Salud Mental

Trastorno de ansiedad generalizada

Hablamos de Trastorno de Ansiedad Generalizada cuando una persona sufre intensas reacciones de ansiedad durante un período superior a los seis meses. Para diagnosticarlo, esta ansiedad debe darse en situaciones comunes y habituales. Esto lo diferencia de las fobias, pánico o sucesos de estrés postraumático.
Las personas que padecen de trastorno de ansiedad generalizada, muestran niveles extremadamente altos de ansiedad durante la mayor parte del tiempo.

Síntomas

En la actualidad, se estima que alrededor del 6% de las personas padecen de esta enfermedad, siendo más frecuente en las mujeres que en los hombres y, especialmente, durante el comienzo de la vida adulta.

Cotizar tu próxima cobertura médica

En líneas generales, el trastorno de ansiedad generalizada se caracteriza por un estado permanente de preocupación en exceso. Para que se trate de este trastorno, la preocupación excesiva debe estar acompañada por al menos tres de los siguientes síntomas:

  • Dificultades para conciliar el sueño
  • Contracturas, tensión y dolor muscular
  • Impaciencia o inquietud
  • Cansancio crónico o frecuente
  • Irritabilidad sencilla
  • Dificultades para establecer la concentración
Trastorno de ansiedad
Trastorno de ansiedad

Se denomina preocupación excesiva a una preocupación que se vuelve persistente, intensa e, incluso, difícil de controlar para quien la padece. Este estado de preocupación alcanza niveles tales, que perjudica la vida diaria y el desenvolvimiento normal de la persona. Además, esta preocupación excesiva repercute directamente en todas aquellas personas que rodean o conviven con quien padece de este trastorno.

En lo que respecta a los contenidos o a los motivos que llevan a tal preocupación, no se ha detectado uno determinado. Suelen relacionarse con los elementos de la vida cotidiana. La familia, el trabajo, la salud, la seguridad (ya sea propia o de algún miembro de la familia), las distintas obligaciones, la economía o el futuro. A su vez, ésta puede observarse incluso ante situaciones insignificantes y de menor importancia. Un desperfecto en algún electrodoméstico del hogar, un resfrío o una llegada tarde a algún lugar.

Síntomas

De manera similar a lo que ocurre en el trastorno de pánico, esta preocupación excesiva lleva a la persona que la padece a permanecer en un estado de alerta y de tensión constantes, la cual se refleja, a su vez, en algunos de los síntomas que mencionamos con anterioridad. Por lo general, las personas que se encuentran en esta situación, están siempre anticipando males o hechos negativos a futuro. Un ejemplo de esto podría ser, si un familiar se retrasa en llegar a un lugar, así se trate de un retraso sumamente pequeño. La persona con preocupación excesiva tenderá a asegurar que algo malo le ha ocurrido.

Podría decirse que hay dos características fundamentales de la forma de ver el mundo que las personas con trastorno de ansiedad generalizada tienen. En primer lugar, una sobre-estimación de la probabilidad de la ocurrencia de hechos negativos o perjudiciales. Por otro, una exageración del pensamiento catastrófico.

¿Cómo tratar el trastorno de ansiedad generalizada?

En primer lugar, resulta fundamental que todas aquellas personas que padezcan de este trastorno cuenten con la información necesaria para poder sobrellevar la preocupación excesiva y la ansiedad. Es importante que, si considera que puede tener trastorno de ansiedad generalizada, consulte con su médico de confianza.

Tras realizarse una visita médica, en primera instancia es posible que el especialista le recomiende determinadas maneras de controlar la ansiedad. A su vez, es probable que se le recomiende algún tratamiento farmacológico que ayude a disminuir la ansiedad.

También te puede interesar: Tipos de terapia, ¿cuál es el indicado para mi?

Complementos a la terapia

Aquí brindaremos algunos consejos para sobrellevar de la mejor manera posible la ansiedad persistente:

  • Tratar de controlar las preocupaciones. Puede parecer difícil, pero seleccionar un momento al día en el que dedicarse durante alrededor de 30 minutos a pensar pura y exclusivamente en las preocupaciones e inquietudes que se tienen, puede ser una gran idea. Con el tiempo, esto puede ayudar a que se utilice solamente ese momento para pensar en dichos problemas. De esta manera, se reducen durante el resto del día.
  • Dejar de pensar en “lo que va a ocurrir” o “lo que podría ocurrir” y empezar a pensar en lo que realmente está ocurriendo en ese momento.
  • Buscar maneras de relajarse. Esto puede hacerse a través de distintos métodos de relajación muscular, tales como los masajes, el Yoga o las técnicas de respiración profunda.
  • A las personas que padecen de ansiedad generalizada, se les suele recomendar llevar adelante ejercicio físico de manera regular. El ejercicio puede ayudar a regular la ansiedad, brindando un estado de bienestar y de relajación personal.
  • Es importante evitar el consumo de bebidas con cafeína. También aquellas con contenido alcohólico, así como también evitar el uso de drogas. Si bien, en primera instancia, puede parecer que estos elementos producen relajación, en el largo plazo sólo empeoran los síntomas. Además, la cafeína estimula el sistema nervioso, por lo cual puede producir un aumento en el nivel de ansiedad.
  • Existen ciertos fármacos que pueden ayudar a disminuir la ansiedad. Sin embargo, es importante que estos sean recetados por el médico que acompaña el caso, No se automedique; evite cualquier medicamento que pueda ser contraproducente.
  • Finalmente, hablar con el médico acerca de las distintas circunstancias que producen ansiedad puede ser de gran ayuda. El asesoramiento del médico puede ayudar a sobrellevar la ansiedad, pudiendo alcanzar, con el tiempo, un control sobre la misma.
Yoga para la ansiedad
Yoga para la ansiedad

Ante cualquier sospecha de trastorno de ansiedad generalizada, consultá con tu médico, para así poder comenzar el tratamiento lo antes posible y mejorar los síntomas.

No hay comentarios

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *