Dietas

Delicia, frescura y salud: Dieta Atlántica

En esta ocasión hablaremos de una dieta que ha ido adquiriendo cada vez más relevancia, reconociéndose casi como una hermana de la Dieta Mediterránea. Estamos hablando de la Dieta Atlántica, a base de olivas, pescados y otras delicias.

¿En qué consiste la Dieta Atlántica?

La Dieta Atlántica se caracteriza esencialmente por ser un régimen alimenticio que brinda un gran protagonismo a los pescados y mariscos,  a las verduras y las hortalizas, como así también a los lácteos, al aceite de oliva, y a los carbohidratos.

Cotizar tu próxima cobertura médica
El pescado en la dieta atlantica
El pescado en la dieta atlantica

Se dice que la Dieta Atlántica es familiar cercana de la Dieta Mediterránea, debido a que es una dieta orientada a prevenir problemas cardíacos.

¿Cómo realizar la Dieta Atlántica?

En el año 2006, tuvo lugar el II Congreso Internacional de la Dieta Atlántica. En este evento, se preparó un decálogo de la Dieta Atlántica, orientado a establecer una serie de recomendaciones para llevar a cabo este saludable régimen alimenticio. El decálogo marcó un total de diez pasos a seguir, los cuales enumeraremos a continuación.

Decálogo de la Dieta Atlántica

  • Consumir elevadas cantidades de pescados y mariscos, en un total de al menos tres o cuatro veces a la semana
  • Consumir grandes cantidades de alimentos de origen vegetal, como lo son las legumbres y los cereales. Esto se basa, esencialmente, en que los regímenes alimenticios que se basan en este tipo de alimentos permiten alcanzar el perfil calórico recomendado por los especialistas del ámbito de la salud, en donde alrededor del 50% de la energía consumida sea en forma de carbohidratos, favoreciendo, además, un buen aporte de fibra alimentaria
  • Consumir elevadas cantidades de verduras y hortalizas, especialmente, manteniendo una gran variedad de las mismas. Al mismo tiempo, dentro de estos grupos, resultan fundamentales las manzanas y los cítricos
  • A la hora de elegir una grasa culinaria, utilizar principalmente el aceite de oliva; sobre todo como aderezo en crudo
Aceite de oliva y su rol en la dieta
Aceite de oliva y su rol en la dieta
  • Consumir productos lácteos con regularidad. Los lácteos son excelentes fuentes de proteínas, vitaminas y minerales.
  • Las carnes rojas deben ser consumidas con moderación. Es importante que, a la hora de consumir carnes, se seleccionen principalmente las magras, combinándolas en un plato con legumbres o verduras
  • El agua es fundamental en esta y en todas las dietas, recomendándose su ingesta en abundancia. El vino puede tomarse con las comidas, pero en cantidades moderadas
  • Para mantener la calidad de las materias frías y, por tanto, el valor nutricional de los alimentos, es importante mantener la mayor sencillez posible en las preparaciones de los mismos. Muchos de los elementos que utilizamos habitualmente para cocinar, eliminan nutrientes, vitaminas y minerales que son propios de los alimentos en su estado natural y que son de gran necesidad para nuestro organismo
  • La Dieta Atlántica se basa en una filosofía alimentaria propia del Atlántico, que debe ser respetada, comiendo saludable y disfrutando de ello
  • Realizar actividad física de manera regular

Beneficios de la Dieta Atlántica

Mucho se ha estudiado a lo largo de los últimos años acerca de los posibles beneficios que trae consigo la Dieta Atlántica. A continuación, enumeraremos algunos de los que han sido determinados como los más significativos de ellos:

  • Es un régimen alimenticio que se basa esencialmente en el consumo y utilización de materias primas de calidad y con alto valor nutricional
  • Los tipos de elaboración utilizados en esta dieta son más sencillos, no conllevan demasiado esfuerzo ni tampoco elementos adicionales
  • Los pescados y mariscos constituyen una gran fuente de proteínas con un altísimo valor biológico y, en el caso de los pescados azules, también son ricos en ácidos grasos Omega 3
  • Se evita el consumo excesivo de grasas
  • Se prioriza el uso del aceite de oliva (al igual que ocurre en el caso de la Dieta Mediterránea)
  • Se prioriza también el consumo de las frutas y las hortalizas
  • Se mantiene una dieta rica en lácteos saludables
  • Se comprende el valor nutricional de las carnes rojas, fomentando su consumo, aunque, siempre, con moderación
Platos destacados en la dieta atlantica
Platos destacados en la dieta atlantica

Dieta Atlántica y salud

Las diferentes materias primas que componen la Dieta Atlántica, constituyen una excelente e indispensable fuente de proteínas, vitaminas y minerales, que son esenciales para el funcionamiento de nuestro organismo.

por otra parte, son muchos los especialistas e investigadores del ámbito de la salud los que, en la actualidad, se han lanzado a recomendar la Dieta Atlántica. Esto se debió, especialmente, en la certeza de que este tipo de alimentación puede ser de gran utilidad para prevenir y controlar distintos tipos de enfermedades de orden cardiovascular, como así también la diabetes.

La Dieta Atlántica ha acompañado y formado un lugar esencial en el estilo de vida de muchas personas, sobre todo en los siguientes países:

  • España
  • Portugal
  • Y el Reino Unido

Ahora ya conocés un poco más acerca de esta novedosa dieta, la Dieta Atlántica. De todas maneras, la recomendación principal es que visites a tu médico antes de realizar cualquier modificación en tus hábitos alimenticios.

También te puede interesar: Menor esfuerzo, menor peso. ¡Dieta Proteica!

No hay comentarios

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *