Salud Mental

Síndrome de Fatiga Crónica, debilidad general permanente

El síndrome de fatiga crónica (ó Encefalomielitis miálgica) es un estado permanente y continuo de agotamiento físico y mental. Este no se corrige con el adecuado descanso y no esta vinculado directamente a esfuerzos físicos e intelectuales mantenidos por largos períodos de tiempo. La fatiga crónica es una afección muy difícil de detectar y diagnosticar.

Afecta mayormente a personas de edad adulta (20 a 50 años) y con mayor incidencia en mujeres.

Cotizar tu próxima cobertura médica

Causas de Síndrome de Fatiga Crónica

Las causas exactas no son conocidas. Se realizaron muchos estudios intentando vincular la aparición de la fatiga crónica con diferentes retrovirus, pero no tuvieron éxito de forma completa. Por ende no se puede vincular su aparición a una infección vírica.
Estos estudios indicaron que aproximadamente el 60% de las personas afectadas padecían de depresión y de acá surge su vinculación con la parte psiquiátrica.

Síntomas de Síndrome de Fatiga Crónica

Los síntomas son muy variados, por ende la dificultad para su diagnóstico.
Podemos nombrar como posibles síntomas a los de una gripe común, dolor de cabeza, dolor muscular, fatiga excesiva con una duración superior a los 6 meses. Pero no podemos dejar a fuera a los siguientes:

  • falta de concentración
  • falta de memoria
  • Irritabilidad
  • inflamación y dolor de ganglios linfáticos de las axilas y cuello
  • fiebre
  • dolor de garganta
  • depresión
  • ansiedad
  • dolor articular

Por lo anterior expuesto, la forma correcta de detectar el síndrome de fatiga crónica incluye la revisión de la historia clínica de paciente, análisis clínicos completos, inspección física minuciosa.

Si llegasen a existir anormalidades importantes en los exámenes clínicos, nos daría la pauta para descartar el síndrome.

Tratamientos de Síndrome de Fatiga Crónica

Primero, debemos saber que no existe la cura a este problema de salud. Por ende, se tratan los síntomas intentando que disminuyan o desaparezcan en el mejor de los casos.
Los tratamientos tienen un tinte generalista.

Se establece una rutina diría de ejercicios físicos y mentales, se modifica y equilibra la dieta, se reeduca al paciente con respecto al sueño y se ofrecen medicamentos para los dolores musculares, articulares y cefaleas al igual que para los problemas psiquiátricos. (AINES, Antihistamínicos, Descongestivos, Antidepresivos).

Se incita a practicar técnicas de relajación y estiración (yoga, stretching, taichi, masajes, meditación)

Complicaciones de Síndrome de Fatiga Crónica

No hay que preocuparse por las complicaciones. Una vez demostrada la fatiga crónica, los tratamientos genéricos utilizados generan una buena expectativa de recuperación.
Sin embargo, si no se trata podría generar depresión profunda.

No hay comentarios

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *