EspecialidadesNutriciónRemedios Naturales

Espirulina

La naturaleza nos provee de fuentes nutritivas y provechosas para la salud; ciertamente muchas de estas fuentes son muy conocidas, sin embargo, existen muchas otras que todavía la gran mayoría de las personas no conocen su existencia y por ende, ignoran el gran valor nutritivo que éstas poseen. Tal es el caso de la espirulina, una microalga de la cual hablaremos el día de hoy, considerada un súper alimento, debido a la gran cantidad de proteínas, vitaminas y nutrientes que aporta al organismo.

Qué es la espirulina

La espirulina es una cianobacteria en forma de espiral, una microalga o alga azul-verduzca con muchas virtudes; considerada un súper alimento debido a su composición rica en hierro, proteínas, vitaminas, minerales, beta-caroteno, oligoelementos, etc.

Cotizar tu próxima cobertura médica

Varios estudios han demostrado la eficiencia de sus propiedades sobre algunas afecciones, así como para evitar la desnutrición y promover la pérdida de peso a base de un suplemento en la dieta.

Cómo tomar la espirulina

Los datos registrados acerca de cómo tomar la espirulina en los alimentos, son insuficientes para sugerir una dosis terapéutica. No obstante, en ensayos clínicos, la dosis varió de 1 a 5 g, dos o tres veces al día para tratar algunas afecciones de la salud. En todo caso, es aconsejable aumentar la dosis de espirulina gradualmente de 1 gramo por día, cada 2 días, para llegar a una dosis máxima de 5 gramos al día.

Para conseguir satisfactoriamente una pérdida de peso con espirulina, lo recomendable son 200 miligramos de tabletas de espirulina en los alimentos tres veces al día.

Para efectos alimenticios o nutritivos, la espirulina se puede ingerir en forma de suplemento en la dieta ya sea en cápsulas o en forma de polvo, siendo esta última, la opción más viable porque es pura y aporta una mejor nutrición.

Las escamas de espirulina se pueden espolvorear sobre el yogur, té o incluso en la comida. Aquí la imaginación puede jugar un papel importante y terminar transformando platos sencillos de recetas originales como una ensalada con una vinagreta de espirulina. También pueden prepararse suculentas tartaletas de salmón y espirulina.

Es posible obtener las vitaminas, minerales y nutrientes de la espirulina en forma cruda, con tan sólo combinarlo con, un batido o jugo natural.

La espirulina tiene una disponibilidad significativa, ya que puede consumirse fresca, seca o en tabletas y no necesariamente tiene que ser cocida o procesada con los alimentos. De hecho, el sistema digestivo necesita hacer muy poco esfuerzo para aprovechar las vitamina B, minerales y nutrientes que componen la espirulina.

Lee también: Todo sobre los nutrientes

Composición nutricional

Nutricionalmente hablando, la espirulina es una mina de oro, contiene una gran cantidad de vitaminas, minerales, proteínas y nutrientes en general en un volumen muy pequeño, y en contraste, posee una carga calórica muy baja, es decir, poca grasa y sin hidratos de carbono. Lo cual la hace muy atractiva para la pérdida de peso.

Proteínas

En el caso de las proteínas de alta calidad, su aporte va de 55% a 70%, o lo que es igual, de 2,5 g a 3,5 g de proteínas por 5 g de polvo, el doble de la soja y tres veces más de lo que contienen otros alimentos como la carne o el pescado.

Carotenoides

Esta alga es una fuente excepcional de carotenoides variadas: beta caroteno, criptoxantina, luteína, zeaxantina, etc. alrededor de 22 mg / 5 g. En particular, proporciona una cantidad astronómica de betacaroteno, de 12,000 IU a 25,000 IU por 5 g de polvo, 30 veces más que en las zanahorias.

Minerales

La spirulina es una excelente fuente de minerales, especialmente en hierro, que contiene de 3 mg a 8 mg por 5 g, así como de magnesio y zinc.

Ácidos grasos esenciales

contiene una cantidad apreciable de ácido gamma-linolénico (de 40 a 50 mg / 5 g), un ácido graso insaturado de la familia omega 3 y 6.

Antioxidante

La espirulina es rica en ficocianina, el único pigmento azul natural que se puede usar como colorante para alimentos y al que se le atribuye una actividad antioxidante significativa.

Vitaminas

La spirulina también tiene una concentración muy alta de vitamina B (B1, B2, B5, B6, B12).

Propiedades y usos de la espirulina

La composición nutricional de esta alga, principalmente en proteínas y vitamina B, nos da una idea de la gran cantidad de propiedades que tiene la espirulina y que hacen aportes importantes de beneficios para la salud. Estos son los más relevantes.

Combate la desnutrición

Gracias a su gran carga de nutrientes, principalmente las proteínas para el desarrollo muscular, especialistas aseguran que un suplemento de espirulina en la dieta, aporta beneficios para combatir casos de desnutrición.

Propiedades antioxidantes

La espirulina es un poderoso antioxidante que limita el envejecimiento; también actúa como un anticancerígeno preventivo. Adicionalmente, la espirulina desintoxica el cuerpo de contaminantes, radiación dañina y metales pesados.

Beneficios sobre el sistema inmunológico

La espirulina tiene la capacidad de estimular las defensas inmunes al aumentar la producción de anticuerpos y linfocitos. Por lo provee al organismo de beneficios contra enfermedades e infecciones.

Aporta beneficios contra el estrés y la depresión

Esta alga puede reducir significativamente el estrés y la ansiedad equilibrando el sistema nervioso y promoviendo el bienestar general. La espirulina reduce además, la depresión y el insomnio, por lo que ayuda a restaurar las horas de sueño.

Favorece la memoria

Al tomar espirulina, con su alto valor en vitamina B, los problemas de memoria disminuyen y la concentración mejora considerablemente; beneficios que se traducen en calidad de vida.

Propiedades para el cabello, la piel y uñas

El alga tiene una acción protectora sobre la piel que le aporta luminosidad. La spirulina además, ayuda a fortificar las uñas y el cabello. Además, la espirulina promueve fuertemente la curación y la cicatrización de heridas superficiales.

También te puede interesar: Canas, ¿por qué aparecen y cómo combatirlas?

Regula el colesterol

Ingerir 4 g de espirulina por día, puede disminuir la tasa de colesterol malo (LDL), así como  los triglicéridos en la sangre en un 30%. Por otro lado aumenta el colesterol bueno (HDL), por lo que es bueno para combatir las enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2, problemas cardiovasculares y a reducir la glucosa en la sangre

Propiedades antipiréticas y analgésicas

El fitoquineno y el betacaroteno contenidos en estas algas de espirulina, tiene una acción antiinflamatoria, lo que ayuda a reducir el dolor.

Regula las reglas y menopausia

En el caso de periodos dolorosos y reglas abundantes, disminuyen con la ingesta regular de espirulina. Así mismo, reduce los síntomas indeseables de la etapa de la menopausia.

Propiedades para bajar de peso

Esta alga a través de un suplemento en la dieta, favorece considerablemente la pérdida de peso, gracias a la poca carga calórica que posee.

Disminuye la fatiga

Los atletas que han consumido al menos 6 g al día de espirulina durante 4 semanas, han experimentado una disminución de la fatiga, efectos protectores y antioxidantes en la salud, gracias al gran aporte de vitamina B y minerales.

Otras propiedades de la espirulina

Las propiedades medicinales de la spirulina ayudan a limpiar la flora intestinal y a calmar la sensación de hambre al regular el apetito.

Adicional a todas las propiedades, la espirulina también tiene en la cocina un protagonismo, especialmente en el área de los postres. Los pasteleros utilizan la espirulina por la ficocianina, un pigmento azul y natural que hace posible elaborar hermosos y nutritivos pasteles azules con un gran aporte de antioxidantes.

Conoce también qué es el estreñimiento

Efectos secundarios de la espirulina

El consumo de espirulina a altas dosis o más de 10 gramos por día, puede causar algunos efectos secundarios temporales.

Los principales estudios han encontrado la presencia de trastornos digestivos, tales como: estreñimiento, diarrea, dolor abdominal, etc.

También se han presentado casos excepcionales de problemas renales y hepáticos durante el consumo muy alto de espirulina.

Es recomendable aumentar gradualmente las dosis de espirulina, de 1 g cada dos días, sin exceder los 5 gramos por día en los alimentos. Si aun así se producen efectos secundarios, se debe comenzar a disminuir la dosis gradualmente de 1 g diario.

Contraindicaciones de la espirulina

  • Esta alga de spirulina está contraindicada en caso de enfermedades autoinmunes, tales como: artritis reumatoide, esclerosis múltiple, etc.
  • Está contraindicada su ingesta para mujeres embarazadas y lactantes.
  • Si hay fiebre o alergia a las algas, no se debe consumir espirulina.
  • Las personas con fenilcetonuria no deben consumir esta alga de spirulina.

Algunas recomendaciones

Lo ideal es consumir espirulina de forma fresca ya que algunos de los nutrientes se pierden durante el proceso de secado. Desafortunadamente, es bastante difícil de encontrar y sólo se puede conservar de 3 a 4 días en la nevera.

Esta alga acumula metales pesados, por lo que es conveniente elegir espirulina sembrada en áreas de cultivo controlado.

Preferiblemente, es mejor no tomar espirulina en la noche con los alimentos, porque tiene efectos estimulantes.

Si bien es cierto que la espirulina actúa eficientemente para bajar de peso, no es recomendable abusar como alimento o suplemento en la dieta, ya que puede provocar efectos secundarios indeseables.

Tal como hemos podido ver, los beneficios que aporta el consumo de espirulina a la salud son realmente fantásticos, por lo que bien vale la pena, investigar acerca de su distribución en su forma más pura, y así fomentar el consumo en nuestra sociedad de esta maravillosa alga.

Te invitamos a leer también, la siesta y sus efectos sobre la salud.

No hay comentarios

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *