Interés General

Esfínter

Cuando hablamos de esfínter, nos referimos a una especie de músculo con forma circular o anillada, que se encarga de permitir el traslado de una sustancia de un órgano hacia otro a través de un tubo, impidiendo, a su vez, que ésta regrese al anterior. En nuestro organismo, existen alrededor de 50 esfínteres diferentes, algunos microscópicamente pequeños. Cuando se produce la defunción de un organismo, los esfínteres tienden a relajarse a través de la liberación de distintos fluidos.

Muchos de los esfínteres de nuestro cuerpo cumplen una función esencial en el proceso de digestión.

Algunos de los tipos de esfínteres que poseemos, son:

  • Esfínter gastroesofágico: se trata de un músculo que separa el estómago del esófago, impidiendo que el bolo alimenticio pueda regresar. Este es, más bien, un tipo de esfínter fisiológico, es decir que cumple la misma función de uno anatómico, pero no por actividad de un tipo específico de músculo, sino a través de una serie de procesos y factores fisiológicos.
  • Esfínter pilórico: separa el estómago del intestino delgado, impidiendo el regreso del quimo (alimentos digeridos)
  • Válvula ileocecal: se encarga de separar el intestino grueso del intestino delgado
  • Esfínter de Oddi: regula el paso de secreciones del hígado, el páncreas y la vesícula biliar hacia el duodeno (parte del intestino delgado que genera la conexión entre el estómago y el yeyuno)
  • Esfínteres anales: son los que permiten el paso de las materias fecales hacia el exterior del organismo. Pueden ser internos o externos.
  • Esfínter uretral: permite el paso de la orina hacia el exterior
  • Esfínter precapilar: es el que abre y cierra el capilar en el momento del flujo de angre.

Lee también: Qué es el estreñimiento

No hay comentarios

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *