Odontología

Todo sobre las caries

En esta ocasión vamos a hablar acerca de algo que nos ha afectado a casi todos alguna vez en la vida: las caries. ¿Qué son? ¿Cuáles son sus causas? ¿Cómo se tratan las caries? Trataremos de responder a todas las preguntas que surgen habitualmente en relación a esta molestia en nuestros dientes.

¿Qué son las caries?

La mayor parte de las personas las hemos sufrido alguna vez o las tenemos en la actualidad. Pero, ¿qué sabemos sobre ellas?

Cuando hablamos de caries nos estamos refiriendo a una destrucción que sufren los tejidos de los dientes. Esta, es causada por la presencia de ácidos, siendo éstos producidos por las bacterias provenientes de la placa que se deposita en la superficie dental.

Un mito que tiende a tener lugar en torno a las caries es que éstas aparecen solamente en los niños. Bueno, esto no es cierto. Las caries están relacionadas al estilo de vida que llevamos, a nuestra alimentación y a nuestros hábitos de higiene bucal. Si bien es cierto que son mucho más frecuentes en los niños y que éstos son más proclives a padecerlas, no es raro ver casos de jóvenes y adultos con caries.

Causas de las caries
Causas de las caries

Los tipos de caries

Se han identificado distintos tipos de caries. Entre estos, podemos reconocer los siguientes.

Las caries de corona

Estas caries son las más frecuentes en pacientes de todas las edades. Pueden aparecer entre los dientes o sobre la superficie de masticación de los mismos. Más información sobre coronas dentales.

Las caries recurrentes

Estas, son las que tienden a formarse entre las coronas o las obturaciones existentes. Generalmente aparecen como consecuencia de que se trata de zonas mucho más proclives a la acumulación de placa. Es esta la que puede acabar formando nuevas caries en donde éstas ya habían existido.

Las caries radiculares

Estas caries tienden a aparecer especialmente en personas mayores. Esto tiene que ver con que, a medida que pasan los años y vamos avanzando en edad, las encías se van retrayendo. Esto provoca que ciertas partes de las raíces de los dientes empiecen a quedar expuestas, cuando antes no lo estaban. A diferencia del resto del diente, las raíces nunca están cubiertas por esmalte. Es esa exposición sin protección la que hace que sean más proclives a ser afectadas por las caries.

¿Cuáles son las causas de las caries?

Muchos son los factores que pueden dar lugar a la formación de caries y por los que éstas son tan frecuentes. Algunas de las causas más comunes son las siguientes:

La alimentación

Si solemos tener una alimentación con alto contenido de azúcares o de bebidas carbonatadas (es decir, gaseosas cuyos ácidos son perjudiciales para la salud de los dientes), somos más proclives a sufrir caries. También las provocan las dietas altas en carbohidratos fermentables.

Alteraciones en la saliva

Muchas veces y sin darnos cuenta podemos llegar a sufrir alteraciones en el pH de la saliva, como lo es una disminución en el mismo. Esto suele ser una importante influencia en la aparición de las caries.

Una mala higiene bucal

Este es, quizá, uno de los factores fundamentales para el origen de las caries. Es, además, el motivo por el que éstas tienden a ser más frecuentes en los niños con malos hábitos de higiene dental. Pueden aparecer como consecuencia de la falta de uso de hilo dental, un plazo demasiado extenso entre la ingesta de alimentos y la higiene bucal, el uso de una pasta para dientes inadecuada, entre otros factores.

Lee también: ¡Cuidemos la higiene bucal!

La genética

Hay personas que heredan de su núcleo familiar una mayor susceptibilidad genética a la producción de caries. Es esto los que las vuelve más proclives a padecerlas, especialmente si tienen malos hábitos de higiene o una dieta inadecuada.

Ciertos fármacos

Es cierto, también, que hay ciertos fármacos que pueden favorecer la formación de caries. Esto tiene que ver con que sus composiciones provocan una alteración en la composición biofilm oral, como así también del pH de la boca en general. Esto es lo que vuelve a sus consumidores más proclives a sufrir la producción de caries.

Por otro lado, los medicamentos endulzados también pueden llegar a significar un problema en lo que a caries respecta. Esto es recomendable charlarlo con el médico.

Su tratamiento

Lo primero a ver antes de pasar al tratamiento de las caries, es su diagnóstico. Hoy en día, se usan muchas técnicas diferentes para dar cuenta de la presencia de una carie en un paciente. Algunas de esas técnicas son las que mencionamos a continuación:

– Realizar una historia clínica indagando en la naturaleza del dolor que el paciente está sufriendo. Dar cuenta de las sensaciones del mismo y de la duración de las mismas.

– Exploración visual para notar las lesiones y verificar su extensión.

– Verificar la reacción ante un estímulo de temperatura. En este sentido, se observa la reacción frente a estar en contacto con elementos fríos o calientes.

– Palpar el área circundante. En este caso, el médico palpará suavemente el área que rodea a donde se cree que existe la carie. Si este acto provoca dolor en el paciente, es muy probable que se esté frente a una formación de este tipo.

– Una exploración radiográfica. Este es uno de los procedimientos más complejos, cuando los métodos anteriores no resultaron suficiente para dar cuenta fehaciente de la naturaleza del dolor.

Ahora sí, vamos a pasar al tratamiento.

Lo más importante en el tratamiento de las caries es no dejar pasar mucho tiempo. Si se comienzan a sentir molestias que no desaparecen con el paso de unos pocos días, es recomendable acudir a un médico odontólogo para que revise cuál es el problema y, en caso de estar frente a un caso de caries, comenzar de forma inmediata el tratamiento.

La forma en que se lleve a cabo el tratamiento dependerá de cada paciente en particular y de lo avanzadas que las caries estén. Habitualmente, en los casos en los que se ha dejado pasar el tiempo y las caries se encuentran en un estado muy avanzado, se tiende a proceder mediante un tratamiento de conducto del diente. Asimismo, en estos casos, es posible que se requiera luego de la colocación de una corona dental o de la realización de una incrustación para la protección del diente que acaba de ser tratado.

¿Cómo prevenir las caries?

Cómo prevenir las caries
Cómo prevenir las caries

Que sean un problema tan frecuente no significa que tengas que padecer de caries necesariamente. Hoy, hay cada vez más información acerca de los métodos que tenemos que tener en cuenta en nuestra vida diaria para prevenir que éstas aparezcan. Te contamos cuáles son:

– Cepillarse los dientes y usar hilo dental todos los días, inmediatamente después de cada comida, para evitar la acumulación de alimentos que desarrollen placa bacteriana.

– Reducir el consumo de azúcares en nuestra alimentación diarias y disminuir la frecuencia de consumo de gaseosas y demás bebidas de esta índole.

– Usar crema dental que tenga flúor, ya que es este el que fortalecerá los dientes.

– Usar enjuagues bucales que sean antibacterianos.

También puede interesarte: Invisalign, la nueva alternativa a los brackets

 

No hay comentarios

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *