Medicina Alternativa

Fitoterapia, plantas medicinales

La Fitoterapia es, en reducidas cuentas, la utilización de plantas medicinales con fines terapéuticos. La Fitoterapia hace uso de una gran diversidad de plantas, especialmente para el refuerzo de nuestro sistema inmunológico.

La historia de la utilización de plantas medicinales como terapia no es un concepto nuevo, sino que cuenta con ya más de 4.000 años de historia.

Cotizar tu próxima cobertura médica

En la actualidad, son muchas las diferentes plantas que se utilizan para tratamientos diversos debido a sus componentes medicinales y sus virtudes curativas.

¿Por qué son buenas las plantas medicinales?

A diferencia de los medicamentos químicos, las plantas medicinales aportan al organismo una gran multiplicidad de principios activos, que, por ser moléculas orgánicas, son absorbidas con mucha más facilidad.

De todas maneras, la efectividad de las plantas medicinales depende directamente del accionar conjunto de una serie de sustancias que se potencian entre sí y se equilibran mutuamente, pudiendo de esa manera beneficiar a distintos órganos y funciones corporales.

Ciertamente, la acción de las plantas medicinales resulta un tanto más lenta que la de los medicamentos procesados químicamente. Sin embargo, tienden a ser mucho más persistentes en el tiempo. Además, a diferencia de lo que ocurre con los medicamentos tradicionales, no suele ocurrir con mucha frecuencia que se produzcan efectos de rebote o rechazo del organismo a las plantas medicinales.

Si bien es cierto que el hecho de tratarse de plantas de origen natural, eso no garantiza que no vayan a producir efectos tóxicos, ello no es frecuente.

Ejemplos de plantas utilizadas

  • Sabal, para los problemas de Próstata
  • Ratania, para el cuidado de los dientes
  • Eucalipto, alivio para la congestión nasal
  • Helenio, para calmar la tos
  • Sauce blanco, analgésico natural
  • Ginkgo Biloba, al que se atribuyen numerosas propiedades, como regular el flujo sanguíneo, combatir problemas de memoria y energía, efecto anti-age, etc.

¿Cómo funciona la fitoterapia?

Entendida como la utilización de plantas medicinales, la fitoterapia tiene un uso terapéutico tanto directo como indirecto. Indirecto, cuando las plantas se utilizan para obtener moléculas activas que puedan ofrecer modelos químicos para el desarrollo de nuevos fármacos.

En cambio, directo, en el sentido más estricto de lo que la fitoterapia es, que responde a la utilización directa y natural de las plantas medicinales para tratar ciertas afecciones o problemas de salud.

Plantas Medicinales
Plantas Medicinales

¿Tienen efecto secundario las plantas medicinales?

Al hablar de fitoterapia, no podemos disociar a las plantas medicinales de su condición de fármacos. Por ello, es posible que se presenten efectos secundarios en caso de que su utilización no se lleve a cabo de manera correcta y controlada. Al mismo tiempo, es fundamental que se realice una entrevista con un especialista, teniendo perfectamente en claro cuáles son los problemas que atañen al paciente y qué plantas son útiles para afrontarlos.

Al igual que lo ocurrido con los medicamentos tradicionales, los principios activos de las plantas se unen a  algunas estructuras de nuestro organismo, provocando una modificación en su interior. La concentración de estos activos tiende a ser muy baja en las plantas medicinales. Sin embargo, eso no significa que no sea posible que se genere una cierta toxicidad.

Por todo lo mencionado con anterioridad, resulta fundamental tener en claro cuáles son nuestros objetivos, qué plantas resultan de utilidad para ellos, cómo deben ser utilizadas, cuáles son sus beneficios, como así también cuáles son sus contraindicaciones.

De todas maneras, en la actualidad se cuenta aún con muy poca información fehaciente acerca de la fitoterapia y el uso de las plantas medicinales, por lo que no se puede, todavía, establecer garantías sobre la misma.

Conoce más prácticas de Medicina Alternativa