Otorrinolaringología

Barotrauma del oído

El oído es el órgano afectado con más frecuencia por el barotrauma. Se trata de una afección benigna que muchas personas han experimentado con cierta incomodidad y dolor, durante un viaje en avión, la práctica de esnórquel, submarinismo o buceo. Es esencial prestar mucha atención a este tema sobre el barotrauma del oído, para cuidar este órgano cuando se somete a un cambio de presión brusco, especialmente, para no estropear un viaje de vacaciones.

¿Qué es el barotrauma del oído?

También llamado barotrauma otítico, el barotrauma del oído es el evento más frecuente durante una inmersión, especialmente durante el descenso y el ascenso cuando se practica buceo y durante un despegue o un aterrizaje de un avión.

Cotizar tu próxima cobertura médica

Cuáles son las causas del barotrauma

Los cambios en la presión y los volúmenes gaseosos en el oído, es la principal causa del barotrauma, especialmente durante el buceo, pero también ocurre con mucha frecuencia durante el despegue o aterrizaje de un avión, así como en el descenso o subida rápida en una carretera, es decir, en cualquier situación donde se genere un cambio rápido de altitud y la presión no se logre maniobrar.

Cómo se produce

  • Durante el buceo

Cuando ocurre un barotrauma del oído durante una inmersión, el buzo no puede equilibrar la presión en el oído medio con su trompa de Eustaquio, porque ésta no se abre correctamente. Esta afección ocurre principalmente en el oído medio porque ahí es donde permanece el aire, pero también puede afectar, aunque de forma más rara, el oído externo o el oído interno.

El tímpano se deforma de acuerdo con la diferencia de presión medida entre el exterior y el interior del tímpano y puede dañarse hasta el punto de ruptura. Al descender, la presión externa sobre el tímpano aumentará y lo empujará hacia adentro, lo que comprimirá el aire en el oído medio. En consecuencia el aire ya no puede escapar porque la trompa de Eustaquio está bloqueada.

En la subida, ocurre todo lo contrario, es decir, la presión del aire atrapado en el oído será mayor que la presión externa, lo que empujará el tímpano hacia afuera, deformándolo.

Es importante instruirse correctamente para hacer buceo sin perjudicar al oído
Es importante instruirse correctamente para hacer buceo sin perjudicar al oído

Como ya mencionamos, el barotrauma durante el buceo también puede afectar el oído interno; puede mezclarse, es decir, tocar tanto el oído interno como el oído medio y es el resultado del mismo mecanismo que el barotrauma del oído medio.

En casos más raros, se ha visto afectado el oído externo por el barotrauma, esto sucede si el canal auditivo externo está obstruido por la cerilla, si la capucha de buceo está demasiado apretada, o si se usan almohadillas para los oídos.

  • Durante un despegue o aterrizaje aéreo

Una vez que el piloto anuncia el despegue o el descenso del avión, los oídos ya han advertido que algo está sucediendo. Los sonidos parecen afilados y se siente incomodidad y dolor; estos son signos asociados a un barotrauma del oído.

Cuando se está en el aire, los dolores de oído generalmente causan incomodidad temporal. También pueden causar una acumulación de líquido que da la impresión de que los oídos están completamente obstruidos.

Al igual que un barotrauma causado por la práctica de buceo o inmersión, durante un viaje en avión, los tubos de Eustaquio se bloquean y la presión del aire ya no se puede equilibrar. Cuando un avión sube o baja, la presión del aire en el ambiente cambia rápidamente, y las trompas de Eustaquio no reaccionan lo suficientemente rápido.

Ver otras afecciones que pueden ocurrirle al cuerpo humano al viajar en avión.

  • En tierra

Durante un viaje terrestre en auto al descender o subir a una montaña, o al atravesar un túnel, puede presentarse, aunque con menor intensidad, un barotrauma del oído. Esto ocurre por la presión de la altitud, por el mismo efecto que se produce durante una inmersión en el agua o en un viaje en avión.

Otras situaciones cotidianas también producen barotrauma otítico, como por ejemplo al descender o subir en un ascensor; la sensación de taponamiento es la misma que con los casos anteriores: una descompensación entre la presión interior del oído y la del entorno.

Síntomas

El dolor agudo es el síntoma principal del barotrauma en el oído, que aumenta durante el descenso y ascenso en el agua o en la altitud, debido a la compresión o descompresión del oído medio. Junto al dolor de oído también se producen:

  • Mareos
  • Disminución de la audición cuando se rompe el tímpano
  • Se percibe una sensación de frío y crujido dentro del oído
  • Desmayo
  • Vértigo

Diagnóstico

Cinco etapas otoscópicas son reconocibles para el diagnóstico de un barotrauma del oído.

  • Enrojecimiento del mango del martillo y el ático
  • Señal difusa del tímpano con retracción
  • Enrojecimiento hemorrágico con líquido seroso del oído medio
  • Sangre en el oído medio o hematópico
  • Perforación con bordes claros del tímpano

Esta clasificación es útil, pero a veces es difícil porque las lesiones pueden ser confusas o incluso modificadas por las antiguas cicatrices timpánicas. Además, las lesiones también pueden evolucionar nuevamente hasta 48 horas después de haber sufrido el trauma.

Tratamiento

El tratamiento para un barotrauma del oído siempre va a depender de la importancia del dolor, la participación otoscópica asociada con la presencia o ausencia de perforación del tímpano.

Dolor de oído a causa de barotrauma
Dolor de oído a causa de barotrauma

El medicamento principal es el analgésico; otros medicamentos se usan con mucha frecuencia, como los corticosteroides o los antibióticos, pero éstos generalmente son ineficaces.

Los primeros días después de presentar un barotrauma del oído, si éste ha sido recurrente, se puede practicar un audiograma para garantizar la normalidad del oído interno.

Riesgos

Durante una inmersión en las aguas profundas, el mayor riesgo en caso de barotrauma en el oído, es la aparición de vértigo que alterará la orientación en el espacio hasta que sea imposible continuar la inmersión y el ascenso sin la ayuda de otra persona.

Después de cada inmersión, los especialistas recomiendan a los buzos hacer un examen de oído, aunque sólo sea para evaluar las posibles lesiones y para analizar las factibilidades o no de las próximas inmersiones.

Antes de practicar nuevamente la inmersión, el control final debe mostrar una otoscopia normal, y en caso de producirse nuevamente un barotrauma durante una nieva inmersión, los especialistas recomiendan desistir para evitar más daños en el oído.

Cómo evitarlo

El barotrauma del oído se puede evitar, para lograrlo, es necesario llevar a cabo una maniobra de equilibrio, las más comunes son:

  • Valsalva: esta es la maniobra más simple y la más común. Se trata simplemente de cerrar la boca, apretar la nariz y soplar suavemente, con varias repeticiones, especialmente durante el descenso y el aterrizaje de un avión, para nivelar la presión entre los dos oídos y el entorno. Hay que tener cuidado de no exagerar, ya que podría causar dolor de oído.
  • BTV (Volumen Tubular Voluntario): se trata de utilizar músculos pequeños que permitan dejar la trompa de Eustaquio abierta durante el descenso. Este método involucra los músculos que se activan durante el bostezo y requiere de un entrenamiento donde el individuo debe tratar de reproducir deliberadamente los mismos gestos del bostezo.
  • Frenzel: este método también requiere entrenamiento para abrir la trompa de Eustaquio, el mismo consiste en colocar la lengua contra el paladar y empujar hacia arriba y hacia abajo.

También se pueden aplicar unas prácticas simples, tales como:

  • Bostesar y tragar al subir y bajar: bostezar y tragar activan los músculos que abren las trompas de Eustaquio. También se puede beber agua, chupar caramelos o mascar chicle.

Recomendaciones

El barotrauma es muy frecuente en viajes en avión
El barotrauma es muy frecuente en viajes en avión

Cualquiera que sea el método utilizado, se deben aplicar las siguientes reglas preventivas:

  • El equilibrio debe ponerse en práctica muy temprano, desde el comienzo del descenso, el ascenso, el despegue o el aterrizaje, dependiendo de la situación.
  • La técnica debe ser suave, especialmente si se usa el método Valsalva.
  • Si hay congestión nasal, resfriados, sinusitis o infecciones de oído, los efectos del barotrauma del oído, pueden amplificarse y estropear un viaje de vacaciones. Por lo tanto, se debe aplicar un descongestionante nasal u oral para aliviar la congestión y permitir que las trompas de Eustaquio vuelvan a su estado normal.
  • Usar el descongestionante entre 30 minutos a una hora antes de someterse a la inmersión en el agua, al despegue del avión y al aterrizaje.
  • No se debe bucear bajo el efecto de una droga que bloquee la nariz, ya que si ésta está obstruida en la parte inferior, puede dar lugar a un barotraumatismo del oído durante una situación de presión, ya sea en el agua o en el aire.
  • En caso no poder maniobrar el equilibrio, la persona debe retroceder en su práctica de inmersión y esperar un poco antes de volver a intentarlo; y si esto aún no sucede, se debe desistir de realizar la inmersión. En el caso de un despegue o aterrizaje, simplemente no hay manera de evitarlo si los ejercicios no se realizan correctamente.
  • Nunca se debe aplicar la maniobra de Vasalva en el ascenso hacia la superficie en el caso del buceo, ni durante un despegue de un avión, esto resulta traumático para los tímpanos.
  • Especialmente las personas que practican submarinismo, deben acudir a un médico otorrinolaringólogo para una revisión periódica de los oídos.

El barotrauma del oído, como pudimos ver, generalmente es una reacción inofensiva del organismo. Sin embargo, para no arruinar un viaje de vacaciones, es importante tener en consideración las recomendaciones que te ofrecemos en este artículo.

No hay comentarios

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *