Cirugías Estéticas

Otoplastia

En esta ocasión vamos a hablar acerca de la Otoplastia, otra de las cirugías estéticas más frecuentes, y que es utilizada tanto por mujeres como por hombres. La Otoplastia ayuda a corregir defectos en el posicionamiento de las orejas. Te contamos todo acerca de esta cirugía.

Hablemos de la otoplastia

Cuando hablamos de otoplastia nos estamos refiriendo a una cirugía estética que se aplica para reposicionar las orejas que se encuentran muy separadas de la cabeza o achicar el tamaño de las mismas si éste afecta a las personas que deciden hacerse esta intervención.

Si bien son muchas las personas adultas que deciden someterse a esta cirugía, la misma tiende a ser muy frecuente en los niños de entre 4 y 14 años de edad. Esto tiene que ver con que es a partir de los 4 años de edad que nuestras orejas han alcanzado ya el crecimiento total que van a tener. Si se recomienda en estas edades, tiene que ver ello con que, de esa manera, es menos notorio el proceso de recuperación y la influencia que éste puede tener en la vida social del paciente. De todas maneras, es una operación que se realiza también con frecuencia en las personas adultas, sin que esto signifique un mayor riesgo para las mismas.

¿Quiénes pueden hacerse una otoplastia?

Algo muy importante a tomar en cuenta y que la mayor parte de los cirujanos recomiendan es no presionar a los niños ni obligarlos a someterse a este tipo de intervención quirúrgica. Lo que se debe hacer es estar atentos al comportamiento de los niños y observar qué tal se siente cada uno respecto a la forma de sus orejas. En tanto el niño no presente problemas emocionales ni físicos como consecuencia de la forma y el tamaño de sus orejas, no debería acudirse a una otoplastia cuando aún no es necesaria. Hay casos en los que los niños crecen sin sentir complejo alguno ni problema físico o emocional como consecuencia de sus orejas, por lo que es posible que crezca de la misma manera y no acuda nunca a esta intervención.

En cambio, si desde el momento en que sus orejas ya se encuentran completamente desarrolladas (es decir, a partir de los 4 años de edad), ya se comienza a ver malestar en el niño e inseguridad como consecuencia de sus orejas, sí puede acudirse a un cirujano plástico para poder mejorar esta situación.

¿Qué es la Otoplastia?
¿Qué es la Otoplastia?

Se requiere de varias consultas para poder llevar a cabo correctamente una otoplastia. El primer paso es, generalmente, una consulta con el cirujano, en la que éste evaluará el estado de salud general del paciente, cuál es el problema y cómo debe resolverse, para identificar un plan de acción. Al mismo tiempo, es probable que el cirujano ya ofrezca una guía de instrucciones para llevar adelante la preparación que el paciente necesitará para realizarse correctamente la operación.

¿Cómo se realiza la operación?

El régimen a partir del cual se lleve a cabo la otoplastia dependerá del tipo de anestesia que se utilice. Puede tratarse de un régimen ambulante o puede permanecerse en internación durante una noche.

En los casos de niños muy pequeños (es decir, menores de 10 años de edad) la mayor parte de los cirujanos recomiendan que la intervención quirúrgica se realice con régimen de anestesia general. En el caso de niños más grandes o de personas adultas, la misma suele realizarse sólo con anestesia local.

El procedimiento de la otoplastia tiende a tener una duración aproximada de entre 2 y 3 horas. Puede llegar a requerir de más tiempo en los casos más complejos.

Si bien, como decíamos con anterioridad, la técnica utilizada para la otoplastia dependerá de cada caso en particular, lo más frecuente es que se realice una pequeña incisión en el área posterior de la oreja, hasta lograr que el cartílago auricular quede expuesto. Una vez logrado esto, se procede a esculpir este cartílago, doblándolo hacia atrás. Si bien no es tan frecuente, hay casos en los que acaba siendo necesario también retirar una parte del cartílago, para dar lugar a un aspecto más natural en el resultado.

El último paso es retirar una muy pequeña parte de piel de la parte posterior de la oreja. La ventaja de la forma en que se lleva a cabo este procedimiento es que la cicatriz tiende a quedar atrás, por lo que es disimulada por la misma forma nueva de la oreja.

¿Cómo es el postoperatorio?

Si bien es cierto que la mayor parte de los pacientes que se someten a una otoplastia (sean adultos o niños) tienden a estar bien a las pocas horas de finalizada la cirugía, hay casos en los que se recomienda pasar una noche de internación en la clínica u hospital en el que la misma haya sido realizada. Habitualmente esto se define para que acaben de retirarse los efectos de la anestesia general.

Es posible que se padezca de dolor en las orejas que han sido intervenidas durante los días posteriores a la cirugía. Esto puede aliviarse con facilidad con medicación que será prescripta por el mismo cirujano a cargo. Luego de finalizada la cirugía, se coloca un vendaje en la cabeza. A los pocos días, éste es cambiado, generalmente por un vendaje más similar a una cinta para el cabello. La forma en que se use el vendaje y el tiempo que éste deba dejarse puesto debe ser convenido con el cirujano a cargo.

En el caso de los pacientes adultos, la mayor parte de aquellos que se someten a una otoplastia tienden a poder volver con normalidad a sus empleos a los 5 días de la intervención. En cuanto a los niños, estos suelen poder volver a la escuela a los 7 días de la intervención. Una de las pocas indicaciones en este sentido puede llegar a ser que se evite o que, al menos, se tenga mucho cuidado con la actividad física durante las primeras semanas.

Preguntas frecuentes

Siendo, como dijimos, una de las cirugías estéticas más frecuentes, tanto en hombres como en mujeres, vamos a intentar ahora responder a las preguntas más frecuentes que aparecen relacionadas a la otoplastia.

Otoplastia, cirugía estética
Otoplastia, cirugía estética

¿La operación tiene riesgos?

Si la intervención quirúrgica es llevada a cabo por un especialista calificado en la materia y en buenas condiciones, los riesgos que pueden sufrirse son verdaderamente raros e infrecuentes. Toda intervención quirúrgica conlleva riesgos, sin embargo, en este caso, éstos no tienden a ser importantes.

Uno de los riesgos frecuentes tiene que ver con la producción de hematomas, el cual suele ser sufrido por un porcentaje verdaderamente chico de pacientes. Al mismo tiempo, estos hematomas pueden llegar a desaparecer por sí solos.

¿Puede ser que mi cobertura médica me cubra una otoplastia?

SI bien esto debe consultarse específicamente con la cobertura en cuestión, desde que esta cirugía ha sido vista como un tratamiento estético y de elección, no suele ser reconocida por los sistemas de salud.

¿Cuánto dura la recuperación?

Como decíamos con anterioridad, la mayoría de los cirujanos plásticos que realizan otoplastia recomiendan especialmente evitar la actividad física durante las primeras semanas posteriores a la intervención. Es al cabo de unas 4 semanas que ya se puede retomar con actividades livianas, aumentando progresivamente la intensidad con el paso del tiempo y, claro, con consentimiento del cirujano.

También te puede interesar: Rinoplastia, cirugías de nariz

No hay comentarios

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *