InfectologíaVacunas

Poliomielitis, Vacuna SABIN

La poliomielitis o “polio” es una enfermedad del tipo viral que afecta al sistema nervioso en especial en niños pequeños. El virus es el llamado poliovirus y destruye las neuronas motoras (que le den inervación a los músculos para que se contraigan) que se encuentra en la médula espinal y en el cerebro. Al afectarlas produce parálisis o atrofia de estos músculos.

Causas de Poliomielitis

El contagio se debe al contacto con las secreciones de una persona infectada, por ejemplo con contacto directo, saliva, heces, comida, agua infectada. O bien por no haber recibido la vacuna y viajar a algún lugar donde halla un brote de polio.

Cotizar tu próxima cobertura médica

Esta enfermedad es producida por un virus, el virus de la polio, los hay del tipo 1, 2 y 3. Este enterovirus es miembro de la familia de los Picornaviridae. Esta formado por una molécula de ARN.

El virus es transmitido mediante comida y agua contaminada con el, y al ingresar al organismo se reproduce en las amígdalas de la faringe y en el intestino pudiendo llegar gracias a la sangre, al sistema nervioso afectando a los nervios.

El virus penetra en el sistema nervioso central por medio del transporte axónico retrogrado de la neurona motora, es decir el virus “camina hacia atrás” para llegar a la medula que es de donde sale el nervio periférico por el cual ingreso.

Raramente la vacuna oral de la polio produce la enfermedad.

Síntomas de Poliomielitis

El periodo de incubación es de 3 a 21 días. Solo el 1% presenta síntomas. Los síntomas generales e iniciales de la poliomielitis son:

  • Fiebre leve.
  • Fatiga. 
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor de garganta.
  • Vómitos
  • Rigidez en los músculos de la nuca.
  • Dolor en las extremidades. 

En algunos casos produce parálisis, deformidad que suele volverse permanente.
Ocasionalmente produce miocarditis y hiperplasia linfática, meningitis.
Puede haber una falla respiratoria ya que si ataca al bulbo raquídeo, afecta al centro respiratorio que se encuentra allí. O puede afectar el músculo diafragma impidiendo también la respiración.

Hay diferentes tipos de infección de la polio:

Subclínica: No presenta síntomas y dura aproximadamente 72 horas para luego irse.
Clínica: Esta se puede dividir en la polio paralizante y no paralizante. Afectan al cerebro y la médula espinal.

No paralizante:

  • Diarrea.
  • Dolor de la zona lumbar.
  • Tumefacción de los músculos.
  • Fiebre baja.
  • Dolor en las extremidades, y en el cuello acompañado de entumecimiento.
  • Vómitos.

Paralizante:

  • Dolor de cabeza.
  • Ardor al tragar. 
  • Espasmos musculares y parálisis.
  • Sensibilidad anormal, un toque leve sobre la piel puede dar un dolor agudo.
  • Babeo.
  • Rigidez en la nuca.
  • Problemas para respirar normalmente.
  • Dolor abdominal.
  • Constipación severa.

Tratamientos para Poliomielitis

El tratamiento se basa en mejorar los dolores y la calidad de vida del paciente ya que es una enfermedad viral y aun no se conocen tratamientos curativos. 

Se suelen dar antibióticos para atacar a las posibles infecciones que se puedan generar en las vías urinarias. Reposo, ejercicio leve.

Analgésicos para los dolores de cabeza, cuello y musculares.

En cuanto las deformidades y parálisis se realiza un tratamiento con fisioterapia con técnicas para mejorar la movilidad muscular. En algunos casos requiere hospitalización.

En la mayoría de los casos los pacientes se recuperan satisfactoriamente o con algunas secuelas, eso dependiendo de que área del Sistema Nervioso Central este afectado. En casos muy graves puede llevar la muerte.

Prevención

Existe una vacuna para prevenir la polio, con el virus atenuado, que en el Calendario de Vacunación de la República Argentina figura como Sabin (OPV). Se administra en forma oral y a su vez se puede aplicar simultáneamente con al BCG. Se debe administrar en 4 dosis y una de refuerzo, en los 2, 4, 6 y 18 meses de edad y la de refuerzo a los 6 años. Esta una vez en el organismo, llega al intestino y lo “infecta” para poder generar anticuerpos, produciendo inmunidad por 35 años.

La aplicación de la vacuna en forma oral (Sabin) requiere de un ayuno de 45 minutos, la aplicación inyectable (Salk) se le coloca a los bebes en el muslo y en los niños en el brazo. Esta no requiere de ayuno previo.

Las madres les confieren inmunidad a los niños recién nacidos hasta 6 meses.

¿Quienes no se pueden aplicar la vacuna?

Inmunodeficientes.
Niños prematuros que según su edad ya estén en tiempo de vacunarse, debiendo postergarse la aplicación.
Embarazadas. (La inyectable no tiene esta contraindicación)

Complicaciones de Poliomielitis

Las complicaciones más frecuentes son:

También te puede interesar: Todo sobre el sarampión

No hay comentarios

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *