InfectologíaPediatría

Parvovirus, la quinta enfermedad

El Parvovirus, es una enfermedad de variables síntomas, usualmente leve y transitoria. Frecuentemente se asocia el parvovirus con una enfermedad de animales domésticos, pero existe una variedad que afecta directamente al hombre, denominada PVH B19.

Produce eritema infeccioso (síndrome de la cachetada) y síntomas generales de malestar. Se le suele llamar quinta enfermedad.

Cotizar tu próxima cobertura médica

Causas de Parvovirus

El contagio se produce por la saliva y sangre.

El enfermo es muy contagioso dos días antes de la aparición del exantema y dos días después.

Las infecciones maternas no afectan de modo negativo al feto en la mayoría de los casos. En un bajo porcentaje puede causar muerte fetal debido a la hidropesía que se produce y a la anemia de la madre.

Síntomas de Parvovirus

La incubación del Parvovirus puede durar desde 5 a 20 días.

El 50% de los casos presenta síntomas de cansancio, fiebre y dolor de cabeza. Luego de esto aparece una erupción cutánea máculo papular que puede llegar hasta la palmas de la manos y las plantas de los pies. Empieza por la cara y al cabo de 3 días se puede llegar a extender al resto del cuerpo. Suele causar mucha picazón, que aumenta con el calor. En promedio desaparece en su totalidad al cabo de 7 días. De todas formas se debe tener en cuenta que esta erupción puede irse y volver varias veces durante varias semanas.

También aparecen manchas en la mucosa interna de la boca, similares a las manchas de Koplik pero más grandes.
Frecuentemente produce anemia y se presenta inflamación de ganglios, artralgías y conjuntivitis preferentemente en adultos, siendo la incidencia de estos síntomas en niños, menor al 5%.

Si el enfermo padece alguna enfermedad hemolítica, ésta puede verse agravada.

También te puede interesar: Rubeola, erupción cutánea

Tratamientos de Parvovirus

No hay tratamientos específicos, sino más bien sintomáticos e higiénicos. Se suele recetar antitérmicos, antinflamatorios y analgésicos. Luego de la infección se obtiene inmunidad permanente.

Si el enfermo es inmunodeprimido se lo suele tratar con inmunoglobulina intravenosa.

Lamentablemente no hay métodos efectivos de prevención. Se recomienda higiene permanente y evitar el contacto con personas infectadas.

No hay comentarios

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *