Nutrición

Mitos y prejuicios sobre la alimentación

Tratándose de algo tan común en nuestra vida diaria, resulta casi imposible no acudir a escuchar ciertos mitos o “conocimientos populares” que circulan en lo que respecta a nuestra alimentación. Sin embargo, muchas veces, esos mitos nos condicionan y hace que tomemos decisiones equivocadas en relación a la misma.

Por eso, en esta ocasión, trataremos de desandar algunos de los más frecuentes mitos sobre la alimentación y que seguro habrás oído alguno de ellos más de una vez.

Mitos y prejuicios en la alimentación

Mitos

“Todos los alimentos y productos light (o diet) adelgazan”

¿Los productos light no engordan?
¿Los productos light no engordan?

Falso. Ningún alimento, por sí sólo, adelgaza. Sino que la única manera de efectivamente adelgazar es manteniendo una alimentación sana y equilibrada, acompañada de una rutina de ejercicio físico.

“La carne de cerdo engorda”

¿Es cierto que la carne de cerdo engorda?
¿Es cierto que la carne de cerdo engorda?

Falso. Argentina es uno de los países en que se prioriza ampliamente la carne de vaca por sobre la de cerdo. Esto, se basa en una serie de prejuicios que se tienen sobre la última.

Son muchos los estudios, en el último tiempo, que demostraron que, del nivel total de grasa que contiene la carne de cerdo, casi el 50% de la misma es grasa monoinsaturada o “grasa buena”. Por eso, la carne de cerdo, en realidad, aporta una gran cantidad de nutrientes y, además, proporciona menos calorías que la carne de vaca.

“Comer rápido me satisface más velozmente y me hace comer menos”

¿Comer rápido hará que coma menos?
¿Comer rápido hará que coma menos?

Falso. En lugar de brindar una sensación de satisfacción, el comer rápido lo que nos da es un sentir de pesadez. En lo que respecta a la cantidad que se come, se debe visualizar el volumen de lo ingerido y no tanto el tiempo que se ocupó en lo mismo.

“Saltarse comidas adelgaza”

¿Saltear comidas ayuda a adelgazar?
¿Saltear comidas ayuda a adelgazar?

Falso. En realidad, cuando se saltean comidas, lo que ocurre más frecuentemente es que se llega con más hambre a la siguiente, lo cual, ciertamente, influye en la cantidad que consumimos y en el tipo de comida que elegimos en ese momento.

Lo ideal, para mantener una dieta saludable y equilibrada, es disponer de varias comidas al día, en las que se consuman pequeñas proporciones.

“La fruta engorda, porque tiene azúcar”

¿La fruta engorda?
¿La fruta engorda?

Falso. En primer lugar, el consumo diario de fruta nos brinda una excelente protección e hidratación contra muchas enfermedades comunes.

La fruta no contiene mucha azúcar. La mayor parte de las frutas aportan, principalmente, agua, con una proporción de azúcar que no tiende a superar el 15%. Un ejemplo de ello podría ser la mandarina. La mandarina contiene un total de 30 calorías, 6 gr. de azúcar y un número final de 0 grasas.

“Los alimentos integrales no engordan”

¿Es cierto que los alimentos integrales no engordan?
¿Es cierto que los alimentos integrales no engordan?

Falso. Los alimentos integrales aportan casi la misma cantidad de calorías que los refinados. La principal diferencia entre uno y otro radica, en realidad, a que los alimentos integrales aportan un nivel mucho mayor de fibra, lo cual brinda una mayor protección frente a ciertas enfermedades como las cardiovasculares.

“El pan engorda”

¿El pan engorda tanto como dicen?
¿El pan engorda tanto como dicen?

Falso. Aunque parezca mentira, el pan en realidad no contiene demasiados aportes calóricos y, además, es muy pobre en grasas. El pan es rico en hidratos de carbono. Al mismo tiempo, se ha difundido sobre el pan otro mito, que tiene que ver con que la miga engorda más que la corteza. En realidad este mito no tiene razón de ser. Ambas partes resultan del mismo producto, la diferencia radica solamente en la acción de horneado.

“La margarina es más sana que la manteca”

¿Es más sana la margarina que la manteca?
¿Es más sana la margarina que la manteca?

Falso. Las margarinas comunes son ricas en grasas trans. Sin embargo, en la actualidad, resulta cada vez más sencillo acudir a margarinas libres de estas grasas trans. En esos casos sí, la margarina es más saludable que la manteca.

“No es bueno que los adultos consuman leche”

¿Es malo que los adultos tomen leche?
¿Es malo que los adultos tomen leche?

Falso. La leche es necesaria para todas las etapas a lo largo de nuestra vida. Sin embargo, esta es aún más necesaria cuando comienza a transitarse la tercera edad, debido a que nuestro cuerpo requiere mucho más calcio por el debilitamiento de los huesos.

“Las vitaminas y minerales engordan”

Falso. Ninguno de estos dos elementos contiene aportes calóricos, por lo tanto, no engordan, como así tampoco es cierto que vitaminas y minerales adelgacen.

“No se debe tomar agua con las comidas”

Tomar agua entre comidas, ¿hace bien?
Tomar agua entre comidas, ¿hace bien?

Falso. Se ha dicho durante mucho tiempo que el consumo de agua durante las comidas solamente entorpece la digestión, sin embargo, esto no resulta en nada cierto. Lo que sí es verdad es que no resulta recomendable beber agua solamente durante las comidas. La ingesta de la misma debe ser llevada delante de manera pareja durante todo el trascurso del día.

“El queso blanco es el menos calórico”

¿Es el queso blanco menos calorico?
¿Es el queso blanco menos calorico?

Falso. El aporte graso del queso blanco es sumamente elevado. Sin embargo, en la actualidad es cada vez más frecuente encontrar en los mercados aquellos quesos que contienen “0 grasas”.

Los anteriores representan sólo algunos de los tantos mitos a los que estamos acostumbrados en lo que respecta a nuestra alimentación. El problema de los mitos radica en la influencia que tienen en nosotros a la hora de elegir, lo que puede llevarnos a tomar malas decisiones que sean perjudiciales para nuestro organismo o para nuestra dieta. Por eso, la recomendación principal es siempre visitar a un médico nutricionista, que pueda asesorarnos correctamente sobre nuestra alimentación.

También te puede interesar: Pensar… ¿adelgaza?

No hay comentarios

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *