Diagnóstico y Prevención

Ecografías

¿Qué es una ecografía? ¿Para qué sirve? ¿Qué tipos hay? La ecografía es uno de los estudios de diagnóstico más comunes, utilizado para diversos fines como exámenes de rutina, diagnóstico de ciertas patologías, y control periódico del embarazo. En este artículo vas a encontrar todo lo que necesitas saber y mucho más sobre ecografías.

¿Qué es una ecografía?

Se trata de un procedimiento de diagnóstico que se realiza utilizando un ultrasonido que permite crear imágenes tanto bidimensionales como tridimensionales. Uno de sus usos más comunes es el de observar a los fetos en desarrollo durante el embarazo de la mujer.

Cotizar tu próxima cobertura médica

Lee también: Mi embarazo, mes a mes

Para realizar la ecografía se usa un instrumento llamado “transductor” que emite ondas sonoras de alta frecuencia. Dichas ondas son enviadas a la parte del cuerpo que se quiere estudiar y se recibe su eco. Este eco es absorbido por la misma sonda, analizado y presentado luego en una pantalla en forma de imágenes.

Ecografía durante el embarazo
Ecografía durante el embarazo

La ecografía, ¿duele?

¡Para nada! Es un proceso sencillo, indoloro, que no representa ningún tipo de molestia para el paciente.

Para realizarse la ecografía, el paciente debe recostarse sobre una camilla. Luego, el médico le colocará un gel sobre la piel de la zona a examinar, para que los ultrasonidos puedan transmitirse correctamente. Hecho eso, simplemente moverá sobre la zona el transductor, dando lugar a las imágenes a estudiar.

Por otro lado, un dato importante a tener en cuenta, es que los ultrasonidos son inocuos, esto significa que no representan ningún tipo de inconveniente para la salud del paciente.

¿Qué tipos de ecografías hay?

Existen distintos tipos de ecografías, para diferentes necesidades y pacientes. Estos pueden ser:

Ecografía abdominal:

Esta permite observar los órganos y la estructura del abdomen. Se suele usar para detectar casos de posibles tumores en el hígado, estudiar patologías de riñón y patologías de páncreas. También se utiliza como método de análisis cuando se sospecha que puede haber un caso de: apendicitis, aneurismas de la aorta abdominal, patologías de útero o de ovarios.

Sin embargo, el uso más conocido de la ecografía abdominal, es para observar la evolución del embarazo de una mujer. La ecografía proporciona toda la información necesaria para conocer el estado de desarrollo del feto, la localización de la placenta, el crecimiento y estado de salud del feto, su posición dentro del útero y asegurar que no existan anomalías o problemas en el embarazo.

Ecografía transvaginal

Esta, se usa para examinar en su totalidad los órganos genitales de la mujer: los ovarios, el cuello uterino y el útero.

Transvaginal significa que se trata de una ecografía que se realiza a través de la vagina, colocándose la sonda dentro de ésta. El modo de realización del estudio es sencillo y rápido, muy parecido al análisis ginecológico convencional. Por ello, no representa molestias ni dolores de ningún tipo.

Este estudio suele utilizarse para evaluar casos de problemas menstruales, sospechas de quistes o fibromas, dolor pélvico, sospechas de infertilidad o de embarazo ectópico (cuando el óvulo fecundado se implanta por fuera del útero, por ejemplo, en las trompas de Falopio).

Ecografía de mama o mamografía

Mejor conocida como mamografía, suele utilizarse para detectar posibles quistes o tumores en las mamas de la mujer.

El análisis consiste en posicionar una mama a la vez sobre una superficie plana en la que se encuentra la placa de Rayos X. Después, se usa un compresor que presiona la mama para aplanar el tejido mamario. La placa debe tomarse desde varios ángulos distintos.

Ecografía transrectal

Es el método que se utiliza para detectar posibles casos de cáncer de próstata en los hombres. Se realiza ingresando la sonda a través del recto del paciente. Es un proceso que dura solamente unos pocos minutos.

No se trata de un estudio de rutina, sino que se recomienda se realice solamente para detectar casos de cáncer de próstata o colorrectal.

Ecografía Doppler

Esta ecografía se utiliza para estudiar el flujo de sangre que corre a través de las venas y las arterias, permitiendo conocer su cantidad, su consistencia y su velocidad en un momento determinado.

Esta, se basa en el efecto Doppler (descubierto por el físico Christian Andreas Doppler) y que consiste en la variación de la frecuencia del sonido que se da cuando un objeto se acerca o se aleja de una persona (más grave o más agudo). Los ultrasonidos que rebotan en la sangre son diferentes según la velocidad y la dirección del flujo de sangre.

Ecografías 3D y 4D

Las ecografías 3D y 4D representan avances significativos en materia tecnológica y se ha llegado a creer que refuerzan los vínculos emocionales de los padres durante el embarazo respecto al feto, por la calidad de la imagen que son capaces de mostrar.

La ecografía 3D muestra al feto en modo de fotografía, mientras que la 4D muestra la imagen en movimiento y en tiempo real.

El método para realizar la ecografía es el mismo que en la ecografía abdominal, pero en estos casos, envía ultrasonidos en cuatro ángulos y direcciones diferentes.

El momento ideal del embarazo para realizar esta ecografía es… ¡cuando lo deseen!

Ecografía 4D
Ecografía 4D

Ver también: Ecocardiograma, ecografía del corazón

No hay comentarios

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *