Infectología

Infección Urinaria, conoce sus causas, sintomas y todos los tratamientos

La infección urinaria es una infección por algún organismo patógeno que puede ocurrir en cualquier parte del tracto urinario: pielonefritis, ureteritis, uretritis o cistitis, ya sea en riñones, uréteres (que llevan la orina desde los riñones hasta a vejiga), vejiga (acumula orina), uretra (lleva la orina acumulada en la vejiga hasta el exterior) o el meato urinario (orificio externo por donde se micciona, se orina) respectivamente. Las infecciones urinarias son más frecuentes en mujeres y en personas mayores, pero también afecta a los hombres y niños.

Causas de Infección urinaria

La infección urinaria generalmente es causada por enterobacterias (que se alojan en el intestino) como la Escherichia colli que es la mas frecuente, Krebsiella ssp, Proteus mirabilis y Enterobacter ssp, también pueden ser el Streptococcus del grupo b o el Staphylococcus coagulasa negativo.

Cotizar tu próxima cobertura médica

En embarazadas es mas común, ya que aumenta la producción de orina por lo que los uréteres conducen mas liquido y pierden su tonicidad, a esto habría que agregarle la presión que recibe por parte del útero en crecimiento que lo puede llegar a obstruir, además la mayor producción de liquido aumenta la capacidad de almacenamiento de la vejiga, ya que esta se expande y por lo tanto se vacía con menos frecuencia (Estasis urinaria). Toda esta mayor producción se debe a que los riñones filtran mas y aparece en la orina glucosa y bicarbonato en demasía lo cual sirve para el mantenimiento de los gérmenes y su reproducción.

En todas las personas tanto varones como mujeres, las bacterias ascienden por medio de la contaminación con gérmenes del tracto intestinal en las zonas perianal, perineal (espacio entre los genitales y el ano) y genital. Cuando ocurre en el hombre generalmente es producido por problemas prostáticos, la próstata se halla por debajo de la vejiga y forma un relieve por dentro de ella, si esta se hipertrofia (se agranda) el relieve es mucho mayor produciendo la acumulación de orina en la parte posterior del mismo y cuando se vacía la vejiga este contenido suele permanecer dentro.
Hay ciertos factores predisponentes:

  • En los niño, generalmente son más frecuentes en menores de dos años.
  • Malformaciones en las vías urinarias por ejemplo estenosis (estrechamiento del conducto, de la luz del uréter por ejemplo). O defectos en las válvulas que se encuentran en la uretra.
  • Relaciones sexuales. (Por daños muy pequeños del meato urinario durante el coito).
  • Hipertrofia prostática.
  • Higiene inadecuada.
  • Masturbación (puede provocar irritación)
  • Rascarse excesivamente el área genital.
  • Diabetes 
  • Inmunodeficiencias.

Algunas personas cuentan, en las células de las vías urinarias, con moléculas que ayudan a que “se peguen” las bacterias, cuantas mas moléculas de este tipo tenga, mas es la probabilidad de infecciones.
Haber pasado por alguna intervención quirúrgica en el sistema urinario, también ayuda a contraer afecciones de este tipo.

Síntomas de Infección urinaria

En el caso de bebes:

  • vómitos,
  • diarrea,
  • irritabilidad,
  • fiebre,
  • malestar al orinar,
  • orina maloliente,
  • molestias al colocar el pañal.

En el resto de las personas aparecen:

  • dolores en la región abdominal,
  • dolor y ardor,
  • urgencia en la necesidad de miccionar,
  • orina maloliente,
  • fiebre leve,
  • a veces la orina puede contener hilos de sangre y en los análisis pueden encontrarse gran cantidad de proteínas (proteinuria).

Pueden presentarse escalofríos, temblores y fiebre más alta, y dolor en la parte posterior de la zona lumbar.

Lee también: Disuria, micción con dolor

Tratamientos para Infección urinaria

El médico podrá solicitar un análisis de orina para llegar a un diagnóstico éxacto.
En el caso de una mujer embarazada se debe analizar el costo beneficio, y el estado de la madre. Y es necesariamente importante diagnosticarlo precozmente ya que es muy peligroso para la madre y el feto.
Se suelen dar antibióticos inmediatamente, pero estos pueden actuar sobre el bebe o no, entre los que no afectan al bebe se encuentran los que derivan de la penicilina y los que lo afectan lo son por ejemplo las tetraciclinas, que generan efectos nocivos.
También se debe ingerir entre 2 y 3 litros por día y jugos de cítricos. Para poder “barrer” por medio de la orina las bacterias que se encuentren en las vías excretoras.
En caso de mujeres:

  • orinar luego de las relaciones sexuales,
  • evitar la limpieza excesiva de la vulva ya que así se eliminan los microorganismos naturales que viven allí y ayudan a la protección,
  • evitar higienizarse “de atrás hacia delante” es decir de la zona anal hasta la zona vaginal, porque de esta forma las bacterias de la zona anal propias del intestino llegan al meato.
  • También es recomendado utilizar ropa interior de algodón y no ropa ajustada.

Existen varias recomendaciones generales:

  • Beber jugo de arándanos o las frutas directamente (comprobado).
  • Agregarle a un vaso de agua media cucharadita de te de bicarbonato de sodio, esto hará que la orina sea menos acida y por ende menos favorable para las bacterias, los mismo puede realizarse con la 7up, bebiendo muchos vasos al día.
  • Te de boldo, alivia las molestias de la cistitis.
  • Comer abundantes espárragos en las comidas.
  • Evitar comer alimentos con mucho azúcar (ayuda a la proliferación de bacterias)
  • Cambiar los tampones por toallas femeninas. (Disminuyen el riesgo de infección).
  • Beber un te de tomillo. Antiséptico.
  • Consumir cerezas, estas son diuréticas y desinflaman las vías urinarias.

Antibióticos para la infección urinaria

Dependiendo de la información obtenida en el examen de orina sobre las bacterias responsables de la infección, el especialista elegirá un antibiótico u otro. El tratamiento puede inclusive ser de dosis única, es decir, un fármaco de una sola toma, o un tratamiento más largo que podrá durar de tres días a una semana, con una dosis al día. El antibiótico combatirá el patógeno rápida y efectivamente.

Sin embargo, los síntomas pueden persistir unos días después del inicio del tratamiento, mientras la inflamación de la vejiga desaparece.

Esta es una lista de antibióticos para tratar infecciones urinarias simples:

Nombre genérico:

  • Ciprofloxacina
  • Fosfomicina
  • Levofloxacina
  • Nitrofurantoína
  • Sulfametoxazol con trimetoprim
  • Amoxicilina
  • Ampicilina

Algunos especialistas no utilizan el grupo de medicamentos antibióticos conocidos como fluoroquinolonas ciprofloxacina o levofloxacina, para las infecciones urinarias simples, ya que los riesgos de estos medicamentos en general, superan los beneficios para el tratamiento de infecciones del tracto urinario. En algunos casos, como una infección urinaria o renal complicada, el médico podría prescribir un medicamento con fluoroquinolona, si no existen otras opciones de tratamiento.

Para las infecciones causadas por la bacteria E. coli, el médico utiliza una variedad de antibióticos incluyendo la amoxicilina, nitrofurantoína,  trimetoprim sulfametoxazol asociado y trimetoprim solo.

La elección del antibiótico generalmente el médico lo prescribe por mera experiencia al principio para minimizar el riesgo, y luego lo mantiene o lo cambia, según los resultados del análisis de orina tan pronto como estén disponibles.

Amoxicilina para la infección urinaria

El fármaco amoxicilina 500 mg es un antibiótico efectivo para matar casi cualquier tipo de bacteria y en consecuencia, la droga hace un arma eficaz contra casi cualquier tipo de infecciones bacterianas, dentro de las que se encuentra la infección del tracto urinario.

La dosis más común de amoxicilina para el tratamiento en infecciones urinarias, es la dosis de 500 mg de amoxicilina al día. Sin embargo, puede variar dependiendo de la edad, el peso, la tolerancia a los fármacos y el estado general de salud del paciente. El médico podría prescribirle amoxicilina 500mg durante una semana o dos, dependiendo de cómo el cuerpo responde al tratamiento.

Cómo actúan los antibióticos y su efectividad

Todos los tratamientos para la infección urinaria
Todos los tratamientos para la infección urinaria

Todos estos antibióticos tratan las infecciones del tracto urinario y evitan las complicaciones de la infección como el daño renal. Generalmente el paciente comienza a sentirse mejor dentro de 1 a 2 días después de comenzar el tratamiento. Si los síntomas permanecen o empeoran al tercer día, requerirá de una nueva evaluación médica.

Es importante que el paciente tome todos los antibióticos que el especialista ha recetado por el tiempo completo. La mayoría de las personas pueden empezar a sentir mejoría después de comenzar la medicina, pero si dejasen de tomar el medicamento, la infección volverá, inevitablemente y la bacteria podrá hacer resistencia al mismo, empeorando el diagnóstico.

Para infecciones frecuentes

Si las infecciones urinarias son frecuentes, el médico puede hacer ciertas recomendaciones de tratamiento, tales como:

  • Antibióticos de dosis baja, inicialmente durante seis meses pero a veces más largos
  • Una sola dosis de antibiótico después de las relaciones sexuales si las infecciones están relacionadas con la actividad sexual

Para infecciones urinarias benignas

Se puede administrar como una dosis única o en una dieta de 3, 7 o 14 días. En la mayoría de los casos, se propone una terapia de 3 días con trimetoprim-sulfametoxazol. Cuando la infección ocurre unos días después del coito sin protección, el médico se asegurará de que no se trata de una infección de transmisión sexual (ITS) (gonocócica o clamidia), lo que justificaría un tratamiento antibiótico en particular.

Para una infección severa

Para una infección del tracto urinario grave, es posible que el paciente necesite tratamiento con antibióticos intravenosos en un hospital.

Riesgo de resistencia bacteriana

Para que el tratamiento sea totalmente eficaz, es importante cumplirlo al pie de la letra, duración, incluso si los síntomas ya han desaparecido por completo. Si estos persisten, es posible que la bacteria sea resistente al antibiótico prescrito, en este caso será necesario volver al médico para que prescriba otro tipo de antibiótico.

Una vez que los síntomas ya no se observan, la recomendación del especialista, es someterse nuevamente a otro examen de orina para asegurar la desaparición de las bacterias en un 100%. En caso de que la infección urinaria sea más grave, el tratamiento debe ser más potente, es decir, el médico deberá considerar una dosis más alta y, si es necesario, acompañado con analgésicos para aliviar el dolor.

Efectos secundarios

Muchos son los antibióticos que pueden causar efectos secundarios como fiebre, erupción cutánea, diarrea, náuseas, vómitos, dolores de cabeza, rupturas del tendón y daño a los nervios. Sin embargo, no es una norma, esto puede variar entre un paciente y otro.

Los antibióticos para la infección del tracto urinario pueden destruir los microbios buenos en el cuerpo. Este efecto puede causar infecciones vaginales de la levadura y otras infecciones; problemas severos de diarrea, hospitalización e incluso hasta la muerte.

Los antibióticos, tomados en exceso, descontroladamente o sin supervisión médica, lamentablemente también pueden contribuir al desarrollo de bacterias resistentes a los fármacos, las cuales son más difíciles de combatir y pueden causar enfermedades más complejas.

Por lo tanto, el especialista siempre va a necesitar probar varios antibióticos distintos, hasta dar con el más efectivo para combatir bacteria responsable de la infección del tracto urinario, sin duda, esto aumentará el riesgo de complicaciones. Las bacterias resistentes son fácilmente transmisibles a otras personas, por lo que una persona con estas condiciones,  deberá estar en control constante con el médico y seguramente tendrá que adquirir medicamentos más costosos.

Infecciones urinarias con complicaciones o recurrencias

En los casos de infecciones del tracto urinario superior (uréter, pelvis), puede presentarse fiebre alta persistente, en este caso, se sospecha puede existir alguna complicación seria, por lo que el paciente debe ser tratado directamente en el hospital por amenaza de riesgo de septicemia, lo que puede conducir a la muerte del paciente, en casos extremos.

Complicaciones de Infección urinaria

Si no es tratada en embarazadas puede provocar prematurez, bajo peso y mortalidad fetal.

En el resto de las personas puede ascender la infección y llegar a las vías altas, provocando una sepsis (infección en la sangre).

También te puede interesar: Cómo combatir la retención de líquidos

No hay comentarios

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *