DermatologíaMedicina del Viajero

Protector solar: consideraciones y cómo elegir el adecuado

Para conseguir un perfecto bronceado sin exponer o arriesgar la salud de la piel, además de cuidar el tiempo de exposición al sol, es importante aprender a identificar el protector solar que más le conviene a cada tipo de piel. Actualmente, 6 de cada diez personas, es decir un 60%, no tienen en cuenta las indicaciones con respecto al uso del producto. Para aprender a elegir el mejor protector solar, es necesario primero, aprender a identificar varios aspectos.

COMPRENDER LOS ÍNDICES (FPS) O EL FACTOR DE PROTECCIÓN SOLAR

Un factor de protección solar de 60, por ejemplo, quiere decir que aumentaría el tiempo de exposición en 60% sin temor a las quemaduras solares, en comparación con los que no tienen protección. Aunque algunos protectores llevan la mención “amplio espectro”, lo que quiere decir que la crema protege contra la mayoría de los rayos UVA y UVB.

Cotizar tu próxima cobertura médica

Para conocer la intensidad de los rayos UV del sol y aprender a planificar las actividades al aire libre, es necesario consultar el índice de UV. Cuanto más alto es, más protección se requiere. Se puede encontrar el índice UV del día observando el pronóstico del tiempo local.

En todos los casos, si no hay tiempo para leer la etiqueta y comparar las especificaciones, es mejor escoger siempre un protector solar con un FPS entre 30 y 50, ya que éstos pueden limitar la penetración de UVB al 97%, y de los ultravioletas más cortos, que son responsables de las quemaduras solares y del cáncer de piel.

TIPO DE PIEL

Algunas personas tienen piel más sensible a los rayos UV porque naturalmente tienen menos melanina. La melanina es un pigmento negro que absorbe los rayos UV y ayuda a proteger la piel.

Las personas con mayor riesgo de daño después de haber estado expuestos a estos rayos tienen:

  • piel pálida
  • ojos azules
  • cabello rubio o rojo

Estas personas siempre deben protegerse incluso cuando el clima esté nublado.

Personas con piel blanca

En este caso se recomienda comenzar con un protector solar FPS 50+, antes de ir gradualmente a 30, si ya se ha adaptado a los primeros días de bronceado. Sin embargo, las personas pelirrojas o rubias, tienen una piel más frágil, por lo que deben permanecer en la categoría de un protector FPS 50+.

Personas con piel mate u oscura

En una textura mate o negra, un FPS de 30 puede servir, porque esa pigmentación protege parcialmente de los rayos UV. La persona en cuestión puede ir a un factor (FPS) de 20, pero si tiene problemas de piel, alergias solares o si toma medicamentos fotosensibles, obviamente debe adaptar su protector solar.

Otros tipos de piel

La personas con una textura opaca y clara, sin embargo, tienen la misma reacción contra los rayos UVA. Éstos tienen consecuencias menos visibles en el corto plazo, ya que son responsables del cáncer de piel y de su envejecimiento. De ahí la importancia de identificar el tipo de piel correspondiente en el envase.

TIPOS DE PROTECTOR SOLAR

Otro aspecto importante a evaluar es el tipo de protector solar. Existen básicamente dos tipos: protector solar químico y mineral. Este es un balance de las dos composiciones.

PROTECTOR SOLAR QUÍMICO

Este tipo de protector solar es muy común en el mercado porque lo ofrecen muchas marcas de cosméticos y laboratorios. Un protector solar químico utiliza filtros químicos ultravioletas para proteger la piel de los efectos dañinos de los rayos del sol. Hay varios filtros y, según su combinación, los protectores solares ofrecen diferentes niveles de protección.

Composición

Los protectores solares químicos pueden tener los siguientes componentes: avobenzona o Parsol 1789, dioxibenzona, oxibenzona, Meroxyl XL, salicilato, 3-BC, 4-MBC, Parsol 340, etc. Algunos protegen contra los rayos UVA y UVB cortos, mientras que otros protegen solo a uno u otro. Al combinar diferentes filtros con acciones complementarias, este tipo de protector solar proporciona una mejor protección de la piel.

Cuidar la piel del sol aplicando siempre protector solar
Cuidar la piel del sol aplicando siempre protector solar

¿Cómo funciona?

Un protector solar químico u orgánico se extiende fácilmente sobre la piel y debe penetrar completamente en la piel para actuar de manera óptima. Es por eso que es necesario esperar de 15 a 20 minutos antes de exponerse al sol o introducirse en el agua. Los filtros químicos luego absorben los rayos UV.

Los beneficios de un protector solar químico

El primer beneficio de un protector solar químico es su textura bastante fluida, muy fácil de aplicar. Su eficacia en la protección de la piel también está probada. Sin embargo, debe aplicarse cada dos horas para una protección duradera.

Las desventajas y peligros

Los filtros químicos tienden a irritar la piel y provocar reacciones alérgicas en pieles sensibles, también irritan los ojos.

El octocrileno, por ejemplo, es un filtro solar, responsable de muchas alergias, y especialmente en niños, es utilizado por la mayoría de los laboratorios porque es resistente al agua y al sudor, y es muy efectivo contra los rayos UVA. Las alergias, sin embargo, no se producen en toda la población.

Muchos otros filtros químicos no son fotoestables, es decir, tienden a oxidarse a la luz y pierden sus propiedades. Este es el caso de los componentes como: oxibenzona, avobenzona, metoxicinamato y meradimato. Afortunadamente, los fabricantes han encontrado la solución combinando filtros químicos para tener un producto completamente estable.

Algunos filtros químicos también se señalan de ser disruptores endocrinos, es decir, que pueden aumentar el riesgo de cáncer. Aquí actúan oxibenzona, 4-MBC (alcanfor méthylbenzylid-eno), 3-BC (bencilideno alcanfor) y benzofenona-1.

Las cremas protectoras perfumadas, también se desaconsejan, porque pueden dejar manchas en la piel.

Finalmente, los protectores solares químicos tienen impactos negativos en el medio ambiente. Los filtros contenidos en este tipo de productos, favorecen la destrucción de las microalgas que alimentan a los corales.

PROTECTOR SOLAR MINERAL

Un protector solar mineral contiene esencialmente filtros minerales o físicos ultravioletas. Los productos solares etiquetados como “eco” y “bio” utilizan esencialmente este tipo de filtros.

Composición

Los filtros minerales comúnmente utilizados son dióxido de titanio y óxido de zinc. Ambos protegen tanto de los rayos UVA como de los UVB y son fotoestables.

¿Cómo funciona?

Un protector solar mineral actúa como una pantalla real al reflejar los rayos UV. Simplemente con aplicarlo la piel estará inmediatamente protegida.

Los beneficios de un protector solar mineral

Un protector solar con protección mineral tiene menos riesgo de provocar alergia y es adecuada para aplicar sobre todo tipo de piel, incluso en piel muy sensible. Además, es tan eficaz como un protector solar químico y es más ecológico.

Los inconvenientes

La crema mineral no es absorbida por la piel y tiende a formar una película blanca que algunas personas pueden encontrar muy desagradable, y se cae fácilmente al contacto con el agua. La seguridad del dióxido de titanio también es cuestionada por muchos científicos, ya que puede tener efectos secundarios que aún no se han identificado claramente. Es posible que esta sustancia se introduzca en el torrente sanguíneo.

OPCIONES DE PROTECTOR SOLAR EN EL MERCADO

Grandes marcas como L’Oreal, Garnier, Melvita, Nivea y Nuxe, nos ofrecen cada año nuevos productos solares. Mientras que algunos dependen de protectores solares químicos, otros prefieren los filtros minerales. Todos estos productos son realmente efectivos para proteger la piel de los efectos nocivos de los rayos UV y muchas de estas cremas solares, combinan varios tipos de filtros.

Protector solar para niños

En cuanto las diferencias en las composiciones entre las cremas familiares y las que han sido creadas especialmente para niños son pequeñas, por lo que éstas últimas ya no aportan ningún valor añadido.

La importancia del protector solar en niños
La importancia del protector solar en niños

Loción, spray o aceite, ¿qué es lo mejor?

Algunos estudios científicos han realizado pruebas donde se ha encontrado que los filtros solares en aerosol serían menos eficaces que las lociones, y que su aplicación es menos homogénea y no tienen tanta resistencia al agua. También han evidenciado que la inhalación del producto puede ser perjudicial para el sistema respiratorio.

Los especialistas dicen que es preferible optar por los protectores solares con texturas cremosas en lugar de emulsiones fluidas, porque cuanto más grueso y más blanco es el producto, mayor eficacia presta. El bloqueador solar en spray ciertamente las personas lo encuentran muy agradable, es ligero y fácil de emplear, pero hay que volver a colocarlo cada rato porque no es perdurable con el agua.

CONSEJOS PARA PROTEGERSE DEL SOL

En el mejor de los casos, siempre es recomendable protegerse del sol, mediante otras alternativas que no incluyan productos químicos, ya que éstos pueden provocar alergias en la piel u otras reacciones en algunas personas.

Usar ropa protectora UV, como un sombrero o gorra de ala ancha, camisa de manga larga y pantalones largos, así como una sombrilla en el lugar de permanencia. Usar preferiblemente prendas tejidas o apretadas, en lugar de prendas hechas de telas más sueltas.

Un almuerzo en la terraza, el viaje a la oficina, caminar en un parque, también son momentos de exposición al sol que no deben descuidarse, por lo que se recomienda colocar un protector solar diariamente, especialmente en el rostro.

Colocar una pantalla UV regularmente en el cuerpo, también protege contra el cáncer de piel y ralentiza el envejecimiento prematuro, así lo demuestran algunos estudios australianos de Annals of Internal Medicine.

Protegerse adecuadamente si hay exposición al sol durante más de 15 minutos, especialmente entre las 11:00 a.m. y las 3 p.m. De hecho, este es el período en que la intensidad de los rayos UV es más alta y existe mayor riesgo de contraer cáncer de piel.

Utilizar gafas de sol que protegen los ojos de los rayos UVA y UVB. Elegir gafas que abarquen gran parte de la cara y protejan tanto el frente como el costado de los ojos.

La piel de los niños es más sensible a la luz solar que la piel de los adultos. Evitar exponer a los niños al sol sin protección entre las 11:00 a.m. y las 3:00 p.m.

No aplicar protector solar a bebés menores de seis meses. Su piel es muy sensible y la aplicación de una crema puede causar reacciones alérgicas.

Conclusión

El sol es esencial para la vida, y disfrutar de sus beneficios, es realmente posible si se actúa con precaución. Esperamos que esta información con algunos consejos, hayan sido de mucha utilidad para comprender mejor los riesgos que se toman al exponerse directamente al sol sin estar utilizando un protector solar.

No hay comentarios

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *