Pediatría

Labio leporino y paladar hendido

El labio leporino es una de las malformaciones más frecuentes en los recién nacidos, se produce por una deficiente coalescencia de los procesos faciales que aparecen en el embrión a muy temprana edad, provocando una especie de abertura o fisura en el labio superior que a veces puede involucrar la nariz.

Las estructuras faciales como los labios y la nariz además de las mejillas, se forman gracias a la unión de estos tejidos, es un proceso normal. La no fusión de estos tejidos puede ser consecuencia de fármacos, de factores ambientales o genéticos, según la historia de casos en la familia del niño, el labio leporino es considerado de origen multifactorial.

Cotizar tu próxima cobertura médica

Es fácil confundirlo con el paladar hendido, pero esto es muy diferente ya que compromete a toda la estructura del paladar, generando una comunicación entre la cavidad bucal y la nasal.
Comprende alrededor del 15% de malformaciones congénitas.

Causas de Labio Leporino

Las causas del labio leporino pueden ser genéticas, en ciertas familias suele haber una alta predisposición a este tipo de malformación. Todo proceso a nivel embrionario para la formación de estructuras esta regido por la acción de genes específicos, esto ocurre entre la semana 6 y 12 del embarazo. Si estos genes son alterados por factores externos (drogas, alcohol, radiación, etc.) o por particularidades del individuo, por ejemplo un historial de labio leporino en la familia, y ocurre durante ese periodo de tiempo puede afectar el desarrollo normal del proceso y originar la evolución anormal de la estructura en cuestión.

Muchas veces la madre en este tiempo no esta enterada de su embarazo, e inconcientemente consume agentes teratógenos como ciertos medicamentos, por ejemplo antiepilépticos.

La exposición a pesticidas, drogas, fertilizantes y radiación son factores que pueden intervenir en el proceso de formación del paladar y del labio superior.

Para que este se forme en el embrión de cuarta semana, en su vista externa se puede ver que en la cara del embrión se visualizan unas prominencias: llamados procesos, uno es el proceso frontonasal, el mandibular y el maxilar, el frontonasal es único mientras que el mandibular y el maxilar existen dobles, unos derechos y otros izquierdos. Para que se formen la nariz y los labios, las mejillas, es necesario que estos se dirijan hacia la línea media y se unan entre si para formar dichas estructuras. El proceso mandibular dará origen a la mandíbula y al hueso maxilar inferior, además del labio inferior, y el proceso maxilar dará como origen a las mejillas, a las alas de la nariz, y al labio superior. Y el proceso frontonasal la frente, la parte superior de las mejillas, el puente de la nariz y la parte superior de los labios, es en este punto que si no se unen estas formaciones normalmente, quedara mal delimitada la boca y por ende quedara una abertura.

Síntomas de Labio Leporino

Un niño con labio leporino, además de poseer la incorrecta formación del labio superior, puede llegar a tener serios problemas si no es asistido correctamente, entre las afecciones que pueden derivar del labio leporino están:

Problemas de alimentación: Suelen tener problemas importantes a la hora de la lactancia, como cualquier bebe, debe acostumbrarse al acto de succionar, así como también los padres deben aprender a alimentarlos, lo que los hace especiales, es que al tener mal formado el labio superior, y la abertura a veces es demasiado grande, no puede succionar con suficiente fuerza. Para poder lograr que se alimente y crezca satisfactoriamente, existen biberones (mamaderas) especiales para estos bebes. En el caso de que pueda succionar bien y se mantenga en el peso normal y crezca a buen ritmo, no será necesario el uso de biberones especiales. Es muy importante que estos niños asistan al pediatra con regularidad. Los chupetes generalmente para tener un mayor flujo de leche poseen en su extremo un corte en forma de cruz para que el bebe pueda tomar, sin ningún problema, otros requiere que la madre ejerza presión para que la leche salga, dejando cortos periodos de tiempo para que el bebe trague.
Otro problema que puede llegar a aparecer es que ingieren mucho aire, y se debe ayudarlo a eliminar los gases con frecuencia.

Problemas de audición: Algunos niños con labio leporino tienen mal desarrollados los músculos periestafilinos que se encuentran en el paladar y mantienen abierto un pequeño orificio que se encuentra en la nasofaringe, este orificio es la terminación de un conducto, el conducto de Eustaquio, este conducto comunica con el oído y sirve para igualar las presiones del oído con la del ambiente, si esta presión no es normalizada el sonido no puede captarse con normalidad, en estos niños el orificio no queda bien abierto, esto provoca infecciones y perdida de audición. Esto puede ocasionar problemas de aprendizaje, es por eso que es muy importante la visita al otorrinolaringólogo y luego de la intervención quirúrgica visitar al fonoaudiólogo.
Es muy importante que el bebe reciba la leche materna aunque sea en poca cantidad, ya que esta posee anticuerpos que ayudan a prevenir infecciones.

Tratamientos para Labio Leporino

El tratamiento del labio leporino, es quirúrgico y se recomienda hacer la operación lo antes posible, si el labio leporino es leve la operación puede hacerse una sola vez, en cambio si este es más importante, la intervención se hará por etapas. Generalmente se realiza entre los 3 y 9 meses de edad.

La intervención consiste en unir los segmentos que se encuentran separados en el labio superior, y suturarlos con suturas absorbibles y muy finas para que la cicatriz sea menor, mientras el bebe se encuentra bajo anestesia general. 
También es preciso asistir al odontólogo para verificar que sus maxilares estén en correcta posición, sus paladares y los dientes y si es necesario corregirlos.

El tratamiento es prolongado, y puede llevar muchos años, pero el resultado final es muy satisfactorio, y estos niños podrán entablar relaciones, hablar, comer, y mostrarse a los demás como cualquier otro niño.

Es posible que más adelante se requiera de una cirugía estética para cuando el niño es más grande para corregir algunos defectos particulares que pudiesen quedar de operaciones anteriores o pequeños defectos del labio superior.

Prevención

Se ha descubierto que el consumo de acido fólico o folato durante el embarazo, previene un 40% de casos de labio leporino. Solo alcanzar unos 0,4 mg al día para la prevención. Es bien conocido por las madres que también el ácido fólico evita malformaciones del tubo neural como espina bífida. Este se encuentra en vegetales de hojas verdes, legumbres y frutas cítricas. También existen harinas que han sido fortificadas con el acido fólico después del descubrimiento de su participación en la prevención de estas malformaciones congénitas.

Complicaciones de Labio Leporino

Las principales complicaciones del labio leporino son las siguientes:

  • Perdida de audición.
  • Mal alineación de los dientes.
  • Dificultades en el habla y aprendizaje.
  • Caries dentales.

También te puede interesar: Espina bífida, malformación congénita

No hay comentarios

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *