Pediatría

Mi embarazo, mes a mes

El embarazo es uno de los momentos más importantes en la vida de una mujer. Etimológicamente, se llama embarazo al momento trascurrido entre que tiene lugar la implantación del cigoto en el interior del útero, hasta que llega el día del parto. En esta serie de artículos, analizaremos las etapas del embarazo, mes a mes.

Una importante serie de transformaciones y cambios, tanto a nivel estético, como fisiológico, metabólico e, incluso, morfológico, tienen lugar durante esta etapa.

Cotizar tu próxima cobertura médica

Generalmente, suele realizarse una igualación entre los términos “embarazo” y “gestación”. Sin embargo, el primero hace referencia específicamente a la mujer, mientras que, el segundo, refiere al desarrollo del feto en el interior del útero.

Embarazo
Embarazo

Un embarazo que se desarrolla de manera normal y sin ningún tipo de inconveniente, tiende a durar entre 38 y 40 semanas, es decir, aproximadamente 9 meses. Aquí tienes tips para calcular la fecha probable de parto. El primer trimestre es en el que se corre un mayor riesgo de sufrir algún tipo de aborto espontáneo.

Durante los distintos meses, se produce una gran cantidad de cambios, tanto en la mujer como en el desarrollo del feto. Es fundamental conocer con exactitud a los mismos, de modo de poder llevar un control de la manera en que tiene lugar el desarrollo de nuestro embarazo y, así, poder detectar y tratar cualquier tipo de anomalía eventual. Por ello, los artículos consiguientes estarán destinados a describir cómo son – en líneas generales – los distintos meses de un embarazo, uno por uno.

Primer mes de embarazo

En ese primer mes, tal vez acabas de recibir la noticia de que estás embarazada. O, incluso, no lo sabés todavía. Sin embargo, hay algo en tu interior que comienza a cambiar, y es que un futuro bebé está empezando a desarrollarse.

Contenido de este artículo

¿Cómo es el primer mes de embarazo?

Lo primero que hay que saber acerca del primer mes de embarazo, es que es el tiempo en que es posible que, como futura mamá, notes la presencia de algún síntoma típico de un proceso de gestación, pero no visualizarás aún modificaciones físicas.

El primer mes de un embarazo es el más importante de todos y en el que más cuidados deben tenerse para evitar complicaciones o abortos espontáneos.

Confirmando mí embarazo

Confirmando tu embarazo
Confirmando tu embarazo

En la actualidad, resulta cada vez más sencillo y rápido confirmar la presencia o no de un embarazo en desarrollo. Una de las maneras más frecuentes es a través de auto-test de embarazo, que pueden conseguirse con facilidad en cualquier farmacia y que representan una fiabilidad del 99%. La principal ventaja con que cuenta este tipo de métido, radica en que es capaz de brindar resultados inmediatos. Sin embargo, los test de embarazo permiten confirmar el mismo una vez trascurridos los primeros 10 a 12 días posteriores a la concepción.

Por otra parte, si lo que se desea es tener una confirmación del embarazo, se puede acudir a un médico y solicitar una prueba de embarazo mediante análisis de sangre. Estas dos son las maneras más eficaces de dar cuenta del curso de un embarazo durante el primer mes del mismo.

Síntomas del embarazo en el primer mes

Síntomas del primer mes
Síntomas del primer mes

Los síntomas del embarazo durante el primer mes tienden a ser menos notorios que en los meses posteriores. Sin embargo, hay ciertos indicios que pueden aparecer y que podrían dar cuenta de la situación. Esos son los siguientes:

  • El primer y principal síntoma es la falta del período menstrual. Sin embargo, en los casos de mujeres que tienden a ser irregulares en cuanto a su período, esto no representa una señal significativa
  • Se produce cierto aumento en el volumen de los pechos, adquiriendo estos, además, una mayor sensibilidad e, incluso, dolor
  • Posibilidad de ciertas náuseas (y vómitos) a lo largo del día, como también sensación de revuelta en el estómago al despertar
  • Mayor cansancio
  • Ciertos cambios en el fluido vaginal
  • Acidez y posible intolerancia ante determinados alimentos
  • Intolerancia hacia ciertos olores
  • Advenimiento de un mayor acné
  • Posibilidad de mayor irritabilidad o cambios de humor
  • Variaciones en el apetito

¿Cómo es el desarrollo del bebé durante el primer mes?

Primer mes del desarrollo del feto
Primer mes del desarrollo del feto

Durante el primer mes del embarazo, en bebé (o, mejor dicho todavía, el feto) inicia su estado de desarrollo de la siguiente manera:

  • Primero, el óvulo fecundado es implantado en el interior de la mucosa uterina
  • Pasadas las primeras cuatro semanas, el bebé ya habrá desarrollado un corazón y un estómago
  • Aún no pueden distinguirse sus miembros ni sus extremidades
  • Empieza progresivamente a desarrollarse el sistema nervioso
  • Comienzan a aparecer los órganos sensoriales (pasadas las primeras cuatro semanas)
  • Luego de cuatro semanas, ya comenzamos a hablar de embrión
  • A lo largo de esta fase, el embrión se encuentra flotando al interior de la cavidad amniótica, manteniéndose unido al exterior mediante un cordón umbilical que también se encuentra en desarrollo.
  • Hacia fines del primer mes de gestación, el embrión mide aproximadamente entre 2 y 5 milímetros

A lo largo del primer mes de embarazo, alrededor del 20% de las mujeres tienden a pasar por un aborto natural. Estos abortos naturales pueden reconocerse por una pérdida contínua de sangre. Sin embargo, son muchas las mujeres que, sin necesidad de estar perdiendo el embarazo, pierden sangre de manera intermitente durante el primer mes del mismo. Por ello, resulta fundamental acudir al médico en caso de que esto ocurra, para así poder reconocer los motivos del hecho.

Cuidados durante el primer mes del embarazo

Una vez confirmada la sospecha de embarazo, es de gran importancia dar inicio inmediato a una serie de cuidados que apuntan a garantizar el normal desarrollo del mismo. En primer lugar, es fundamental acudir a un médico de confianza, que sea quien nos acompañe durante todo el período del embarazo y a quien consultar sobre eventuales dudas o circunstancias.

A continuación, mencionaremos algunos de los principales cuidados que hay que tener en cuenta si nos encontramos cursando el primer mes de nuestro embarazo:

  • Dejar de fumar
  • Eliminar las bebidas alcohólicas
  • Evitar todo tipo de deporte violento o que requiera de movimientos bruscos
  • Evitar los viajes largos, tanto en auto como en transporte público
  • Disminuir considerablemente el consumo de cafeína
  • Mantener una alimentación variada y equilibrada, de modo de favorecer el desarrollo normal del bebé y satisfacer todas las necesidades, propias y de éste
  • Mantener un importante consumo de vitaminas y de oligoelementos
  • Mantener el reposo que se sienta necesario en relación al aumento del cansancio
  • En los casos en los que se sufra de ciertos dolores habituales (tales como las migrañas o los dolores estomacales) resulta fundamental acudir a un médico antes de auto-medicarse
  • Tomar ácido fólico (una vitamina que resulta esencial para el desarrollo del bebé durante las primeras semanas)

Segundo mes de embarazo

Una vez pasada la impresión inicial de descubrir que estás embarazada, debemos continuar analizando cómo prosigue el desarrollo de tu bebé durante el segundo mes y las modificaciones en tu cuerpo. Aquí te contaremos todo lo que necesitás saber acerca del segundo mes de embarazo.

¿Cómo es el segundo mes de embarazo?

Si bien los síntomas del primer mes tienden a continuar a lo largo del segundo, es posible que éstos muestren una tendencia a estabilizarse. Con esto, me refiero a que es probable que se sientan, por ejemplo, náuseas siempre durante el mismo horario del día.

Generalmente, durante el segundo mes del embarazo, no suelen visualizarse grandes cambios a nivel físico, sino que, más bien, comienzan a aparecer una serie de sensaciones, que se relacionan con los cambios hormonales por los que pasa una mujer durante esta etapa.

Es habitual que sientas un fuerte aumento de tu frecuencia cardíaca, la cual puede radicar aproximadamente en diez pulsaciones más por minuto. También suele darse una aceleración en la respiración y el útero va incrementando progresivamente su tamaño. Sin embargo, pese a eso, aún no se ve ningún aumento en el volumen abdominal.

Desarrollo del bebé en el segundo mes de embarazo

Desarrollo del feto durante el segundo mes
Desarrollo del feto durante el segundo mes

Es en el segundo mes de embarazo en que tiene lugar la gestrulación, es decir, la formación de tres capas embrionarias, a partir de las cuales se da lugar a la formación de los tejidos del embrión.

Es a lo largo de las semanas que componen el segundo mes del embarazo que el embrión comienza a formar su médula espinal, su cerebro, su intestino, su corazón y parte de su piel. Al mismo tiempo, empiezan recién a desarrollarse lentamente los ojos, las orejas, la nariz y el labio superior de la boca.

Al comienzo de la formación de la cabeza, ésta tiende a ser desproporcionada, siendo mucho más gruesa que el tronco en su totalidad.

El embrión se encuentra transitando un proceso en el que divide sus células del epiblasto, generando otro tipo de células.

Podría decirse que es a partir del segundo mes que el embrión va adquiriendo, lentamente, una forma parecida a la de un ser humano nacido. Aproximadamente para las seis semanas de gestación, el bebé se encontrará flotando sobre una especie de burbuja repleta de fluido que pasará a convertirse en el saco amniótico.

Al mismo tiempo que el bebé se va desarrollando, se forma a su lado el saco vitelino, que es el encargado de proporcionarle todos los nutrientes necesarios para su crecimiento óptimo, mientras que la placenta no se encuentre aun totalmente desarrollada.

Es hacia la octava semana de gestación que las extremidades del bebé comienzan a hacerse más reconocibles.

Entre las cinco y las seis semanas de gestación, el corazón del bebé cuenta con cuatro cavidades, con una frecuencia cardíaca de 180 pulsaciones por minuto (el doble aproximadamente que un corazón adulto).

Finalizando el segundo mes de gestación, el bebé medirá aproximadamente 3 cm. de largo y tendrá un peso de alrededor de los 3 gr.

Cuidados durante el segundo mes de embarazo

Uno de los consejos primordiales a tomar en cuenta durante el segundo mes de embarazo, es que no se debe realizar demasiado esfuerzo físico. Ya hacia la octava semana, es importante comenzar a asistir a las visitas médicas y ginecológicas de cuidado prenatal.

Generalmente, para este momento del embarazo, son muchos los médicos que recomiendan a las futuras madres ingerir vitaminas, como así también mantener una alimentación sana, equilibrada y completa.

Es común que a las mujeres que están transitando el segundo mes de un embarazo, se les recomiende tomar al menos seis vasos de agua al día, como así también alrededor de cuatro de leche. Sin embargo, se recomienda no ingerir bebidas gaseosas, ni tampoco aquellas que contengan cafeína.

Debido a que no se recomienda a las mujeres embarazadas que se auto-mediquen, en los casos en que primen las náuseas, suele recomendarse el consumo de pan tostado para aliviarlas.

Por otro lado, a lo largo del segundo mes de embarazo, es fundamental que evites el contacto con sprays, pinturas y pesticidas, debido a que son los vapores de los mismos los que pueden llegar a generar fuertes daños en el bebé.

Si bien es cierto que se debe evitar todo tipo de actividad física que implique movimientos bruscos, fuerza en exceso o que pueda resultar de cierta violencia, se recomienda a toda mujer embarazada de dos meses, la realización de al menos 15 minutos de ejercicio diario (especialmente, caminatas).

Otras consideraciones

Es cierto que la mayor parte de las mujeres embarazadas de dos meses no tienden a percatarse demasiado de ello y no se visualizan cambios significativos a nivel físico y estético. Sin embargo, es importante tener en cuenta que este período consta de un proceso de adaptación del cuerpo, lo cual provoca una serie de cambios hormonales y metabólicos. Uno de estos cambios más significativos tiene que ver con un aumento en la concentración de la hormona gonadotropina coriónica humana (HCG). Esta, es la hormona que se encarga especialmente de segregar estrógenos y progesterona durante el inicio del embarazo, lo cual tiende a generar un mayor cansancio y fatiga en la mujer.

Síntomas del segundo mes de embarazo
Síntomas del segundo mes de embarazo

Es, al mismo tiempo, como consecuencia de estos cambios hormonales y metabólicos, que muchas mujeres tienden a sufrir importantes cambios de humor. Sin embargo, los cambios hormonales son necesarios para que el bebé pueda desarrollarse correctamente y el embarazo continuar su curso en buen término.

Tercer mes de embarazo

Empezamos a acercarnos a cumplir el primer trimestre de tu embarazo y todo pareciera desarrollarse con normalidad y sin mayores dificultades. Aquí te contaremos todo lo que necesitás saber acerca del tercer mes de embarazo.

¿Cómo es el tercer mes de embarazo?

Es recién a partir de este mes que se da por finalizada la etapa embrionaria y se da inicio, así, a la etapa fetal. En otras palabras, es a partir del tercer mes que ya podemos dejar de hablar de un embrión, para pasar a hablar de un feto.

Por otra parte, es a partir del tercer mes que, aunque aún no de manera tan evidente, el abdomen comienza a expandirse lentamente y es posible que sientas que tu ropa de siempre comienza a quedarte un tanto ajustada.

¿Qué cambios vive la embarazada en el tercer mes?

Para este momento del embarazo, la sensibilidad en los pechos continúa en aumento y es posible que ya se vea consolidado su crecimiento de tamaño. Generalmente, la mayor parte de las mujeres, para este momento del embarazo, han subido ya entre un kilo o un kilo y medio su peso corporal.

Hay una serie de molestias que es muy probable que sientas durante esta etapa de la gestación:

  • Acidez
  • Inflamación en las encías (o sangrado de las mismas)
  • Aumento considerable del apetito, acompañado por cambios en las elecciones de los alimentos e intolerancia hacia algunos
  • Aumento en la frecuencia urinaria
  • Inicio de inflamación o aumento abdominal
  • Continuidad en las náuseas y los vómitos

Si bien es cierto que muchas de estas molestias pueden llegar a ser desagradables o difíciles de llevar, te damos algunos consejos para que puedas afrontarlas de la mejor manera:

  • En primer lugar, sería de gran utilidad que destierres – al menos momentáneamente – de tu dieta a todos los alimentos propensos a generar acidez
  • Evitá ir a dormir inmediatamente después de comer
  • Sería de gran ayuda que acudas frecuentemente a un conrol odontológico
  • Cuidá de beber al menos dos litros de agua al día para evitar la retención de líquidos
  • No concentres muchos alimentos en pocas comidas; lo ideal sería que fracciones tu alimentación en muchas y pequeñas comidas a lo largo de todo el día
  • Es preferible que comiences a utilizar ropa que te quede un tanto más holgada, de modo de no dificultar la circulación

Desarrollo del bebé en el tercer mes de embarazo

A lo largo del tercer mes de gestación, tu bebé irá pasando por ciertos cambios que es posible que te resulten imperceptibles, pero que hacen a su desarrollo. Uno de los más significativos, tiene que ver con que ya comienza a moverse a impulsos espasmódicos. Esto está relacionado directamente con que su cerebro ya cuenta con ciertas células nerviosas.

Si bien aún no cuenta con huesos en los brazos, ya comienza a formarse el doblez de los codos y de las muñecas, como así también – aunque posteriormente a los anteriores – comienza a ocurrir lo mismo en el área de las rodillas y de los pies.

Lentamente, comenzarán a separarse lo que posteriormente serán sus dedos y, en su rostro, comienzan a adquirir forma los labios y los párpados.

Es a mediados del tercer mes de gestación que los órganos vitales acaban su proceso de desarrollo. Es por ello que ya, para este mes, el riesgo de abortos espontáneos disminuye considerablemente.

Llegando al final del tercer mes, si acudís a una ecografía, podrás ver que tu bebé es aun extremadamente pequeño, pero que ya muestra una forma de bebé. En lo que respecta a las vías genitales, es para esta etapa que los mismos dan inicio a su proceso de formación. Para el tercer mes de gestación, los órganos vitales no sólo ya se encuentran totalmente formados, sino que, además, comienzan a funcionar con naturalidad.

Finalizando el tercer mes, la cabeza del feto se encuentra ya más despegada de lo que será el tronco y le encanta nadar. Para este momento, la cabeza ocupará la mitad del cuerpo total.

Para este momento de su desarrollo, la mayor parte de los fetos tienden a medir aproximadamente 7 cm, con un peso total que rondaría los 30 gr.

Pruebas médicas

Es a lo largo del tercer mes de embarazo que podrás acudir, ya, a una ecografía de exploración para ver a tu bebé. A partir de este momento, lo normal sería que asistas a una ecografía médica al menos una vez al mes.

Ecografía tercer mes de embarazo
Ecografía tercer mes de embarazo

Ya pasaste el primer trimestre de tu embarazo y, tanto el bebé como vos lo viven con normalidad. Sigamos descubriendo juntos el desarrollo de tu embarazo mes a mes.

Cuarto mes de embarazo

Son muchas las mujeres que definen al cuarto mes de embarazo como un pequeño momento de tranquilidad y estabilidad. Aquí te contaremos todo lo que necesitás saber acerca del cuarto mes de embarazo.

¿Cómo es el cuarto mes de embarazo?

A partir del cuarto mes de embarazo, empiezan a llegar una serie de alivios. Primero, es muchísimo menos probable que sufras de un aborto espontáneo. En segundo lugar, hay una gran cantidad de molestias y malestares típicos de los primeros meses de gestación que verás cómo comienzan a apaciguarse.

Cambios en la embarazada durante el cuarto mes

Durante el cuarto mes del embarazo, tu cuerpo comenzará a pasar por cambios mucho más bruscos, aunque algunos de ellos te resultarán imposibles de identificar.

En primer lugar, el nivel de sangre que circula a lo largo de tu cuerpo comienza a aumentar considerablemente. Al mismo tiempo, muchas mujeres ven aumentado su ritmo respiratorio y empiezan a sudar mucho más de lo habitual. Por otra parte, hay ciertos sistemas sensoriales que se agudizan (tal es el caso ejemplar del olfato).

Los distintos cambios hormonales sufridos por tu cuerpo a causa del embarazo, repercutirán directamente en el estado de tu piel, por lo que es probable que la notes mucho más suave y brillante.

Generalmente, mientras que el cuarto mes de embarazo avanza, tus secreciones (de todo tipo) tenderán a ir en aumento.

Por otra parte, verás que comienzan a aparecer otros cambios a nivel físico que si te serán más fáciles de reconocer. Uno de ellos tiene que ver con un aumento en el volumen de tus pezones, como así también una mayor sensibilidad en los mismos. Asimismo, verás cómo finalmente se empieza a notar un poco más la formación de una cierta “barriga”.

Con el crecimiento del vientre, también irá aumentando el volumen de tus caderas.

Cuarto mes de embarazo
Cuarto mes de embarazo

Molestias y malestares

Algo que notarás durante el trascurso del cuarto mes de tu embarazo, tiene que ver con que muchas de las molestias que te agobiaban en los meses anteriores, comienzan a disiparse. Esas molestias que empiezan a desaparecer progresivamente son, esencialmente, las náuseas y los vómitos.

Desarrollo del bebé en el cuarto mes de gestación

Hacia fines del cuarto mes de gestación, tu bebé puede llegar a medir ya aproximadamente 10 cm de largo, alcanzando un peso que puede rondar los 100 gr.

Para este momento, tu bebé será ya capaz de abrir y cerrar su boca por sí sólo. Al mismo tiempo, sus células nerviosas alcanzarán un ritmo de crecimiento exponencial y sus neuronas comenzarán a conectarse, dando lugar al desarrollo del cerebro.

Por debajo de su piel, ya se irán formando los bulbos pilosos, que son aquellos que, luego, pasarán a convertirse en su cabello. Y, si bien aún no se podrán distinguir con facilidad sus extremidades, es probable que ya tenga formados sus pies y sus pequeños deditos, teniendo cada vez más un aspecto definido de bebé.

Llegando al final del cuarto mes de embarazo, tu bebé se encontrará cubierto por lanugo y, si bien es cierto que aún no podrá abrir sus ojos, éstos se encuentran ya mucho más grandes.

Desarrollo del feto en el cuarto mes
Desarrollo del feto en el cuarto mes

Pruebas médicas

Una vez que ya se ha alcanzado el cuarto mes del embarazo, la prueba médica más frecuente a la que deberás acudir es un Triple Screening. Esta prueba se trata, básicamente, de un análisis de sangre, orientado a analizar los valores con los que contás de tres proteínas que, al estar en proceso de aumento, son las que pueden llegar a avisarnos y hacer notar algún tipo de anomalía cromosómica que pueda tener el bebé.

Por otro lado, otra de las pruebas comunes para esta etapa del embarazo, es la amniocentesis. Esta, consiste en una prueba ciertamente invasiva, que se lleva a cabo mediante la introducción de una aguja en el interior de la tripa  de la madre, de modo de extraer una muestra del líquido amniótico, pudiendo así llevar adelante un análisis del ADN del bebé. Esta prueba es, aún hoy, la más eficaz a la hora de detectar de manera temprana cualquier tipo de anomalía cromosómica en el desarrollo del bebé.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que la amniocentesis no se realiza en todos los tipos de embarazos, sino más bien en aquellos de mujeres mayores de 35 años de edad o que cuentan con algún antecedente de alteraciones genéticas. Al mismo tiempo, es también utilizada en los casos en los que la prueba de Triple Screening ha brindado resultados de sospecha de algún tipo de alteración.

Quinto mes de embarazo

Si tuviéramos que definir en pocas palabras el quinto mes de embarazo, podríamos caracterizarlo como aquel en el que se aumenta de peso. Aquí te contaremos todo lo que necesitás saber acerca del quinto mes de embarazo.

¿Cómo es el quinto mes de embarazo?

Es a partir del quinto mes que empieza a aparecer lo que todas las futuras madres tanto desean: la capacidad de sentir el movimiento de su bebé. En el quinto mes, no sólo empezarás a sentirlo, sino que, además, comenzará a darte sus primeras pataditas. Sin embargo, junto con estas dulces patadas y esos bellos movimientos, vendrá también un aumento significativo en tus ganas de ir al baño.

Cambios en la embarazada durante el quinto mes

Si bien es muy común que, durante este mes del embarazo, subas considerablemente de peso, resulta fundamental acudir a tu médico de seguimiento, de modo de que éste pueda evaluar que dicho aumento se dé en las condiciones normales y favorables, tanto para vos como para tu bebé.

El crecimiento de tu bebé tendrá una gran influencia sobre tu columna vertebral, por lo que es probable que comiences a experimentar cierta dificultad para mantenerte derecha. Al mismo tiempo, no te preocupes si notás que te cuesta un poco más respirar con fluidez, esto es común y se debe a un considerable aumento de la presión intraabdominal.

Por otro lado, otros de los síntomas que podés llegar a experimentar a lo largo del quinto mes de tu embarazo, son:

  • Aumento del cansancio físico
  • Estreñimiento
  • Acidez y ardores estomacales
  • Retención de líquido (que puede llevar, también, a inflamación en las piernas o en otras zonas de tu cuerpo)

Desarrollo del bebé en el quinto mes de gestación

Podríamos decir, con seguridad, que, durante el quinto mes de gestación, tu bebé comienza a vivir una vida mucho más interesante. Esto se debe, particularmente, a que empieza a oír ciertos sonidos (como, por ejemplo, tu voz y el latido de tu corazón). Dichos sonidos, generan una vibración en el líquido amniótico.

Uno de los primeros sentidos que el bebé va desarrollando a lo largo de esta etapa, es el del tacto. Es por eso que, si bien, como madre, no podrás sentirlo, tu bebé comenzará a tocar sus propias manos y pies.

Por otro lado, hacia mediados del quinto mes, el bebé ya no sólo podrá oír los sonidos internos (es decir, los típicos del cuerpo de la madre) sino que, además, podrá comenzar a escuchar – aunque amortiguados – los sonidos del exterior.

Desarrollo delf eto en el quinto mes
Desarrollo delf eto en el quinto mes

Un bebé de cinco meses de gestación tiende a dormir alrededor de 20 horas diarias, teniendo pequeños despertares entre éstas.

Si bien todavía podrán verse sus vasos sanguíneos, su piel comienza a perder la transparencia del inicio. Es hacia fines del quinto mes de gestación que las glándulas sexuales comienzan a hacer madurar a los genitales externos. Es allí que comienzan a aparecer la vagina o el pene, según sea el sexo en desarrollo del bebé.

Molestias y malestares

Algunas de las molestias que resultan más frecuentes a lo largo del quinto mes de embarazo, son las siguientes:

  • Aumento significativo del vello corporal: esto tiene que ver directamente con los cambios hormonales, que producen un aumento considerable en el crecimiento del vello. Es importante tener mucho cuidado con los métodos de depilación utilizados durante el embarazo, debido a que no todos pueden ser adecuados para tu cuerpo en esta etapa. Consultá a tu médico la mejor manera de depilarte
  • Sensación agobiante de calor: esto puede generar, además, mareos. Para evitarlo, es importante que evites permanecer en sitios pequeños y cerrados en los que haya mala ventilación. Es fundamental que mantengas una buena hidratación de tu cuerpo
  • Aumento en las flatulencias: esto es muy común y tiene que ver con una mayor relajación intestinal. Al mismo tiempo, al crecer, el útero va ejerciendo cada vez más presión
  • Aceleración del ritmo cardíaco: al aumentarse considerablemente el volumen de sangre en el cuerpo, el corazón de la madre debe hacer un doble esfuerzo para mantener a ambas vidas en buenas condiciones. Es por ello que el gasto cardíaco tiende a aumentar alrededor de un 50%.

Pruebas médicas

La prueba médica más característica de esta etapa, es la ecografía que suele tener lugar a lo largo de la semana número 20. Esta, es conocida como una ecografía de la emoción, debido a que permite observar con mucha mayor claridad los detalles de lo que pronto será tu bebé, ver sus manos y pies, como así también verlo moverse. Al mismo tiempo, esta ecografía funciona como una confirmación de la fecha estimativa del parto y permite detectar con mayor exactitud cualquier tipo de anomalía que pueda tener lugar en el desarrollo del bebé.

Si bien en algunos casos esto aún no se logra observar, hay muchos otros en los que, esta ecografía, permite observar por primera vez cuál es el sexo del bebé.

Sexto mes de embarazo

El sexto mes de embarazo es el que culmina la etapa más cómoda, podría decirse, para la futura madre. Es una etapa que la que los cambios se suceden continuamente y empieza a generarse una relación cada vez más estrecha entre la madre y su bebé.

¿Cómo es el sexto mes de embarazo?

Es muy frecuente que, durante esta etapa del embarazo, como madre, tiendas a pasar por cambios de ánimo repentinos. No te preocupes si observás que saltás de la emoción y la ansiedad a los nervios cual cosa de segundos, esto es sumamente normal para este momento. En este sentido, una de las recomendaciones principales que podemos hacerte, tiene que ver con que consultes a tu médico tantas veces como lo consideres necesario y no sientas pudor en preguntar todo lo que pueda cruzarse por tu cabeza.

Cambios en la embarazada durante el sexto mes

Para este momento del embarazo, es probable que hayas aumentado ya de dos a tres kilos tu peso corporal. Al mismo tiempo, es a los seis meses de embarazo que empiezan a dar su aparición las primeras estrías (a las cuales podés consultar a tu médico sobre cómo combatir) y los pies y piernas se hinchan con facilidad, especialmente cuando hay retención de líquidos.

No te preocupes si observás que comienza a salirte calostro de los pechos eventualmente. Esto, tiene que ver con que es a partir de este mes que tu cuerpo comenzará a fabricar la leche para que alimentes a tu bebé al nacer.

A medida que las semanas pasan, sentirás cada vez más el movimiento de tu bebé.

Es posible que notes ciertos cambios en la pigmentación de tu piel, como así también la eventual aparición de ciertas manchas. Cuando esto ocurre, suele estar relacionado a que el aumento de estrógenos proveniente del embarazo afecta directamente a los melanocitos, es decir, a las células productoras de la melanina (que brinda la pigmentación a la piel).

Generalmente, cuando se dan cambios de pigmentación en la piel, estos suelen darse sobre zonas que ya contaban con alguna coloración más oscura (por ejemplo, cuando hay pecas). También es frecuente que aparezcan en la zona de la frente y la nariz, como así también en las mejillas del rostro.

Molestias y malestares

Es muy común que, a lo largo del sexto mes de embarazo, pases por algunos problemas de orden digestivo. Esto se debe a que el aumento exponencial que tu cuerpo vivió en cuanto al nivel de progesterona, hace que las funciones del sistema digestivo se desarrollen de una manera mucho más lenta, haciendo que los alimentos pasen mucho más tiempo dentro del estómago. Una de las maneras de apaciguar este malestar, puede radicar en comer liviano y muy lentamente. Al mismo tiempo, se recomienda fraccionar la alimentación en varias comidas a lo largo de todo el día.

Por otro lado, es muy frecuente también el estreñimiento. En estos casos, lo recomendado es consumir una gran cantidad de frutas y verduras, como así también otros alimentos que sean ricos en fibras. Además, beber al menos dos litros de agua al día ayuda a minimizar la posibilidad de estreñimiento.

Desarrollo del bebé en el sexto mes de gestación

Para este momento, los órganos vitales del bebé ya han desarrollado casi en su totalidad su potencial, funcionando casi a la perfección. Su sistema auditivo se agudiza, generando una mayor sensibilidad ante los diferentes estímulos y generando, a partir de ellos, reacciones automáticas por parte del mismo.

Verás cómo tu bebé pareciera moverse cada vez más. Esto, tiene que ver con que sus músculos se van desarrollando y van adquiriendo cada vez más fuerza. Además, no sólo su cuerpo es cada vez más grande sino que, además, ya tiene desarrollados, casi en su totalidad, los pequeños deditos de las manos y de los pies.

Desarrollo del feto en el sexto mes
Desarrollo del feto en el sexto mes

Hacia los seis meses de gestación, el bebé contará ya con más de 14.000 millones de neuronas, mientras que sus nervios van recubriéndose de mielina.

Por otra parte, el cuerpo de un bebé que se encuentra transitando el sexto mes de gestación, empieza ya a generar sus propios glóbulos blancos, lo cual le permitirá protegerse posteriormente de diferentes tipos de infecciones.

Habitualmente, un bebé de seis meses de gestación, cuenta con una longitud que ronda los 30 cm y con un peso de aproximadamente 760 gr. A medida que su cuerpo crece, el bebé va requiriendo adoptar otras posturas al interior del cuerpo de la madre. Por ello – y a partir de este momento – lo más común es que tu bebé adquiera una postura fetal, manteniendo sus extremidades encogidas.

Pruebas médicas

Una vez que vamos llegando al final del sexto mes de embarazo, se recomienda a la futura madre realizarse el Test de O’Sullivan. Este test, consiste en una prueba analítica que será la encargada de contabilizar el nivel de glucosa en la sangre, con el objetivo de determinar la posible presencia de diabetes gestacional.

Para realizar esta prueba, tu médico te hará tomar un líquido, compuesto por glucosa, y, habiendo dejado pasar una hora, te pinchará levemente con una aguja, analizando cuál fue la tolerancia que tu cuerpo mostró frente a la prueba.

En los casos en los que de esta prueba desprendan ciertas alteraciones en el nivel de glucosa, suele llevarse a cabo una prueba más, destinada a su verificación. De ser, en ambos casos, positivo, se afirma que estamos frente a un caso de diabetes gestacional.

Cuando a una mujer embarazada se le diagnostica la presencia de diabetes durante el embarazo, se suele requerir un seguimiento especial, que apuntará a optimizar el desarrollo del embarazo de una manera normal, de modo de evitar inconvenientes, tanto para la futura madre como para el bebé en desarrollo.

Ya pasaste el sexto mes y, con él, finalizaste el segundo trimestre de tu embarazo. Tu relación con tu bebé es cada vez más hermosa y estrecha, debido a que, a medida que pasa el tiempo, podrás sentirlo cada vez más. Sigamos descubriendo juntos lo que sigue.

Séptimo mes de embarazo

Llegamos al séptimo mes de embarazo y, con él, comenzamos a transitar la recta final del mismo. En esta etapa, es muy común que comiencen a aparecer los nervios y la ansiedad de tener, por primera vez, a nuestro bebé el brazos.

¿Cómo es el séptimo mes de embarazo?

Durante esta etapa, el cuerpo tiende a sentirse mucho más cansado, por lo que resulta fundamental mantener un buen descanso e intentar dormir, al menos, ocho horas durante la noche. Al mismo tiempo, puede ser de gran utilidad realizar ejercicio físico suave y leve, tal como caminar o nadar.

Por otra parte, a lo largo de esta tercera etapa del embarazo, es fundamental cuidar los alimentos que se consumen, debiendo ingerir muchos alimentos ricos en vitaminas y en proteínas, que favorecerán el desarrollo del embarazo y, en consecuencia, del bebé, de manera adecuada. En lo que respecta a las comidas, siempre es recomendable ingerir muchas comidas pequeñas a lo largo del día, antes que unas pocas pero abundantes. Es fundamental, también, no olvidar consumir los dos litros de agua al día.

Cambios en la embarazada durante el séptimo mes

Antes de hablar de los cambios físicos de una mujer que pasa por el séptimo mes de embarazo, es importante hablar también de los cambios emocionales, que son muy frecuentes durante esta etapa. Generalmente, muchas mujeres, al llegar a este momento del embarazo, comienzan a centrar mayormente su atención en el parto, lo cual puede dar lugar al surgimiento de ciertos temores o angustias. Puede ser de gran ayuda, para paliar esa situación, acudir a un psicólogo o hablar con el médico que sigue el embarazo, de modo de poder despejar todas las dudas que se tengan sobre el momento del parto y poder así sentirse más tranquila. Al mismo tiempo, puede ser de gran ayuda hablar con mujeres cercanas que hayan ya pasado por aquel momento y que puedan compartir sus experiencias.

Cambios físicos en la embarazada

A partir del séptimo mes de embarazo, tienden a observarse cambios hormonales que varían de semana a semana. Es muy frecuente la retención de líquidos, que puede llevar a que ciertas zonas del cuerpo – como los pies – se hinchen. Al mismo tiempo, durante esta etapa es posible que comiencen a formarse estrías, especialmente en la zona del abdomen y en los pechos. Es de gran ayuda acudir a un médico dermatólogo que pueda recomendar cremas específicas para ello.

Si bien esto no ocurre en todos los casos, son muchas las mujeres que, a lo largo del séptimo mes de embarazo, comienzan a sentir una serie de contracciones que llevan el nombre de “Contracciones Braxton Hicks”. Estas contracciones consisten en una serie de encogimientos del útero que, si bien empiezan a aparecer en las primeras semanas del embarazo, sólo pueden ser percibidas a partir de este momento.

Molestias durante el séptimo mes de embarazo
Molestias durante el séptimo mes de embarazo

Las contracciones Braxton Hicks son muy frecuentes y no representan riesgo alguno. Sin embargo, si se experimentan más de cinco de ellas, lo recomendable es acudir a una consulta médica, de modo de garantizar que no se esté en una situación de riesgo o  de parto prematuro. En algunas ocasiones, cuando se repiten las contracciones durante el séptimo mes de embarazo, eso puede significar que se está frente a una situación de parto adelantado. De todas maneras, si bien es fundamental acudir a un médico en estos casos, los fetos suelen contar ya con un desarrollo suficiente para poder sobrevivir al nacer y contar con un buen nivel de salud (aunque tal vez deba pasar los primeros tiempos en incubadora  y en control).

Molestias y malestares

Durante el séptimo mes de embarazo, es posible que se sienta una cierta pérdida de equilibrio, debido al peso de la panza. Es importante tener cuidado con las caídas, como así también con los dolores de espalda provenientes de la modificación en su postura.

Entonces, podríamos enumerar las siguientes molestias frecuentes durante el séptimo mes de embarazo:

  • Sensación de torpeza y de falta de control sobre el cuerpo
  • Dificultad y malestar al estirar los músculos y el abdomen
  • Cierta dificultad para respirar con profundidad
  • Retención de líquidos
  • Dolor en la espalda y posible cansancio en las piernas
  • Cansancio físico
  • Insomnio
  • Mayor frecuencia para orinar
  • Ansiedad, irritabilidad, preocupación

Desarrollo del bebé en el séptimo mes

Para el séptimo mes, el bebé ya habrá aprendido a abrir y cerrar los ojos con naturalidad. Su retina y su globo ocular continuarán su proceso de desarrollo hasta el último momento del embarazo.

A partir de este momento, el desarrollo del cerebro del bebé dará saltos exponenciales y veloces. Estará en un proceso de formación rápida de los tejidos y la corteza cerebral, como así también de conexión de las diferentes neuronas. Esta conexión es la que hará que el bebé vaya experimentando cada vez más sensaciones y que pueda percibir sonidos y generar imágenes en su mente.

Desarrollo del feto durante el séptimo mes
Desarrollo del feto durante el séptimo mes

Para este momento, la piel del bebé ya estará casi finalizada en su desarrollo y contará con mecanismos de autorregulación de la temperatura corporal, que irán aumentando su efectividad de funcionamiento. Tanto fuera de la piel, como dentro de la misma, se irá formando una cierta capa de grasa, que le servirá de protección y de regulación de temperatura.

A partir de este momento, si antes ya sabíamos el sexo del bebé, ahora sus órganos sexuales comenzarán a desarrollarse con mayor velocidad.

Para este momento, muchas futuras madres acuden a realizarse la ecografía 4D, en la cual ya podrá verse al bebé gesticular, sonreír, poner cara triste, chuparse el dedo, agarrarse los pies con las manos, entre tantos otros gestos que resultan sumamente emocionantes para las embarazadas, siendo que se encuentran cursando el último trimestre de su embarazo. Por ello, se cree que, además, esta etapa fomenta un mayor estrechamiento en las relaciones y el amor entre la futura madre y el futuro hijo.

Octavo mes de embarazo

Llegamos al octavo mes de embarazo y la fatiga y la ansiedad contribuyen a pensar constantemente en el momento del parto. Aquí te contaremos todo lo que necesitás saber acerca del octavo mes de embarazo.

¿Cómo es el octavo mes de embarazo?

Para este momento del embarazo, el crecimiento del útero y del bebé, como así también su peso, comienzan a dificultar la realización de ciertas actividades cotidianas, generan cansancio, fatiga y desgano. Al mismo tiempo, es probable que esto genere cierta dificultad para respirar correctamente y en profundidad.

Cambios en la embarazada durante el octavo mes

En primer lugar, hablemos de los cambios de índole emocional. Falta muy poco tiempo para el momento del parto y, al igual que durante el mes anterior, es posible que abunden los miedos y las dudas. Por ello, es importante consultar todo lo que sea necesario al médico que acompaña el embarazo, de modo de disipar todas las dudas que aparezcan.

Al mismo tiempo, son muchas las mujeres embarazadas de ocho meses que, al ver disminuida su actividad diaria, sienten la necesidad de un mayor acompañamiento emocional, como así también apoyo, afecto y atención.

Cambios físicos

En lo que respecta a los cambios físicos que vive una mujer embarazada de ocho meses, podemos mencionar, en primer lugar, que el útero habrá alcanzado ya su máximo tamaño (40 cm).

Por otra parte, las contracciones para este tiempo comienzan a ser mucho más frecuentes. Sin embargo, a no ser que se sienta una repetición superior a las 5 contracciones seguidas, esto no debe ser motivo de preocupación.

Para los ocho meses de embarazo, es probable que se observe la salida de calostro de los pechos, lo cual se debe, directamente, a que éstos comienzan ya a desarrollar leche. El calostro es lo que permite alimentar al bebé mientras que aún no se ha alcanzado la mejor producción de leche.

Muchas mujeres embarazadas de ocho meses comienzan a observar modificaciones significativas en su respiración. Esto se debe, generalmente, a que el bebé comienza a ocupar parte del espacio que habitualmente ocupan los pulmones.

Para este momento del embarazo, es frecuente vivir un aumento de peso, de alrededor de medio kilo por semana.

Molestias y malestares

Hacia el octavo mes de embarazo, la panza de la futura madre suele ya haber adquirido un tamaño considerable, por lo que dormir puede comenzar a ser molesto y difícil. Resulta una odisea encontrar la manera cómoda de descansar en la noche. Al mismo tiempo, el tamaño y el peso de la panza de una futura madre embarazada de ocho meses, tiende también a dificultar cada vez más el desarrollo de ciertas actividades cotidianas y físicas.

Molestias octavo mes de embarazo
Molestias octavo mes de embarazo

Son muchas las mujeres que, durante el octavo mes de embarazo, padecen del síndrome del túnel carpiano. Este, se caracteriza, esencialmente, por una hinchazón  e inflamación de los nervios del área de las muñecas. Esto suele traducirse en inflamación y dolor en las muñecas y en los dedos de las manos.

Hay mujeres que tienden a padecer de estreñimiento e, incluso, llegan a desarrollar hemorroides. Para evitar esto, es recomendable distribuir las comidas en muchas y pequeñas porciones a lo largo de todo el día y beber abundantes cantidades de agua.

Desarrollo del bebé en el octavo mes

A medida que el tiempo pasa, esa piel que ya se encontraba alcanzando su punto cúlmine de desarrollo, comienza a hacerse cada vez más gruesa. Hay una leve capa de grasa que comienza a cubrir en su totalidad la epidermis del bebé y su color comienza a parecerse cada vez más al de un bebé nacido, dejando totalmente de lado aquella transparencia inicial.

Si bien sigue abriendo y cerrando los ojos con mucha facilidad, es común que, para este momento, el bebé duerma la mayor parte del tiempo.

Por otro lado, para el octavo mes de embarazo, es posible que la futura madre ya no sienta como antes los movimientos de su bebé. Esto no necesariamente significa que estemos frente a un problema, sino, más bien, que ya no cuenta con tanto espacio como antes para moverse con libertad, por lo que tiende a estar mucho más quieto. Se estima que, para los ocho meses de gestación, el bebé ya debe encontrarse posicionado con la cabeza hacia abajo. Sin embargo, si esto aún no ha ocurrido, esto no debe significar, todavía, un motivo de preocupación, debido a que aún cuenta con tiempo para darse vuelta.

Desarrollo del feto en el octavo mes
Desarrollo del feto en el octavo mes

Llegando al final del octavo mes de embarazo, el bebé medirá aproximadamente unos 45 cm de largo, pudiendo ya tener un peso que oscila entre los dos kilos.

Pruebas médicas

A partir del octavo mes de embarazo, las pruebas médicas comienzan a apuntar específicamente al momento del parto. Generalmente, los estudios que suelen llevarse a cabo para este momento, tienen que ver con ecografías y cultivos vaginales, que apuntarán a observar las condiciones en que se encuentra la placenta, si la bolsa cuenta con la suficiente cantidad de líquido, si el bebé tiene las medidas adecuadas, si se encuentra ya en posición de parto, entre otros motivos. Se trata de pruebas destinadas a garantizar que no se presenten problemas durante el momento del parto, tanto para la madre como para el futuro bebé.

Noveno mes de embarazo

Llegamos al noveno mes de embarazo. Se acerca el momento, las semanas y los días están contados. No faltarán más de cuatro semanas para tener, finalmente, al bebé en brazos por primera vez y para siempre.

La ansiedad y los nervios – aunque así también las molestias – durante esta etapa serán casi moneda corriente en los días que restan hasta el parto, por lo que aquí te contaremos todo lo que necesitás saber acerca del noveno mes de embarazo.

¿Cómo es el noveno mes de embarazo?

El noveno mes de embarazo se caracteriza, esencialmente, por una gran dificultad para dormir, como así también por complicaciones y cansancio para efectuar actividades físicas o que conlleven algún esfuerzo. Es el mes en el que la futura madre más descansa, debido a que su energía y su fuerza se ven considerablemente reducidas.

Al  mismo tiempo, podría decirse que, durante este mes, el bebé se encuentra casi imperceptible, debido a que estará la mayor parte del tiempo durmiendo, tranquilo, sin moverse demasiado como consecuencia de la falta de espacio con que cuenta ahora. Para este momento del embarazo, el bebé debería ya encontrarse en posición fetal. De no hacerlo, es posible que se deba acudir a un parto por cesárea.

Cambios en la embarazada durante el noveno mes


En lo que respecta al plano emocional, es posible que se sienta que el tiempo no trascurre. La ansiedad es cada vez mayor a medida que los días pasan y es posible sentir miedo por el momento del parto y estar llena de dudas al respecto.

En cuanto a los cambios físicos, hacia el noveno mes de embarazo, el útero mide alrededor de 15 veces su tamaño natural, como así también cuenta con una capacidad de 500 a 1.000 veces superior. Para este momento, el útero se encontrará situado por debajo de las costillas,  lo cual generará una compresión de los pulmones, deviniendo luego en cierto nivel de dificultad para respirar. Al  mismo tiempo, el útero rozará ya la altura del esternón y es posible que resulte cada vez más difícil conciliar el sueño.

Es hacia fines del noveno mes que el útero comenzará a descender, al tiempo que el bebé se va preparando para salir.

El estiramiento que la piel del abdomen ha tenido durante los últimos meses es tal, que es frecuente que el ombligo salga hacia afuera. Volverá a su lugar con el paso del tiempo luego del parto.

Molestias y malestares

Durante el noveno mes del embarazo, son muy frecuentes los calambres, especialmente durante la noche. Una excelente manera de combatir estos calambres, tiene que ver con consumir alimentos ricos en potasio (como las bananas) y en estirar bien las piernas todas las noches antes de dormir.

Molestias durante el noveno mes de embarazo
Molestias durante el noveno mes de embarazo

Es posible que, durante el último mes del embarazo, aparezcan ciertas várices en las piernas, esto suele tener que ver con el considerable estiramiento que ha sufrido la piel con el embarazo, como así también con el aumento del peso corporal y la falta de sueño.

Desarrollo del bebé en el noveno mes

Hacia el noveno mes, la piel del bebé deja de estar arrugada y todo el lanugo que la cubría ya habrá desaparecido en su totalidad. La placenta habrá aumentado, pudiendo llegar aproximadamente a los 500 gramos y su función, ahora, es la de nutrir y oxigenar al bebé. En el noveno mes de gestación, todos los órganos del bebé funcionarán ya a la perfección.

Si bien, aún en las últimas semanas el bebé todavía continuará creciendo en el interior de la madre, su forma, para este momento, se verá ciertamente “gordita”.

Para la semana número 37 del embarazo, el bebé ya estará listo para nacer. Sin embargo, se recomienda que se espere hasta la semana número 40, en la medida de lo posible.

Por otra parte, el bebé ya habrá desarrollado a la perfección sus sentimientos y sus sistemas perceptivos. Contará ya con cabello en su cabeza y tendrá las uñas de las manos y de los pies relativamente largas.

Un bebé que está por nacer, tiende a tener aproximadamente 50 cm de largo, pudiendo alcanzar un peso total que ronde los 3 kg.

Preparándonos para el parto

El momento se acerca y es importante que el miedo no invada la belleza de lo que estará pronto por ocurrir. Para este momento, el bebé podrá nacer en cualquier momento, por lo que es importante mantener preparadas las cosas necesarias para acudir a la clínica con rapidez cuando el momento esperado llegue (ropa, pañales, elementos de higiene personal y del bebé, entre otros).

¡Se rompió la bolsa!

Al momento del parto, la placenta se verá desprendida del útero y el cordón umbilical ya no cumplirá las funciones con las que cumplía con anterioridad.

Al momento de nacer el bebé, cuando respire sólo por primera vez, la totalidad de sus órganos vitales comenzarán en ese momento a funcionar, requiriendo adecuarse al ingreso de aire en el cuerpo, debido a que se encontraban acostumbrados a “respirar” placenta.

Una nueva etapa en tu vida comienza a partir de este momento y siempre recordarás el embarazo como un tiempo único e inigualable, repleto de emociones y sensaciones indescriptibles.

Nacimiento del bebé
Nacimiento del bebé

¡Felicitaciones, ya tenés a tu bebé en tus brazos!

Como calcular la fecha probable de nacimiento

El embarazo es una etapa muy especial en la vida, lleno de alegría, miedos, ansiedades, y preguntas. Una muy frecuente, que combina todas esas emociones, es ¿cuándo nacerá mi bebé? Si bien la fecha de parto es imposible de determinar exactamente y con total seguridad, existe una forma para calcular la fecha probable de nacimiento. Te contamos cómo en este artículo.

¿Cuándo nacerá mi hijo?

Hay un sistema que se puede emplear para calcular de forma aproximada la fecha probable de parto.

El cálculo es el siguiente:

Se suma 1 año y 10 días a la fecha de comienzo de la última menstruación y a esa fecha se le restan 3 meses. El resultado es la fecha probable del nacimiento.

El promedio de días es 280 lo que equivale a 9 meses calendario o 10 meses lunares.Cabe destacar que esta fecha muy pocas veces se cumple con exactitud. El parto puede adelantarse unas semanas o atrasarse unas semanas y de todas formas sería totalmente normal.Si el parto se retrasará más de 2 semanas deberías visitar al obstetra para validar que todo este en orden. ¿Estás próxima a la fecha de parto? Te invitamos a leer nuestro artículo sobre el desarrollo de tu bebé!