Cirugías Estéticas

Lifting

Es natural que, con el paso del tiempo, la piel comience a plegarse y se empiece a perder la expresión habitual, y muchas personas recurren a tratamientos y procedimientos como el Lifting. Pero esto no tiene que ver solamente con el paso de los años y la edad, sino que hay otros factores que también influyen, tales como la exposición frecuente a los rayos UV del Sol y el estrés propio de la vida cotidiana. Son las arrugas y marcas de expresión provenientes de allí las que el Lifting combate.

Te contamos todo lo que tenés que saber sobre el Lifting en este artículo.

Conozcamos el Lifting

Si bien es cierto que el Lifting no nos va a sacar años de vida, si combate los efectos del paso del tiempo que se manifiestan en nuestra piel. Es una cirugía estética que se encarga de recuperar los relieves faciales, los puntos luminosos, mejorar el aspecto y devolver el tono cutáneo.

Este procedimiento quirúrgico se encarga de retirar el exceso de piel en zonas del cuello y del rostro, procediendo a tensar los músculos de la zona. De esa manera, no sólo elimina la flacidez, sino que, además, favorece el brillo natural de la piel.

También te puede interesar: Tratamientos para una piel radiante

Lifting facial
Lifting facial

¿Cómo es el procedimiento quirúrgico?

Al igual que ocurre con cualquier tipo de intervención quirúrgica que queramos realizarnos, el examen médico previo será fundamental para verificar que un paciente sea un candidato adecuado para esta operación. Se trata mayormente de detectar si preexiste algún tipo de anomalía o de enfermedad por la que este tipo de operación pudiera ser contraproducente.

Durante la primera consulta con el cirujano, este se ocupará de evaluar la calidad de la piel como así también la estructura facial general del paciente. Asimismo – y como decíamos – procederá a requerir una evaluación para verificar el estado de salud general.

Una vez que se ha determinado que un paciente puede ser candidato adecuado para esta intervención, llega el momento de hablar de la misma. Debido a que los signos de envejecimiento facial y del cuello son diferentes en cada persona y se van desarrollando de manera paulatina en las distintas áreas, la forma en que se lleve a cabo el proceso dependerá del área a tratar y de las condiciones de la piel del paciente.

El Lifting se realiza siempre en una sola intervención quirúrgica. Este, puede realizarse tanto con anestesia local como con anestesia general. Habitualmente, cuando los pacientes requieren también de un tratamiento extensivo en el área que corresponde al cuello, se aplica anestesia general.

La técnica a partir de la cual se lleva a cabo el Lifting consiste en lograr una reposición de la piel, las capas musculares y la grasa de las zonas a tratar, realizando una pequeña incisión para retirar a partir de ella el tejido sobrante que da lugar a los pliegues. Es frecuente que la incisión, además, se realice en el área de las cienes, por lo que la cicatriz tiende a estar luego tapada por el pelo y ser imperceptible.

Pero el procedimiento del Lifting no se centra solamente en la piel. Además, efectúa modificaciones en las estructuras musculares, grasas y óseas del paciente, lo cual permite que el resultado se vea mucho más natural y que dure mucho más tiempo.

Inmediatamente después de que ha finalizado el proceso y las heridas han sido ya cerradas, se colocan pequeños tubos bajo la piel, destinados a evitar que se produzca una peligrosa acumulación de líquidos y de sangre. Las condiciones en las que el paciente suele salir de la intervención (aunque depende de cada caso en particular) son las siguientes:

– con los ojos vendados

– con la cabeza que puede o no estar vendada con un material acolchonado especial

– con un sistema de drenaje que puede estar cerrado o abierto

Tanto los parches como los apósitos pueden ya ser retirados al día siguiente de la intervención.

Es frecuente que el alta hospitalaria se brinde pasadas las 48 horas de la intervención. Es en ese momento que se procede a retirar los drenajes.

Dependiendo de qué tan extenso haya sido el tratamiento en cada paciente en particular (es decir, de cuántas sean las zonas que se hayan tratado), el paciente se retirará de la clínica con el rostro más o menos hinchado.

En lo que refiere al postoperatorio, éste se caracteriza por no ser doloroso en el Lifting. Sí pueden padecerse de ciertas molestias, pero fácilmente controlables a través de la ingesta de analgésicos que serán recetados por el cirujano en cuestión.

Finalmente, en lo que tiene que ver con el proceso de cicatrización, en el Lifting este tiende a tardar aproximadamente unos dos meses en normalizarse por completo. Una vez que ese tiempo ha pasado y sin complicaciones, ya podemos estar frente a los resultados estables.

Te invitamos a conocer más sobre los procedimientos estéticos faciales más comunes.

¿Cuáles son sus resultados?

Resultados del Lifting
Resultados del Lifting

Como podíamos adelantar más arriba, el Lifting es un proceso quirúrgico y estético que devuelve la firmeza al rostro y el cuello de los pacientes, eliminando marcas de expresión propias de la edad y del paso del tiempo. Se trata de un procedimiento que presenta luego resultados naturales, en donde no tiende a notarse que ha habido una intervención quirúrgica para llegar a ellos.

Las mejoras logradas a través del Lifting pueden ser claramente visibles pasados los dos meses posteriores a la intervención.

Preguntas frecuentes

Son cada vez más las personas que buscan eliminar las marcas de expresión que el paso del tiempo ha dejado sobre sus rostros, al tiempo que quieren eliminar esos pliegues que les molestan. Vamos a intentar ahora dar respuesta a esas preguntas que muchas personas se hacen con frecuencia respecto al Lifting.

¿Hay precauciones a tomar antes de realizarse este tipo de intervención?

Si bien por lo general estas precauciones son pocas, es fundamental que se hable con honestidad con el cirujano acerca de los hábitos de vida que se tienen. En este sentido, si una persona es, por ejemplo, fumadora, es posible que se le recomiende abandonar dicho hábito al menos un tiempo antes y después de la cirugía, para que ésta pueda desarrollarse con éxito y su recuperación también.

¿Duele la cirugía?

La cirugía no duele y el postoperatorio tampoco. Sí es cierto que pueden presentarse molestias e hinchazón durante los primeros días posteriores, pero nada que no pueda resolverse con analgésicos y descanso.

¿Tengo que tener muchos cuidados luego de la operación?

Algunos de los cuidados más frecuentes que deben tenerse para que el proceso de recuperación se efectúe con éxito, son:

– no exponer directamente a los rayos UV del sol, durante al menos los primeros tres meses

– no realizar ejercicios que requieran mucho esfuerzo durante las dos semanas posteriores a la intervención

Asimismo, hay quienes temen por el aspecto de su rostro durante los primeros días. Hay que pensar que éste vuelve a la normalidad aproximadamente unas dos semanas luego de la intervención, pudiendo regresar a la vida cotidiana sin problemas.

¿Me va a cambiar la expresión del rostro si me hago un Lifting?

Claro que no. De todas maneras, es posible que durante los primeros días, al vernos al espejo, nos sintamos raros y sintamos que nuestra cara cambió completamente. No hay que preocuparse por esto, ya que se irá normalizando con el paso de los días.

No hay comentarios

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *