una serie de ejercicios en cadena, con una gran cantidad de repeticiones (aunque cortas cada una de éstas en el tiempo) y pocos descansos entre una serie y otra.

Se trata de una combinación sinérgica de ejercicios físicos funcionales, que tiene como objetivo fundamental entrenar todas y cada una de las partes del cuerpo. Por ello, unifica muchas actividades deportivas diferentes al interior de un mismo programa de entrenamiento.

Otro elemento que debemos mencionar tiene que ver con que cada una de las sesiones del Crossfit es diferente a la otra. Por esto, en cada una de esas sesiones, se busca trabajar un grupo muscular distinto, para que sea un entrenamiento verdaderamente integral. Para lograrlo, se requiere de una dedicación de varios días a la semana, según los objetivos y las necesidades de cada persona en particular.

A una clase de Crossfit

Algo que debemos aclarar antes de pasar a ver cómo se desarrolla una clase de Crossfit, es que se trata de un entrenamiento planificado en función de las capacidades y de las necesidades de cada persona. Esto tiene que ver con que, como se dijo, es un ejercicio de muy alta intensidad, por lo que no cualquier persona puede acceder a él. Sabemos que se trata de un tipo de actividad deportiva que requiere de la máxima exigencia y de importante fuerza e intensidad para funcionar. Sin embargo, cada persona debe de conocer los propios límites de su cuerpo.

Un factor fundamental para lograr llevar adelante correctamente y sin que esto represente problemas un entrenamiento de Crossfit, es ir subiendo la intensidad de forma progresiva. Acabamos de decir que el Crossfit requiere de intensidad para funcionar. Sin embargo, esta intensidad debe ir aumentando de forma paulatina, para evitar riesgos y lesiones que impidan poder continuar con la actividad. Ante cualquier dolor extraño y sobre-exigencia, se debe hablar con el entrenador para ver qué significa y de qué manera ir resolviendo las distintas limitaciones.

El Crossfit es un tipo de entrenamiento que puede llevarse a cabo tanto dentro de un salón de gimnasio como también al aire libre. Lo importante es contar con un entrenador capacitado que pueda acompañar nuestro desarrollo y nuestra evolución, especialmente si acabamos de comenzar a introducirnos en esta actividad. Lo más frecuente cuando recién se empieza es comenzar dentro de una sala de gimnasio preparada.

Las partes de un entrenamiento de Crossfit

Como decíamos con anterioridad, la forma en que se desarrollen las distintas sesiones de Crossfit dependerá del entrenador y de cada persona en particular, para que éstas vayan adaptándose a sus capacidades y a su evolución. Sin embargo, vamos a contarte cuáles suelen ser las partes de una clase estándar de Crossfit:

– El calentamiento

Como en toda actividad deportiva (y más si lo que vamos a hacer es trabajar con fuerza y alta intensidad), el calentamiento es fundamental para dar lo mejor de nosotros y para evitar lesiones como desgarros u otras. La única manera de entrenar sintiéndonos seguros de que no vamos a sufrir lesiones de gravedad, es prestando vital atención al calentamiento, para que los músculos estén en óptimas condiciones antes de comenzar.

Muchas son las formas en las que podemos desarrollar nuestro calentamiento. Una de las más frecuentes es a través del ejercicio cardiovascular. También se pueden realizar pequeñas pero intensas carreras corriendo, salto a la soga, entre otras.

En lo que refiere a la cantidad de tiempo dedicada al entrenamiento, esto depende de cada caso en particular. Generalmente, lo que se hace es dedicar aproximadamente de 10 a 15 minutos para el calentamiento de todo el cuerpo.

– El trabajo de fuerza

Es en esta parte en la que comenzamos con la actividad de entrenamiento del Crossfit propiamente dicho. Se trata de trabajar ejercicios de corto tiempo en muchas repeticiones y a muy alta intensidad. Al principio, veremos que se trata de ejercicios que podemos realizar de una manera más lenta. Pero calma. Es importante prestar atención a estos ejercicios para hacerlos bien y poder llegar en condiciones a lo que se viene después.

– La actividad de alta intensidad

Es este el momento de la clase de Crossfit en la que se requiere de todo el esfuerzo físico que una persona pueda dar (claro, sin lastimarse ni exigirse a un nivel que pueda ser perjudicial para su salid). Si antes veníamos trabajando con mucho peso, ahora vamos a disminuir considerablemente esta cantidad para pasar a prestar fundamental atención al trabajo pulmonar. Es entonces donde llega lo difícil. Debemos combinar la potencia aeróbica, con la resistencia y el trabajo de fuerza.

Levantamiento crossfit
Levantamiento crossfit

– La relajación y el estiramiento

Este paso es tan importante como el calentamiento y todos los demás. Es este el momento en el que nos garantizamos una buena recuperación de nuestros músculos, para que éstos puedan trabajar correctamente en la próxima sesión.

Sabemos que toda sesión de Crossfit es realmente exigente y dura para una persona (especialmente si se es nuevo en esa práctica). Por esto, debemos prestar mucha atención a la forma en que regresemos a nuestro estado natural. Todo músculo que hayamos trabajado durante la clase de Crossfit del día, lo que debemos hacer es estirarlo correctamente, para evitar que éste pueda sufrir lesiones de gravedad.

El tiempo dedicado a la relajación también debe oscilar aproximadamente entre los 10 y los 15 minutos, relajando cada uno de los músculos.

¿Cuáles son los beneficios del Crossfit?

Siendo hoy en día uno de los entrenamientos más populares de todos, el Crossfit trae consigo importantes beneficios, tanto estéticos como en materia de salud para el organismo. Por esto, vamos a contarte ahora acerca de lo que la ciencia dice sobre los beneficios que el Crossfit tiene para ofrecer.

Es un excelente ejercicio para quienes buscan bajar de peso y quemar grasas

En la actualidad, el Crossfit está reemplazando en gran medida a la actividad puramente aeróbica para la quema de grasas y la pérdida de peso. En este sentido, lo primero que debemos remarcar es que se trata de un entrenamiento que favorece un aumento considerable en el nivel de resistencia cardiovascular de las personas que la practican. Por eso, a medida que el tiempo pasa, se cuenta con mayor capacidad y resistencia para realizar actividad, lo que favorece la pérdida de peso a mayor nivel de entrenamiento.

Muchas investigaciones han lanzado que, tras diez días de practicar Crossfit, el peso corporal puede disminuir entre un 2,5% y un 3,7%. Esta reducción tiende a ser, además, un tanto mayor en los hombres que en las mujeres. En ese mismo plazo, puede además observarse una reducción importante en el nivel de grasa corporal del cuerpo. En las mujeres, se ha encontrado una reducción de grasa corporal de aproximadamente un 12% en diez días. Por su parte, en los hombres, este número puede llegar al 17%.

Lee también: Los mejores ejercicios para bajar de peso

Ganancia de masa muscular

Algo que no debemos confundir es un aumento en la forma corporal por grasa y por masa muscular magra. Con el Crossfit, al tiempo que se pierde peso, se puede llegar a importantes aumentos en la masa muscular, pero siendo esta una masa muscular magra (es decir, libre de grasa). La ventaja principal de aumentar a partir de la tonificación y el entrenamiento, tiene que ver con que, manteniendo la actividad, se pueden mantener los resultados una vez que éstos han sido obtenidos. En cambio, el aumento en las formas a través de la suba en el peso y en la grasa corporal tiende a estar mucho más condicionado a los cambios alimentarios y cambios en el peso corporal.

Algo importante a resaltar es que los números colocados fueron obtenidos en personas que entrenaban anteriormente con regularidad y no llevaban una vida sedentaria.

¿Tiene consecuencias negativas?

Como toda actividad – y más si se trata de un entrenamiento en intensidad alta – el Crossfit ha presentado algunos efectos negativos en ciertas personas. Uno de los más frecuentes tiene que ver con las lesiones musculares. Si bien no suelen ser lesiones severas que requieran posteriormente acudir a una cirugía, son lesiones que requieren de recuperación.

Para evitar estos efectos negativos, lo importante es entrenar con el acompañamiento y la orientación de un entrenador capacitado y no exigir al propio cuerpo mucho más de lo que éste puede dar. Al mismo tiempo, es fundamental prestar atención al calentamiento y al estiramiento posterior, para que los músculos estén preparados al comenzar y se recuperen correctamente luego.

Finalmente, debemos remarcar que no se trata de obsesionarse y cambiar completamente la vida diaria para objetivos ideales. Lo bueno es entrenar, adquirir un estado de vida saludable, complementando el entrenamiento con una correcta y variada alimentación y, básicamente, decidirse a emprender este camino de entrenamiento y de mejora, del cuerpo y de la salud.

Lee también: Recomendaciones antes de empezar a entrenar después de mucho tiempo

No hay comentarios

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *